Alianzas, clave para vivienda de primer nivel

En los últimos meses, el Infonavit ha unido esfuerzos con otros organismos en beneficio de los derechohabientes

FOTO: CORTESÍA DE HUGO DE LA ROSA RAMOS/INFONAVIT

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) cumple 46 años con finanzas sanas, mejoras digitales, productos renovados y un plan de crédito atractivo. Además, sigue apoyando a los trabajadores de menores ingresos para que adquieran un hogar.

Entre las acciones que han permitido estos logros destaca el establecimiento de acuerdos de colaboración que han sido fundamentales para posicionar al Instituto en los niveles de eficiencia que hoy lo caracterizan.

El Infonavit busca que sus beneficios trasciendan más allá del sector vivienda; uno de sus objetivos es influir en el ordenamiento del territorio y en el urbanismo; por ello, trabaja de la mano con organismos internacionales como ONU-Hábitat.

Durante 2018, el Infonavit habrá evaluado a 306 ciudades mexicanas con el Índice de Ciudades Prósperas (CPI por sus siglas en inglés), lo que no sólo mantendrá al Instituto como líder global en la materia, sino que permitirá la evaluación de prácticamente la totalidad de los grandes centros poblacionales del país.

Con esta medición se contribuye a mejorar las políticas públicas de las localidades. En suma, este año el Infonavit continuará posicionando a la vivienda como elemento central de la planificación urbana y el desarrollo sostenible y, de acuerdo con David Penchyna Grub, director General del Instituto, mantendrá el liderazgo en el sector con la firme convicción de alinear sus objetivos, planes y programas para mejorar la calidad de vida de los trabajadores, sus familias y comunidades.

Otro de los programas que destaca el directivo es el Mejoravit, un crédito no hipotecario para los derechohabientes que están interesados en reparar su vivienda (pintar, impermeabilizar, cambiar los muebles de la cocina o el baño o hacer arreglos en general). Asimismo, el derechohabiente puede realizar adecuaciones para ampliar la seguridad y capacidad de desplazamiento dentro del hogar.

La tarjeta Mejoravit que se le otorga al solicitante, la puede usar en los comercios autorizados por el Instituto, para la compra de materiales de construcción o artículos relacionados con la remodelación de la vivienda.

El monto de crédito mínimo de dicho instrumento es de 3 mil 920 pesos y el máximo es de 54 mil 885 pesos, en función del salario y del plazo que se seleccione: 12, 18, 24 o 30 meses, sin que éste exceda el 85 por ciento del saldo de la subcuenta de vivienda. El solicitante debe contar con un ahorro mínimo en el saldo de la subcuenta de vivienda de 4,612 pesos, y la tasa de interés es del 16.5 por ciento anual.

JUSTICIA SOCIAL

El Infonavit, junto con la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi) y la Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), pusieron en marcha a nivel nacional Infonavit Tu Propia Obra, lo que, en palabras de David Penchyna, representa un acto de justicia social al apoyar a trabajadores que tienen un terreno para que puedan construir en su propia tierra, ya sea propiedad privada o ejidal. Este producto crediticio es operado desde el Instituto y otorgado por la banca con el fondeo de la SHF, para promover la autoproducción de vivienda asistida, el cual está dirigido a trabajadores que ganan menos de 11 mil 500 pesos.

Para concretar cada uno de los créditos, el Infonavit contará también con la participación de los gobiernos estatales y municipales, además de los Organismos Ejecutores de Obra (OEO), empresas encargadas de la elaboración y ejecución de los proyectos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: