Avanza agenda digital en municipios y estados.

AntenasActualmente el acceso de banda ancha en México es limitado, sin embargo el gobierno federal y los gobiernos estatales trabajan a marchas forzadas para garantizar la expansión de esta tecnología en el país, incluidas las zonas apartadas, ya que para 2015, 55 por ciento de los hogares urbanos y suburbanos deberán estar conectados a esta tecnología, esto de conformidad con las Metas del Milenio.

En este sentido, el director de la consultora Competitive Intelligence Unit (CIU), Ernesto Piedras, señala que el acceso a los servicios de banda ancha en el país son inequitativos debido a problemas de distribución geográfica de las poblaciones, cobertura y poder adquisitivo.

“Si bien la banda ancha ha tenido un crecimiento rápido en los últimos años, aún tiene un fuerte déficit por cubrir, generado por una mala distribución del recurso”, destaca.

De acuerdo con un reporte de la consultora, hasta el segundo trimestre de 2012, en el país había 14.4 millones de conexiones de banda ancha entre servicios fijos y móviles, con una penetración nacional de 12.5 por ciento.

Enfatiza que en general, la oferta de conectividad se encuentra concentrada en las principales poblaciones urbanas del país. Por su parte, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) reporta en su documento Acciones para el Fortalecimiento de la Banda Ancha y las Tecnologías de Información y Comunicaciones, que en las zonas urbanas la disponibilidad de redes de banda ancha es de 87 por ciento, mientras que en las zonas rurales va de 6 a 2 por ciento.

Nuevo IndicadorEl informe detalla que las zonas urbanas alcanzan cobertura de hasta 90 por ciento en ofertas fijas y móviles, no obstante, el acceso a Internet en los hogares es de 30 por ciento. En el caso de las zonas rurales, la cobertura cae hasta 2 por ciento en redes de banda ancha y 42 por ciento en servicios móviles de tercera generación (3G), que soportan acceso a datos en bajas velocidades.

Por otro lado, Adrián Lira, director de operaciones del Instituto Jalisciense de Tecnologías de la Información (Ijalti), comenta que en general los diferentes niveles de gobierno han establecido programas y políticas públicas para mejorar el acceso de la población a las tecnologías de la información y comunicaciones (TIC); pero reconoce que éstas no se han generado a la velocidad que requiere la demanda del país.

Explica que México se suscribió a un compromiso como parte de las Metas para el Desarrollo del Milenio de Naciones Unidas para 2015, el cual manifiesta que 55 por ciento de los hogares urbanos y suburbanos estén conectados a la banda ancha a por lo menos cinco megabits por segundo (Mb/s).

CONECTIVIDAD UNIVERSAL

De acuerdo con la Agenda Digital de la SCT, la penetración de la banda ancha fija y móvil en 2015 será superior a 38 accesos por cada 100 habitantes y la conectividad deberá ser universal antes de finalizar la década. Asimismo, la totalidad de las escuelas de educación básica, centros de salud y oficinas de los tres órdenes de gobierno deberán estar conectados a Internet.

Para lograrlo, la dependencia puso en marcha 76 estrategias para alcanzar los objetivos del Milenio, como la promoción de la inversión en infraestructura en todo el territorio nacional, impulsar la competencia en telecomunicaciones y facilitar el despliegue de las redes, para reducir el precio de los servicios.

Al mismo tiempo, el gobierno se coloca como operador de telecomunicaciones para corregir las “fallas del mercado” y por medio de recursos públicos llevar el servicio a las localidades a las que no llega el capital privado.

Lo anterior a través de dos fideicomisos: el Fondo de Cobertura Social dirigido a comunidades marginadas para poblaciones de 400 a 2,500 habitantes y el Fideicomiso e-México. Asimismo, se ha puesto en marcha una red de alta capacidad, dentro de la infraestructura de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), llamada Red Nacional de Impulso a la Banda Ancha (Niba), que da servicio a las instituciones del Gobierno Federal, estatal y municipal.

Retratos 2

Hasta el primer trimestre de 2012, Niba contaba con 40 puntos de acceso y 41 enlaces con velocidades de 1 a 10 gigabits por segundo (Gb/s), donde ya están conectados los gobiernos de Colima, Distrito Federal, Durango, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Puebla, Sinaloa, Veracruz y Yucatán.

En paralelo, otras entidades federativas trabajan en la construcción de sus propias redes para llevar el acceso a las escuelas públicas, centros de salud, oficinas de gobierno y municipios.

Ernesto Piedras argumenta que la construcción de estas redes se conformó de acuerdo con las necesidades, condiciones y fortalezas de cada estado, estrategias que los municipios pueden replicar para armar su agenda digital y sus líneas de acción.

“Uno de los proyectos más avanzados es el de Jalisco, debido a la fuerte presencia de la industria de TIC y electrónica en el estado, que desde hace tiempo han establecido una visión a futuro para su desarrollo”, detalló Piedras.

E-JALISCO LISTO PARA 2013

Respecto al proyecto de E-Jalisco, detalla Adrián Lira, uno de los principales objetivos es reducir la brecha digital y buscar subir a la banda ancha a 2 millones de jaliscienses más a finales de este año. En 2012 el estado contaba con 2.3 millones de personas conectadas a los servicios de Internet.

Para lograrlo se construye la red estatal bajo una estrategia híbrida que combina las tecnologías de acceso disponibles, Wi Max, Wi Fi y satelital, de acuerdo a las necesidades y condiciones de cada localidad.

en la redEn noviembre de 2012 ya se tenían 6,008 puntos funcionando, de los cuales 84.6 por ciento están en las escuelas y el resto en oficinas de gobierno y de salud, cubriendo los 125 municipios del estado; lo que representa un avance de 75 por ciento.

En la actualidad, adelanta Lira, se afina el proceso para ofrecer conectividad a los municipios para sus palacios y oficinas, donde los alcaldes deben adquirir la infraestructura para bajar la señal, como antenas y otros equipos de conectividad.

Previo a ello, el Instituto y la consultora Propulsar Estrategias realizaron un diagnóstico para conocer la capacidad instalada de las localidades, llamado Indicador de Gobierno Digital Municipal 2011.

De acuerdo con el estudio, el índice informa que 31 de los 125 municipios del estado alcanzaron puntuaciones de 40 a 76 puntos sobre un máximo de 100. Entre éstos destacan Zapopan, Guadalajara y Tlaquepaque.

Como resultado de este análisis describe que se establecieron programas de apoyo para las alcaldías, como cursos sobre cómo establecer políticas públicas, planeación estratégica, marcos lógicos y cómo presentar solicitudes de recursos basados en resultados para que tengan un mayor éxito en la presentación de sus proyectos y obtener los recursos necesarios.

RED DORSAL SONORENSE

En el caso de Sonora, la estrategia surgió como una necesidad de la autoridad estatal, para reducir sus costos en servicios de telecomunicaciones, explica Alejandro Valdés Soto, jefe de la oficina de Innovación Gubernamental del estado.

Al hacer una investigación sobre el consumo de los servicios de TIC se encontró que cada dependencia había negociado su contrato, por lo que existían deficiencias y altos costos por no tener economías de escala.

Ante ello, la primera acción de la administración del gobernador Guillermo Padrés, fue integrar todos los servicios en un solo paquete y consolidar a todas las oficinas estatales en una sola red, por lo que de esta manera el “nodo central” recibe servicios de tres operadores con enlaces de 250 Mb/s cada uno para garantizar el acceso.

Por su potencial y posibilidades, la infraestructura se transformó en una red dorsal estatal y extendió su cobertura hacia los municipios y la ciudadanía.

En 2010 comenzó el despliegue de la red en las 14 alcaldías con mayor concentración poblacional, usando Wi Max, Wi Fi, y enlaces satelitales en las zonas más apartadas, por lo que se proyecta conectar 3,500 puntos para dar cobertura a 100 por ciento de las escuelas públicas, centros de salud, oficinas estatales y cabeceras municipales, y l menos una plaza pública con Wi Fi gratuito en los 72 municipios.

Valdés comenta que los municipios no están obligados a conectarse a la red y los que se conectan deben invertir en la creación de su infraestructura local.

Destaca que los puntos donde más se han concentrado se ubican en las zonas apartadas, donde el servicio comercial es limitado o no existe.

La infraestructura se complementó con la habilitación de trámites electrónicos, como los de la hacienda estatal, que les permite a los alcaldes reducir tiempos y costos en su tramitología por traslados a Hermosillo.

MULTIRED ESTATAL

En cuanto a Colima, indican Lira y Piedras, su agenda digital partió de adecuar su marco normativo al colocar como una garantía Individual el derecho a la Sociedad de la Información y el Conocimiento en su Constitución. Asimismo, el gobierno estatal creó las leyes de Uso de Medios y para el Impulso de la Sociedad de la Información y el Conocimiento.

Por otro lado, en septiembre pasado, Sinaloa arrancó la primera etapa para la construcción de su red estatal para conectar 190 puntos en 75 comunidades y consolidar en una sola infraestructura los servicios de TIC del gobierno.

Dicha integración le permitirá a la administración generar ahorros anuales por 15.1 millones de pesos (mdp) en teléfono, Internet y viáticos, declaró en su arranque el gobernador Mario López.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: