Seguir viendo

AMLO está dentro del metro cuadrado de la gente

El estratega español, que participará en la Cumbre Mundial de Comunicación Política, opina que el López Obrador de la última década ha evolucionado mucho y mantiene gran cercanía con las personas

Antonio Sola.
FOTO: CORTESÍA DE ANTONIO SOLA

Luanda, Angola.- Antonio Sola, quien en 2006 fuera el estratega de una de las campañas más sonadas en la historia de la política mexicana, al facilitar la llegada al gobierno de Felipe Calderón, participará en la XII edición de la Cumbre Mundial de Comunicación Política, que se realizará durante el 6, 7 y 8 de febrero de 2018.

Entrevistado en el inesperado escenario del Aeropuerto Internacional Quatro de Fevereiro, que se ubica en Luanda, en las profundidades del continente africano, Antonio Sola habla de la posición de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) en esta fase de la elección presidencial en México, así como del papel actual de las redes sociales.

A Sola se le recuerda en México por la creación, en 2006, del eslogan “López Obrador, un peligro para México”, el cual contribuyó en forma determinante al triunfo de Calderón Hinojosa, en aquel momento candidato panista a la Presidencia de la República.

Sin embargo, hoy Sola no piensa igual que entonces. “Creo que a México le vendría muy bien un gobierno de izquierda, como el de Andrés Manuel López Obrador, que equilibre la relación con Estados Unidos”, asegura.

La delantera que las encuestas le atribuyen a AMLO para ganar la elección presidencial, el español la atribuye a un descontento generalizado. “México es un polvorín, los fracasos del gobierno del Partido Revolucionario Institucional (PRI), especialmente la decepción de Enrique Peña Nieto y la insatisfacción por el tratamiento del narcotráfico que llevó adelante Felipe Caderón han propiciado que AMLO lidere, de manera consistente en el último año, todas las encuestas, con distancia sólida.”

¿Por qué AMLO escapa a ese descontento generalizado y se coloca en la preferencia del electorado?

“Hace tiempo que existe en México una autodesesperanza aprendida. Toda la ciudadanía cree que aunque vaya a votar todo va a seguir igual, y no pasa sólo a nivel del gobierno central; a nivel regional ocurre lo mismo. Por eso el discurso de outsider de AMLO, que castiga al sistema y se reivindica en las antípodas ideológicas, se transformó en su principal fortaleza.

“La otra es que tiene muchos millones de dólares invertidos en marketing y esto lo ha colocado en una situación absolutamente competitiva. Más allá de eso, también creo que el López Obrador de esta última década ha evolucionado mucho. Es un candidato mucho más racional, está en un proceso de evolución permanente y tiene el plus de que está dentro del metro cuadrado de la gente. Ese metro cuadrado que expresa cercanía, del cual la política está quedando cada vez más lejos. Quienes alcanzan ese perímetro, sin duda tienen un mayor margen de acción en sus liderazgos”.

BANALIZACIÓN DE CONTENIDOS

También en el contexto electoral, y mientras cada vez más consultores y profesionales de la comunicación centran sus estrategias en las nuevas tecnologías, Sola sigue expresando, como hace tiempo, un contrapunto fuerte con el rol de las redes sociales como decisoras del voto efectivo.

Y lo expresa enfáticamente: “Las redes están sobredimensionadas y no son prescriptoras del voto. Es indudable que participan en la construcción del mensaje, amplifican la llegada y participan en la generación de sentimientos, pero los medios tradicionales cumplen con ese papel también. Por eso creo que la capacidad de este instrumento aplicado a las campañas hoy es limitada. Aunque dentro de una próxima etapa, que creo que se impondrá en una década y media, las redes sí serán absolutamente determinantes en la prescripción del voto”.

¿Por qué entonces tantos profesionales sustentan su trabajo en las redes sociales?

“Sólo corresponde decirte que me ha tocado llegar a conducir campañas sumergidas en un caos profundo, a partir de alguna estrategia aplicada pésimamente en redes sociales. En esto hay que ser enfáticos, porque hay mucha mentira, mucha falsedad y una tendencia que crece de sobrevaluar el papel de las redes en el marco de una campaña; el presupuesto que se destina a ese recurso hoy es, en promedio, superior a 20 por ciento. Una salvajada, teniendo en cuenta que no hay estudios creíbles sobre el impacto real de las redes, en la decisión ciudadana de voto.”

El diálogo se interrumpe, Sola atiende una llamada, ofrece disculpas y luego retoma el tópico: “Muchas veces analizamos, junto a mi equipo, el simbolismo de las redes, más allá de su utilidad efectiva. ¿Y sabes a qué conclusión llegamos? La política en nuestras sociedades ha entrado en el cortoplacismo típico de una red social, lo que hoy fue ya no será mañana. Hay una banalización en los contenidos que está construyendo líderes que deciden y gobiernan según lo que indican una serie de sondeos previos.

“Y la realidad es que un líder debe tomar buenas decisiones para su gente, aunque duelan. Por eso digo que no se trata de hacer un tributo al cortoplacismo, sino de cambiar la vida de los demás permanentemente. Las redes, muchas veces, legitiman este cortoplacismo”.

EN FEBRERO, UNA CUMBRE EXPLOSIVA

Antonio Sola ha confirmado su participación en la XII Cumbre Mundial de Comunicación Política, que se realizará en el Hotel Hilton Reforma de la Ciudad de México, del 6 al 8 de Febrero, y que representa la cita más importante del año para el universo del marketing político.

“Será una cumbre explosiva, con una calidad de expositores que va a ubicarla entre las mejores de todas las ediciones. A tan solo cuatro meses de las elecciones de México, vamos a estar discutiendo las últimas tecnologías, el rol de los diferentes canales a través de los cuales comunicamos y las formas de hacer campaña”, destaca el español.

“En esta nueva edición hablaremos de lo que está aportando nuestra industria para construir un mundo mejor. Actualmente, existen los mayores niveles de esa autodesesperanza aprendida que antes comentaba, de frustración de la ciudadanía y de espirales de silencio en las jornadas electorales. Eso nos dice que tenemos que empezar a trabajar en forma urgente”, asegura.

Para Antonio Sola, la comunicación política tiene un rol fundamental en la construcción de mejores sociedades: “Las sorpresas electorales que han ocurrido en los últimos tiempos y no han sido anticipadas por los sistemas de medición, dan muestra de una ciudadanía agotada con el sistema; esas mismas sorpresas deben llevarnos a pensar sobre la clase de políticos que estamos forjando para las próximas décadas, qué tipo de valores son los que van a predominar y qué sociedades queremos construir desde el ámbito del marketing político”.

“Tenemos una gran responsabilidad, y eso nos va a permitir abrir el juego hacia una Cumbre más dinámica que nunca y, sobre todo, en su mayor nivel de generación de contenidos”, concluye.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: