Casas de empeño aliadas contra la delincuencia

Publicado Por

 

Como una forma eficaz de evitar que los criminales hagan mal uso de los establecimientos prendarios, algunos gobiernos han tomado medidas positivas, como la firma de convenios de colaboración con las empresas serias del ramo

 

escobedo

César Robles Aroche, director Jurídico de First Cash México; Peter Watson, vicepresidente Senior de Relaciones Gubernamentales y Cumplimiento; Clara Luz Flores Carrales, alcaldesa de Escobedo, Nuevo León; Andrés Mijes Llovera, secretario del Ayuntamiento.

De acuerdo con información de First Cash, la casa de empeño más grande a nivel mundial, fundada en Arlington, Texas, en 1988 y que cuenta con 919 sucursales en México, los negocios serios y legalmente establecidos sufren considerables pérdidas económicas y dañan su reputación —que también es uno de sus activos— cuando son engañados por delincuentes que pretenden hacer mal uso de estas empresas.

Peter Watson, vicepresidente Senior de Relaciones Gubernamentales y Cumplimiento de First Cash, explica que en los últimos años esta empresa ha establecido alianzas con los gobiernos municipales en los que tiene presencia para llevar a cabo convenios de colaboración que garanticen la legalidad y seguridad de los clientes y de las sucursales.

En junio de este año, First Cash signó uno de estos convenios con el municipio de Escobedo, Nuevo León, el cual contempla la creación de enlaces entre personal de dicha casa de empeño y representantes de la fiscalía estatal, así como del ayuntamiento, que permitan entablar una óptima comunicación, cooperación y entendimiento, de manera que se agilice la integración de investigaciones.

“Acciones como ésta se suman a las medidas que la presente administración ha ejecutado en respuesta al reclamo ciudadano de mejorar las condiciones de seguridad de Escobedo, lo cual ha sido siempre una de las prioridades de mi gestión”, aseguró Clara Luz Flores Carrales, alcaldesa de este municipio durante la firma del acuerdo.

El acuerdo facilitará que aumente la efectividad en las investigaciones y que sea más rápida la detención de los delincuentes, así como la recuperación de una prenda, a través de una línea de comunicación directa entre los establecimientos y las autoridades municipales, con el apoyo de sistemas de seguridad.

La edil explicó que, con este convenio, el municipio también estará en condiciones de intercambiar información con la casa de empeño para capturar a posibles delincuentes.

“Es gracias a la estrecha colaboración con la autoridades, que hemos conseguido resultados efectivos contra la delincuencia. Hemos comprobado que cuando empresas, sociedad civil y gobierno sumamos esfuerzos los resultados son más eficaces. Somos los primeros interesados en erradicar la mercancía de origen ilícito de nuestras sucursales”, asegura Peter Watson.

Dichos convenios cumplen también con un papel de prevención ya que desalientan a los delincuentes que pretenden llevar a empeñar mercancía robada, pues las posibilidades de que sean atrapados aumentan.

“Empresas como First Cash invierten tiempo y recursos en capacitar a su personal para evitar al máximo que esto suceda. Asimismo, ponen en marcha mecanismos de seguridad siguen un protocolo de requisitos, conservan copias electrónicas de la identificación con fotografía y huella digital de cada usuario como la credencial de elector”, explica un documento elaborado por esta casa de empeño.

“Hemos firmado convenios también con Chihuahua, Morelos, Tepic, Nayarit, Coahuila y Baja California Sur. Estamos seguros que Escobedo será también un caso de éxito en donde se mejorará la seguridad y la tranquilidad de los pobladores del municipio. Esperamos que otros ayuntamientos se sumen a estos esfuerzos”, expuso el directivo después de la creación del acuerdo con dicho municipio.

APOYO VALIOSO

Desde tiempos inmemoriales, en México las casas de empeño han representado una forma de financiamiento accesible a la población, que dinamiza la economía, de varios sectores, especialmente los que no tiene acceso a servicios bancarios. El método es simple: el usuario acude con un artículo al establecimiento donde se realiza un avalúo de la prenda y recibe en préstamo una cantidad de dinero con base en el valor calculado. Posteriormente, el prenda-habiente puede pagar el préstamo y recuperar el bien; solicitar un refrendo, es decir, extender el plazo mediante el pago de los intereses, o pagar el crédito “en especie”, lo que significa que la empresa comercializará la prenda para recuperar el efectivo que prestó. Esta última opción ha generado un mito: que a las casas de empeño les conviene aceptar mercancía robada porque de ahí obtienen la mayor parte de sus ganancias. De acuerdo con datos de la Asociación Mexicana de Empresas de Servicios Prendarios (Amespre) el 80 por ciento de las personas recuperan su prenda.

Peter Watson explica que First Cash opera en México con los mismos están dares de calidad, buenas prácticas y control de seguridad que se aplican en Estados Unidos para evitar al máximo que en sus sucursales se empeñen objetos robados.

Asimismo, refiere que en estados como Chihuahua se ha demostrado la eficacia de la colaboración entre las casas de empeño y la policía local. De acuerdo con la Fiscalía Especializada en Investigación y Persecución del Delito en la zona centro del estado de Chihuahua, cerca de 30 por ciento de los casos de investigación se han resuelto con apoyo de la base de datos de First Cash.

Este trabajo conjunto ha facilitado los trabajos de inteligencia de la fiscalía en cuanto al seguimiento de datos de imputados, que han llevado a la captura de varios delincuentes. “No somos el enemigo a vencer, por el contrario podemos ser el brazo derecho de las autoridades”, sostiene Peter Watson.

En conjunto con la Amespre, a la que pertenece First Cash, se han llevado a cabo convenios de colaboración con la procuraduría de justicia y con la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de la Ciudad de México, y con las procuradurías de los estados de Guanajuato, Oaxaca y Veracruz. Además, está en proceso de signar convenios con las procuradurías de Baja California, Chiapas, Tamaulipas, Quintana Roo, Michoacán, Puebla y Coahuila.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: