Alcaldes de México, un proyecto exitoso

La clave del éxito ha sido ejercer un periodismo especializado que busca el punto de vista de los expertos y de los protagonistas del acontecer local, con el fin de explicar los sucesos municipales, así como las mejores prácticas de gobierno de manera apartidista

 

El año 2009 quedó grabado en la memoria de los mexicanos. Fue el año de la epidemia del virus AH1N1, la tragedia de la guardería ABC, en Sonora, y la muerte del narcotraficante Arturo Beltrán Leyva, por mencionar algunos de los hechos más relevantes que ocuparon la atención de los medios y de toda la sociedad.

En ese año de altos y bajos en la vida nacional, marcado también por las secuelas de la crisis financiera que en 2008 sacudió a las economías del mundo, la revista Alcaldes de México publicó su primer número.

Nació como una publicación bimestral “que busca contribuir al necesario debate de las ideas para coadyuvar a la consolidación democrática en nuestro país. Con eso en mente, Alcaldes de México propone como mirador de la realidad nacional un ámbito fundamental de la vida del país, aunque poco atendido por las publicaciones especializadas: la esfera de lo local o lo municipal”, se lee en la Antesala del número 1, el artículo editorial de esta casa que desde entonces ha sido un escaparate a través del cual los editores presentan al público lector los contenidos de cada número, pero también para expresar su punto de vista en torno a la realidad del país.

La portada de ese primer número muestra, como la famosa canción de Led Zeppelin, una escalera al cielo y los balazos reflejan ya un muestrario de los temas que la revista abordaría de manera constante, y que van desde procesos electorales hasta consejos para mejorar la gestión municipal, pasando por entrevistas con protagonistas de la vida municipal y estatal.

Hasta ese entonces, no existía en el panorama de los medios periodísticos especializados una publicación que abordara la problemática de municipios y estados, proporcionara información útil y presentara soluciones al alcance de gobiernos como lo hace Alcaldes de México: de manera propositiva, plural, independiente y, sobre todo, apartidista.

El acontecer municipal era un universo poco explorado. Las publicaciones que hasta entonces habían surgido en torno a estas temáticas eran, en su mayoría, herramientas de difusión de asociaciones municipalistas que, si bien daban a conocer temas de interés para las administraciones locales, lo hacían desde la perspectiva de dichas organizaciones, de tal manera que no cubrían el amplio espectro que conforma al municipalismo.

TESTIGOS DEL CAMBIO

Una de las principales motivaciones por las que surgió Alcaldes de México es comprender el acontecer de la vida municipal en toda su complejidad, de tal manera que presidentes municipales, regidores, síndicos, directores de área, académicos, empresarios, representantes de la sociedad civil organizada, defensores de derechos humanos, líderes sociales, entre otros, se convirtieron en fuentes de información obligada para el trabajo periodístico de la revista.

Si bien el municipio es el orden de gobierno más cercano a los ciudadanos, el marco legal que determina sus facultades y sus alcances ha sufrido diversos cambios a lo largo de la historia del país para consolidar ese rasgo de las administraciones municipales. La importancia de dichos cambios y su impacto en la vida social, política y económica del país ha sido abordada de manera sistemática en las páginas de Alcaldes de México.

Cabe recordar que en 1933 se estableció en el Artículo 115 constitucional el principio de no reelección de los ayuntamientos. Dicho artículo no volvió a ser modificado sino hasta 1976, cuando los estados y municipios fueron facultados para legislar en materia de planeación y ordenamiento de los asentamientos humanos y conurbaciones de su competencia. Un año después se introdujo el principio de representación proporcional en la elección de los ayuntamientos con una población mayor a 300 mil habitantes.

En 1983, una serie de reformas otorgó más libertad política, económica, administrativa y de gobierno a los municipios al permitirles, entre otras cosas, celebrar convenios con los estados para que éstos pudieran asumir funciones relacionadas con sus atribuciones; expedir bandos de policía y buen gobierno; percibir contribuciones sobre propiedad inmobiliaria, participaciones federales e ingresos derivados de la prestación de servicios públicos. Asimismo, se les permitió tener a su cargo la prestación de servicios, con el concurso de los estados.

A finales de 1999, una nueva reforma al 115 constitucional eliminó el concurso de las entidades federativas en el catálogo de competencias exclusivas de los municipios. Entre 2000 y 2016, las reformas contemplaron la disposición de la policía preventiva al mando del presidente municipal en los términos de las leyes de seguridad estatales, así como la aprobación de las leyes de ingresos de los municipios y la fiscalización de sus cuentas públicas por parte de las legislaturas estatales, además de la aprobación de presupuestos municipales con base en los ingresos disponibles de los ayuntamientos, incluyendo en los mismos los tabuladores de remuneraciones de sus empleados.

En 2014, en el marco de la Reforma Política, se decretó que las constituciones de los estados establecieran la elección consecutiva para el mismo cargo de presidentes municipales, regidores y síndicos, por un periodo adicional. Esta reforma se vio materializada en los comicios del pasado 1o de julio, en los que alcaldes de diversas regiones del país consiguieron la reelección en las urnas.

Las reglas con las que los presidentes municipales pudieran realizar campañas para pretender ganar una elección fueron determinadas por los organismos públicos locales electorales (OPLE) de cada estado, razón por la cual los procesos y mecanismos para acceder a las campañas de reelección fueron diferentes entre estados.

Un caso singular fue el de Coahuila, donde los entonces presidentes municipales que compitieron para una reelección no se vieron obligados a dejar el cargo y pudieron hacer campaña en funciones, con la única condicionante de que la campaña la realizaran en horario no laboral, que cabe mencionar, es fijado por el cabildo de cada municipalidad.

A través de reportajes, entrevistas y artículos de opinión de reconocidos expertos, Alcaldes de México plasmó en sus páginas el desarrollo de la Reforma Política y los alcances que ha tenido, especialmente en lo concerniente a estados y municipios.

En este número 100, por ejemplo, mostramos la fotografía de la transformación de la geografía política nacional, cómo cambiarán los colores de las fuerzas políticas dominantes en estados y municipios después de los comicios. En el pasado proceso electoral del 1o de julio, pretendían la reelección 320 presidentes municipales en 23 estados, de los cuales sólo 188 lograron convencer al electorado y aseguraron su permanencia en la alcaldía durante un periodo más.

Si bien la alternancia política inició en los municipios, continuó en los gobiernos estatales y se consagró con la llegada del Partido Acción Nacional (PAN) a la Presidencia de la República el 1° de diciembre del año 2000, cuando por primera vez en más siete décadas, el candidato electo de un partido distinto al Revolucionario Institucional (PRI) rendía protesta como presidente del país, para entonces la transición ya no era una novedad, pues los mexicanos habían experimentado el cambio de partidos en el poder, a nivel local, desde hacía más de dos décadas.

Hoy, a casi 20 años de la llegada, por primera vez, de otro partido a Los Pinos, la transición en el orden de Gobierno Federal inaugura otra época para el país, y comienza a verse como algo más natural en la vida democrática. Asimismo, la reelección de presidentes municipales es ya un hecho, y lo que comenzamos a analizar a través de nuestros contenidos como posibles cambios en el panorama democrático, hoy es algo a lo que daremos seguimiento como parte de la realidad local.

DE LO COMPLEJO A LO UTILITARIO

Para Alcaldes de México, la clave del éxito ha sido ejercer un periodismo especializado que busca de manera constante el punto de vista de los expertos en las temáticas que atañen a los municipios, así como a los protagonistas del tercer orden de gobierno, con el fin de conocer y difundir las soluciones a los problemas que todos los días enfrentan los mandatarios locales.

Al tomar el pulso de la vida municipal, día con día encontramos información que señala las fallas y las omisiones de los gobernantes en su actuar, pero también detectamos casos de buenas prácticas que impactan de manera positiva en la vida de los ciudadanos y que, no pocas veces, contribuyen a hacer más eficiente la administración de los municipios.

Quienes leen Alcaldes de México son hombres y mujeres líderes, políticos y servidores públicos de municipios, estados y Federación, con influencia en la toma de decisiones y en el ejercicio de gobierno. Hacer de su entendimiento lo que acontece en la esfera de la vida pública local es de importancia para orientar esas decisiones por cauces que den resultados positivos para la sociedad.

Asimismo, la revista es un medio de referencia para líderes de empresas nacionales y extranjeras, así como proveedores de gobierno, académicos y cualquier persona que esté interesada en temas de municipios y estados.

Otra de las principales motivaciones de Alcaldes de México es dar a conocer el potencial que cada municipio tiene para desarrollarse y, a partir de ello, contribuir a reforzar un vínculo de información entre gobiernos locales y empresas que buscan dónde invertir.

El resultado obtenido ha sido satisfactorio; de la mano de municipios, estados y empresas, se ha creado un espacio de comunicación en el que la temática local es la protagonista, siempre acompañada de una óptica propositiva y plural.

Al nacer, Alcaldes de México se trazó como objetivo ser una herramienta que acerque a los gobiernos locales información útil para mejorar su gestión, y en ese afán nos hemos ocupado de describir esquemas alternos y poco conocidos a los que los municipios y estados pueden recurrir en materia de financiamiento, actualización tecnológica, construcción de obra pública, ahorro de energía y hasta remodelación de monumentos históricos.

Los proyectos turísticos que estados y municipios desarrollan o planean, los programas de responsabilidad social que las empresas ejecutan con un impacto notorio en municipios con escasos recursos, novedosas estrategias de marketing político que tanto candidatos como gobernantes pueden tener a su alcance, así como las experiencias de gobierno más exitosas reconocidas con el Premio a las Mejores Prácticas de Gobiernos Locales que Alcaldes de México otorga cada año, han sido abordados a lo largo de 100 ediciones. Cien peldaños después de nuestro primer número, seguimos subiendo en la escalera.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: