Blockchain, ¿una solución a la corrupción?

El blockchain se puede definir como “un libro de cuentas en el que los registros (las cadenas de bloques) están enlazados y cifrados para proteger la seguridad de las transacciones”, ya sea dinero o datos. Esta tecnología puede utilizarse como una base de datos segura para realizar cualquier clase de intercambios porque impide que las operaciones en línea puedan copiarse o duplicarse sin autorización de todos los bloques.

Es una tecnología ideal para utilizarse en la administración pública por:

• La certeza de que los datos originales no pueden ser modificados sin la aprobación de todos los participantes en la cadena

• No es necesario un tercero confiable (notario, por ejemplo)

• Permite rastrear todas las transacciones ocurridas en una base de información

• Validar y confirmar los intercambios de información a bajo costo

• Se pueden vincular los datos originales de un contrato con las transacciones realizadas • Pueden utilizarse tecnologías reconocidas como estándares que al mismo tiempo son abiertas

Uso en el mundo

El uso de esta herramienta en asuntos públicos no es nuevo: la Organización de las Naciones Unidas (ONU) planea utilizarla para proporcionar identificación legal a alrededor de mil millones de personas en el mundo que no poseen documentos oficiales y no pueden insertarse en los países donde se han refugiado.

La república de Estonia es un ejemplo paradigmático del uso de blockchain en gobierno con la implantación de la Residencia Virtual o e-Residencia en 2014 y la figura de e-Residente.

Las personas con la e-Residencia estonia pueden firmar, verificar y cifrar documentos, así como contratos de forma digital, con los cuales puede establecer una empresa en línea en ese país, en apenas 24 horas.

Aplicaciones en el ámbito nacional

En México, la iniciativa Blockchain HACKMX, impulsada por la coordinación de la Estrategia Digital Nacional del Gobierno Federal, se propone crear un sistema de contrataciones basado en el uso de blockchain y en el Estándar de Adjudicaciones Abiertas del Gobierno Federal. Este sistema integrará todas las etapas del proceso de contrataciones públicas gubernamentales: planeación, licitación, implementación, adjudicación y contratación y agregará una sexta fase: evaluación.

Dicha iniciativa ganó el 3er lugar en el World Virtual GovHack del World Government Summit realizado en Dubai en febrero de 2018, y su modelo de gobernanza fue sometido a consulta pública entre agosto y septiembre del mismo año. A fines de julio de 2018, Yolanda Martínez, Coordinadora de la Estrategia Digital Nacional, anunció que en agosto se ejecutaría la primera licitación sobre una red blockchain en México y que también se presentaría el modelo de gobernanza de esta red, sin embargo, al momento de escribir este artículo, ninguno de los dos anuncios se había cumplido.

La iniciativa de Ley Orgánica de la Administración Pública Federal, de octubre de 2018, propone que “la oficina de la Presidencia defina las políticas en materia de gobierno digital, de gobierno abierto y datos abiertos”. Esperemos que a pesar de estos cambios, los avances en el uso del blockchain en la administración pública se mantengan e incrementen.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: