Cabildo y alcalde: Balance ideal

PlanosPara aumentar la eficiencia en los gobiernos municipales, que derive en un mayor bienestar de la población, es fundamental establecer una relación de mutuo acuerdo y equilibrio de poderes entre el cabildo y la presidencia municipal. De esta forma será posible terminar con vicios y conflictos entre ambas figuras — que datan desde la época virreinal—, y dar paso a una mejor forma de gobernanza.

Los 2,441 municipios que existen en el país presentan similitudes y diferencias en la forma de administrarse, pero finalmente es el alcalde el encargado de velar por los intereses de la población.

Francisco Salazar, investigador del Departamento de Sociología de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) Campus Azcapotzalco, explica que el municipio es un factor fundamental de poderes en México, y el ayuntamiento es la autoridad encargada de las gestiones administrativas, civiles e incluso policiacas; en tanto que los regidores y los síndicos conforman el cabildo.

“Pero lo más importante de todo esto es que la función de cada uno de ellos debe ser la de beneficiar a la sociedad y tratar de ofrecer servicios de acuerdo a lo que los pobladores de dichas entidades vayan requiriendo. Es decir, establecer relaciones que busquen el bien de la población”, comenta.

Aunque, hoy en día, por aspectos de división geográfica y cuestiones político-administrativas, el cabildo se encuentra limitado por injerencias externas, como pueden ser las disposiciones del mismo gobernador de cada estado, provocando así restricciones económicas en los recursos, indica.

“La autonomía de cada cabildo va dependiendo de cada municipio. Por ejemplo, no es lo mismo Baja California, donde solamente hay cinco ayuntamientos, a diferencia de los 570 municipios que hay en Oaxaca, incluso en algunos estados no se les llama municipios sino delegaciones”, comenta Salazar.

Además, advierte que en este tema existen vicios “enormes” desde la época de la Colonia, como son el control corporativo de integración subordinada y la no participación real de la ciudadanía en los asuntos del ayuntamiento. “Muchos vicios que hay que tratar de cambiar.”

“La pregunta es: ¿cómo hacerlo? Opino que la única forma real es proporcionarle mayor eficacia a los ayuntamientos y mayor autonomía a los cabildos”, añade el experto. Y sobre todo, que exista una relación de mutuo acuerdo entre el cabildo y la presidencia municipal, pero sin que ésta llegue al punto en que no se cuestionen en absoluto las propuestas de los alcaldes, declara el investigador.

OBJETIVO Y CORDIALIDAD

Marcelino RojasSin duda la relación entre el presidente municipal y los cabildos debe ser lo más cercana y cordial, pero sobre todo basada en el objetivo principal de cuidar a la ciudadanía, pues sólo así es como se podrán detonar los proyectos que signifiquen un bienestar para la población, opina al respecto Marcelino Rojas Flores, presidente municipal de Tizayuca Hidalgo.

“Afortunadamente en nuestro municipio esto no es problema, pues la relación entre el cabildo y la presidencia municipal es muy buena, lo que deriva en que, desde hace un par de años que empezó a trabajar esta administración, todos los proyectos presentados por el alcalde han sido aprobados por unanimidad.”

Otro de los beneficios actuales, añade, es que en Tizayuca entró en vigencia una nueva ley orgánica municipal que establece facultades para que el alcalde pueda suscribir convenios o contratos sin la autorización de la asamblea municipal.

Sobre esto, el edil agrega: “Creo que es algo muy importante, porque el crecimiento de un pueblo no puede estar a expensas de la voluntad, de que le caigamos bien o mal, o de la capacidad o incapacidad de una persona o de un regidor. Hoy celebro con gusto que la ley nos faculte para realizar algunas acciones”. Es importante mencionar que todavía hay tareas que dependen del cabildo, sobre todo las que tienen que ver con los presupuestos, ya que deben ser autorizadas por la mayoría de éste, aclara.

Rojas Flores expone que un ejemplo de las acciones que ambas autoridades pueden acordar y que benefician a la población son los llamados “consejos de colaboración”, propuestos por el municipio de Tizayuca.

A través de éstos se proporciona asesoría a los ciudadanos para que se organicen y defiendan sus derechos; se les instruye sobre cómo deben trabajar y manejar la normatividad para gestionar asuntos de interés de la población en general. Es un proyecto que está dando muchos beneficios y que el gobierno del estado espera implementar en los 83 municipios de Hidalgo.

Maribel RojasEn Tizayuca la relación entre el cabildo y el presidente municipal ha permitido que desde el inicio de la administración, todas las propuestas se hayan aprobado, la mayor parte por unanimidad o por mayoría. La cordialidad entre los poderes municipales es lo más importante, dado que anteriormente había serios problemas entre ambas partes, pero esta administración ha sido la diferencia, explica Maribel Rojas Medrano, síndico del municipio de Tizayuca.

“Creo que es la primera vez en el municipio que hay una buena relación entre el cabildo y el alcalde, pues ambos estamos de acuerdo en que trabajando en conjunto todos salimos ganando, y sobre todo la sociedad, pues siempre estamos de acuerdo en todo lo que beneficie a la comunidad en general”, comenta Rojas Medrano.

Incluso, destaca que prácticamente 100 por ciento de las propuestas del alcalde han sido aprobadas por unanimidad o por mayoría de votos, con un cabildo que está compuesto por 15 regidores y dos síndicos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: