Clusters turísticos para atraer inversión.

Hotel_o13Debido a los desastres que ocasionó en 2005 el huracán Wilma en la zona de Cancún y la Riviera Maya, en Quintana Roo, cerca de 800 empresas proveedoras de hoteles tuvieron que reconstruir sus negocios desde cero. Pero lejos de ver las consecuencias del fenómeno natural como algo negativo, las compañías aprovecharon la oportunidad para consolidarse en el mercado turístico de la región.

Hoy día, dichas empresas pueden presumir de un crecimiento de dos dígitos en sus ventas. Esta situación ha logrado posicionar a Quintana Roo como uno de los destinos turísticos más importantes del país.

Como se sabe, un cluster es una concentración de empresas establecidas en una misma región, las cuales operan en líneas de negocios similares y tienden a establecer relaciones que fortalecen la competitividad regional. En ese sentido, la actividad turística del país es un factor clave para ejecutar proyectos en esta área, mediante la colaboración de los sectores público y privado.

Sin embargo, el desarrollo de conjuntos empresariales de este tipo es incipiente en el país. Roberto Arreola García, director adjunto de la Subsecretaría de Promoción Turística de la Secretaría de Turismo (Sectur), explica que hoy día el desarrollo de este sector está más enfocado en la creación de rutas que en la agrupación de empresas del ramo.

“Podemos decir que en el país hay microclusters turísticos, pero un concepto de gran escala, como el cluster de la moda en Italia o el del vino en California, no lo tenemos por ahora”, precisa.

EL CARIBE Y LOS CABOS

Cancún y la Riviera Maya son reconocidos en el mundo por sus playas y atractivos naturales y culturales, sus lujosos hoteles, centros comerciales, discotecas y restaurantes, así como por su sistema de transporte terrestre, aéreo y marino. Ambos destinos concentran la quinta parte de los cuartos de hotel del país, reciben a casi la mitad de los 15 millones de visitantes extranjeros que llegan a hoteles de México y captan una cuarta parte de los 12 mil millones de dólares (mdd) que ingresan a territorio nacional como derrama económica por actividades turísticas.

Francisco Madrid Flores, director de la Escuela de Turismo de la Universidad Anáhuac y subsecretario de Operación Turística de la Sectur en el sexenio pasado, asegura que el cluster de Quintana Roo se desarrolló sin el impulso de los gobiernos locales o del Federal, debido a las necesidades del mercado regional.

El conglomerado de la zona maya no es el único que se ha esforzado en atraer visitantes. Roberto Arreola explica que destinos como Los Cabos, Baja California Sur; Bahía de Banderas, Nayarit; y Puerto Vallarta, Jalisco, así como el estado de Yucatán, son ejemplos de proyectos turísticos que han aprovechado atractivos como el golf, las playas y las zonas arqueológicas.

“Es necesario que haya una buena coordinación entre las empresas y los gobiernos, para que los recursos que se canalicen a infraestructura y programas de promoción cumplan con el objetivo de atraer a más visitantes, lo que permitirá detonar la economía regional”, apunta Arreola García.

PROYECTOS EN FORMACIÓN

Restaurant hotel_o13Con esa visión, el gobierno del estado de Hidalgo busca posicionar su corredor de balnearios y parques acuáticos como un cluster donde participen la iniciativa privada y los tres órdenes de gobierno, así como ejidatarios y comuneros. Juan Renato Olivares Chávez, secretario de Turismo y Cultura de Hidalgo, explica que gracias a este tipo de desarrollos no sólo ha sido posible impulsar la economía local, sino que los habitantes de la zona han dejado de emigrar a Estados Unidos y se han dedicado a invertir en la construcción de parques acuáticos.

En Hidalgo existen más de 70 balnearios, 40 por ciento de los cuales se ubica en los municipios de Ixmiquilpan, Chilcuautla, Cardonal y Tasquillo. Dichas entidades concentran la mitad de los 2.5 millones de turistas que cada año visitan el estado.

El funcionario comenta que el crecimiento de este tipo de desarrollos está en pleno auge. Un ejemplo es el parque acuático Dios Padre en Ixmiquilpan, donde el año pasado se construyeron dos hoteles de tres pisos cada uno, con una capacidad total de 70 cuartos y una inversión de 6 millones de pesos (mdp).

“Tephé es otro caso exitoso. Es el balneario más grande del corredor y ahí se construye un hotel de lujo, con una inversión de 20 mdp, que han hecho los ejidatarios que son propietarios del área en la que se asienta el parque. La edificación contará con más de 40 habitaciones y una suite”, detalla Olivares Chávez, quien asegura que la inversión promedio para ampliar la oferta turística en la zona de balnearios de Hidalgo es de 50 mdp, lo que ha permitido un incremento en la llegada de turistas de 15 por ciento en el último año.

Sin embargo, el funcionario advierte que aún hacen falta programas de capacitación y apoyos para el desarrollo de proveedores locales, con el propósito de que la derrama económica que dejan los visitantes crezca todavía más.

TRABAJO METÓDICO

Paisaje turístico_o13Patricia Aguirre González, directora general de la Corporación para el Desarrollo Turístico de Nuevo León (Codetur), asegura que la entidad más industrializada del país no quiere quedarse atrás, por lo que se analiza la creación de un cluster de reuniones, eventos y de turismo médico.

“Buscamos que Monterrey, San Pedro Garza García, Guadalupe, Santa Catarina y Santiago sean los municipios en donde se concentren las empresas turísticas, ya que dichas ciudades agrupan 90 por ciento de la afluencia de viajeros que visitan Nuevo León, así como 90 por ciento de los cuartos de hotel de la entidad y 80 por ciento de los restaurantes, taxis y demás servicios relacionados”, detalla Aguirre González.

La funcionaria comenta que actualmente se realizan reuniones entre el gobierno estatal y los empresarios para facilitar la concreción de negocios con las unidades turísticas. También se analiza la creación de comités de proveeduría, capacitación, logística y promoción para hacer más eficiente el desarrollo de congresos y reuniones en la entidad.

Patricia Aguirre adelanta que la Codetur destinaría al menos 90 mdp anuales para la operación de dicho cluster, más otros 100 mdp de la Secretaría de Desarrollo Económico de Nuevo León (Sedec).

“Tenemos infraestructura para hacer el conglomerado. En el estado hay recintos para exposiciones, reuniones y conferencias. También hay hoteles, un aeropuerto internacional, terminales de autobuses terrestres y redes de proveedores, pero todo debe hacerse metódicamente y con un plan bien estructurado”, apunta la funcionaria.

Aguirre González refiere que, desde hace cinco años, opera un cluster médico en la entidad con el apoyo de la Codetur, y explica que si se diversifica la oferta de hospedaje y diversión sería posible detonar el crecimiento del dicho conglomerado turístico a partir de las necesidades de alojamiento y recreación de los pacientes que lleguen a atenderse en el estado, así como de sus familiares. Dicha institución estima que cerca de 3 por ciento de los 2 millones de turistas que viajan al año a Nuevo León lo hacen por razones médicas.

Eugenio Montiel Amoroso, regidor presidente de la Comisión de Promoción Económica y Turismo del ayuntamiento de Monterrey, explica que el municipio puede apoyar en la facilitación de trámites para abrir negocios, otorgamiento de licencias de construcción y otros trámites necesarios para poner en marcha el cluster turístico.

“Nuestra función también va encaminada hacia el cuidado de la imagen del destino y la seguridad de los visitantes. En este sentido la labor del ayuntamiento se centra en mejorar la señalización, acondicionar los parques y otros espacios públicos, así como mantener las calles limpias y en orden”, concluye.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: