Chihuahua y Juárez, las ciudades más violentas

Publicado Por

Ciudadanía amenzadaEl crecimiento de las actividades delictivas ha afectado de manera desigual a las entidades federativas y ciudades del país, lo que se refleja en las estadísticas que organizaciones de la sociedad civil han elaborado acerca de la inseguridad pública, como podemos ver a continuación.

A finales de 2009, el Instituto Ciudadano de Estudios Sobre Inseguridad (ICESI) presentó su Sexta Encuesta Nacional Sobre Inseguridad, la que realizó a nivel nacional y estatal, considerando varias de las principales zonas metropolitanas del país.

La encuesta captó los delitos del fuero común, que constituyen alrededor de 95 por ciento de los que se cometen. El organismo también indica que esta encuesta recogió las experiencias de victimización —ciudadanos que declaran haber sido objeto de algún delito aunque no lo hayan denunciado— ocurridas en 2008.

Las 14 zonas urbanas en las que fue recogida la información son las siguientes: Acapulco, Guerrero; Cancún, Quintana Roo; Ciudad Juárez y Chihuahua, Chihuahua; Cuernavaca, Morelos; Culiacán, Sinaloa; Distrito Federal, y Guadalajara, Jalisco.

También fueron registrados los datos de Monterrey, Nuevo León; Mexicali y Tijuana, Baja California; Oaxaca, Oaxaca; Toluca y la zona conurbada del Distrito Federal perteneciente al Estado de México.

¡AY, CHIHUAHUA!

La encuesta muestra que las cinco zonas urbanas con mayor porcentaje de personas víctimas de delitos son las siguientes: Chihuahua, con 20 por ciento; Distrito Federal y Mexicali, 19; Tijuana, con 17, y Cancún con 16 por ciento.

De esas ciudades, sólo en Chihuahua se registró un aumento significativo del porcentaje de personas de 18 años o más que han sido víctimas de un delito: entre 2005 y 2008 prácticamente se duplicó, ya que pasó de 10 a 20 por ciento.

Otro dato importante es el del porcentaje de población que considera que su ciudad se ubica en una entidad insegura. Los primeros lugares son ocupados por Chihuahua, con 87 por ciento; le siguen Ciudad Juárez con 86, Distrito Federal con 85, Acapulco con 84 y Culiacán con 81 por ciento.

Los municipios urbanos con mayores percepciones de inseguridad entre sus habitantes son los siguientes: en Chihuahua y Ciudad Juárez, 82 por ciento de su población los considera inseguros; Acapulco y Culiacán 78, y Tijuana 77 por ciento.

Sobre el desempeño de las policías municipales, en una escala del 0 al 10 —donde 10 es la máxima calificación—, la policía municipal obtuvo una calificación de 5.1, mientras que la policía de tránsito de sólo 4.6 puntos. Por su parte los agentes del Ministerio Público locales tuvieron 4.8, y la policía judicial o ministerial estatal 5 puntos. Con más de un punto arriba se ubican las policías federales.

MAYOR IMPUNIDAD

Estados inseguros

Los porcentajes de los delitos que más se cometieron en estas zonas urbanas fueron los siguientes: robo a transeúnte, 42; robo parcial de vehículo, 25; extorsión, 7; otros robos, 6, y robo total de vehículo y a casa habitación, 5 cada uno.

Un dato preocupante que presenta el ICESI es que los delitos con averiguación previa han ido bajando paulatinamente en los años recientes: en 2004 fue de 20 por ciento, al año siguiente disminuyó a 19 y en 2008 sólo alcanzó 14, lo que arroja una cifra negra de 86 por ciento. Las principales razones de la falta de denuncia fueron: considerarla una pérdida de tiempo, desconfianza de la autoridad y que son trámites engorrosos, entre otros.

Además, según la encuesta sólo 3 por ciento de los delincuentes fueron puestos a disposición de un juez.

El crecimiento de delitos cometidos y la cada vez menor cantidad de denuncias presentadas da una idea del grave problema de impunidad de nuestro sistema de justicia, el que, al igual que el sistema de seguridad, también requiere de reformas para enfrentar a los criminales.

COINCIDENCIAS

Por su parte, el Centro de Investigación para el Desarrollo (CIDAC) presentó en su Índice de Incidencia Delictiva y Violencia 2009 una clasificación de las entidades que más padecen las actividades criminales.

Su índice fue construido con cuatro variables principales: los homicidios, las ejecuciones —asesinatos relacionados presuntamente con el crimen organizado—, el robo de vehículos y el resto de los delitos. Las tres primeras expresan la violencia y presencia del crimen organizado que amenazan la integridad física y patrimonial, mientras que la última hace referencia a los delitos restantes. El Centro advierte que delitos como el secuestro y la violación son difíciles de incluir porque son poco reportados a la autoridad.

Los datos del CIDAC revelan que las seis entidades federativas que tienen el más alto índice delictivo y de violencia son los siguientes: Chihuahua, Baja California, Estado de México, Sinaloa, Distrito Federal y Guerrero.

Debemos destacar que en las clasificaciones que por zona metropolitana presenta el ICESI, y por estado que muestra el CIDAC, podemos encontrar coincidencias destacadas en los primeros lugares de índice delictivo, víctimas del delito y percepción de la inseguridad: tanto la ciudad como el estado de Chihuahua ocupan el primer lugar; en los primeros sitios también podemos encontrar a Baja California (Mexicali y Tijuana), Estado de México (zona conurbada al DF), el Distrito Federal y Guerrero (Acapulco).

Esto enseña que regiones enteras enfrentan el desafío de la delincuencia, para lo que se requieren políticas integrales y coordinadas que rebasan, pero deben incluir, a los municipios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: