Cierran alcaldías por insolvencia

MantaLa situación económica de diversos municipios de México pende de un hilo, ya que miles de trabajadores han sido despedidos y decenas de programas sociales u obras públicas se han postergado hasta nuevo aviso, al grado de que un indeterminado número de presidencias municipales han cerrado o reducido sus actividades al mínimo indispensable.

De Michoacán se conocen los casos de Senguio, Buenaventura y Erongarícuaro —éste último avisó a finales de julio que sólo iban a funcionar las oficinas de la policía, agua potable y el servicio de limpia—. Se estima que una tercera parte de los 113 ayuntamientos del estado enfrenta problemas financieros.

Malabarismo presupuestarioEn el altiplano central del país, Cuernavaca, Morelos, también reporta una situación delicada. En 2009, la deuda pública sumaba 30 millones de pesos (mdp); sin embargo, la actual administración —que comenzó el priista Manuel Martínez Garrigós y que continúa Rogelio Sánchez Gatica—, elevó los pasivos a cerca de 1,500 mdp.

FALTA DE TRANSPARENCIA

Expertos consultados refieren que el quebranto de diversos municipios del país se debe mayoritariamente a los recortes presupuestarios que, año con año, realiza la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), pero también a manejos discrecionales en las alcaldías.

Sin embargo, también perfilan la posible solución, al considerar que los recursos para un eventual rescate financiero de los cabildos pueden obtenerse del Fondo de Estabilización de las Entidades Federativas, del seguro de garantía del Fondo Petrolero y del subejercicio de las secretarías de Estado.

Sergio Arredondo Olvera, secretario General de la Federación Nacional de Municipios de México (Fenamm), asegura que el problema es aún mayor y que hoy en día se desconoce el total de municipios en quiebra o bien cuántos han cerrado.

Esto se debe principalmente a problemas estructurales, ya que por cada peso que aportan los mexicanos a través de impuestos, 80 por ciento es destinado a la Federación, 16 a los estados y 4 por ciento a los municipios, por lo cual destacó que los presupuestos para los ayuntamientos son insuficientes.

Sin embargo, Luis Miguel Pérez Juárez, director general de la Escuela de Graduados en Administración Pública, Política y Gobierno (EGAP), del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), refiere que el cese de operaciones en los ayuntamientos es un reflejo de la falta de transparencia en el uso de los recursos públicos.

“México tiene muchas estructuras democráticas pero muy pocos demócratas”, explica el académico para destacar el daño que significa esta situación para nuestro régimen político.

LOS QUE ESTÁN EN APUROS

Los ejemplos se multiplican en el país. El edil de Tepeji del Río, Hidalgo, Fernando Miranda, destinó cerca de 600 mil pesos para comprarse una camioneta Jeep Grand Cherokee 2012, con el presupuesto que estaba destinado principalmente para llevar el servicio de drenaje a una comunidad indígena.

Acapulco, Guerrero, es otro caso grave, ya que la administración saliente —que inició el priista Manuel Añorve Baños—, cayó en la insolvencia, lo que significó dejar de pagar a proveedores, empresas y sindicatos, además de que tampoco pudo. depositar a tiempo la quincena de sus aproximadamente 5 mil empleados.

En los últimos meses, ocho municipios de Querétaro se declararon en quiebra, mientras que el Estado de México tampoco queda exento, ya que reportes gubernamentales y de la prensa local refieren que el ayuntamiento de Cuautitlán debe varias quincenas a trabajadores de confianza, en tanto que Coyotepec ha suspendido el pago de salarios. La administración de Melchor Ocampo no realiza obra pública relevante, además de que Atizapán espidió a cientos de trabajadores.

PRONÓSTICO RESERVADO

Gerardo Zamora, investigador de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) unidad Xochimilco, explica que en ocasiones sí existen los recursos para realizar obras o impulsar programas sociales, sin embargo coincide en que la responsabilidad de la administración pública es crucial. “Es más fácil quebrar las reglas y procedimientos para obtener resultados parciales y particulares de grupos, sin el respeto al interés colectivo.”

Como muestra un botón. En Tlalnepantla, Estado de México, donde también se han aplicado recortes, cancelaciones de obras y de servicios públicos por falta de presupuesto, el alcalde priista Arturo Ugalde Meneses percibe demanera mensual 669 mil 242 pesos, por concepto de sueldo y otros pagos, según el Reporte de Remuneraciones de Mandos Medios y Superiores de 2011.

Sergio Arredondo considera que los 2,445 municipios del país viven en una constante situación de crisis económica, lo cual es particularmente grave si se toma en cuenta que los gobiernos locales son los principales encargados de brindar las condiciones de vida digna y de calidad para los ciudadanos.

Para este 2013, los especialistas consultados manifiestan que las expectativas económicas no son nada favorables. Uno de los casos más sonados es la decisión del alcalde de Churintzio, Michoacán, Juan Luis Contreras Calderón, quien aseguróque iba a cerrar la presidencia municipal hasta nuevo aviso, debido a la insolvencia económica e inseguridad. Sin embargo, cambió de opinión y decidió dar vacaciones obligatorias a 70 por ciento de la plantilla laboral, panorama que se vuelve cada vez más común en diversos lugares de México

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: