Combatir Rezago económico desde lo local

Publicado Por

Los esfuerzos por acabar con los problemas que impiden mejorar la calidad de vida en México deben replantearse con miras a cumplir los acuerdos de París

Derivado del cambio climático, el poco desarrollo social, su desintegración y la abismal diferencia del desarrollo económico a nivel mundial, sociedades de diferentes naciones se reunieron para tomar medidas al respecto, y en 2015 se comprometieron a impulsar al interior de sus gobiernos crecimiento económico, social y ambiental.

En este contexto surge la Agenda 2030, en la que los países participantes se comprometen a lograr el desarrollo sostenible a través de un conjunto de programas, acciones y directrices que pretenden generar las condiciones idóneas para una mejor calidad de vida de los ciudadanos.

Para ello, las negociaciones concluidas en agosto de 2015 en París, Francia, culminaron en 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que se lograrán a través de 169 metas.

Pese a que el gobierno mexicano ha mostrado interés en cumplir con el compromiso establecido con la Agenda 2030, “existen distintos niveles de cumplimiento, no todos los objetivos tienen el mismo impulso ni todas las metas han sido debidamente trabajadas”, asegura Roberto Gutiérrez, Gerente de Cooperación y encargado de la Oficina Sur Regional para México, Centroamérica y el Caribe de la Secretaría General Iberoamericana (Segib).

A nivel federal, con el afán de estrechar la brecha de las desigualdades sociales y alcanzar los ODS, el Senado de la República instaló en 2016 un Grupo de Trabajo para el Seguimiento Legislativo de los Objetivos de Desarrollo, lo que ha dado resultados favorables, pero aún es mucho lo que se tiene que avanzar, especialmente en aspectos como los derechos humanos, rezago económico y distribución de los recursos, dejando claro que la pobreza, equidad de género y la violencia siguen siendo un tema que debe ocupar al gobierno.

Con la finalidad de trabajar justo en los puntos donde se presenta un mayor atraso, el Gobierno Federal en este año reformó la Ley de Planeación para incorporar las tres dimensiones de desarrollo sostenible, incluyendo los principios de equidad, inclusión y no discriminación. La reforma estableció que el Plan Nacional de Desarrollo abarque los siguientes 20 años. Uno de los retos que tiene México como nación es la incorporación de las comunidades vulnerables y el reconocimiento pleno de los derechos humanos, asegura Roberto Gutiérrez.

Roberto Gutiérrez.

Sin embargo, por mucho que exista la intención y las acciones a nivel nacional se estén desarrollando, poco es el impacto en el plano municipal, ya que como dice Roberto Gutiérrez, muchas veces los gobiernos que más necesitan trabajar son aquellos con mayores carencias. “Para que los gobiernos municipales puedan ejecutar y trabajar con los temas de la Agenda 2030 es necesario que cuenten con las herramientas técnicas, profesionales y financieras necesarias. Es responsabilidad del Gobierno Federal dotarlos, apoyarlos e impulsarlos para que las metas sean alcanzadas.”

En lo que corresponde a las acciones de los gobiernos estatales, la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago), según informa la Organización de Naciones Unidas (ONU), instaló la Comisión para el cumplimiento de la Agenda 2030. En total, hasta mayo del presente año son 28 los estados que cuentan con mecanismos de seguimiento.

Por su parte, algunos municipios también han instalado comisiones con la intención de trabajar y dar continuidad a los temas de la Agenda. Resalta de igual forma en el portal de la ONU, que el Gobierno Federal desarrolló una guía en la que se tratan temas para cumplir con los compromisos establecidos, así como para la elaboración de planes estatales y municipales de desarrollo.

El principal problema en las localidades es el desconocimiento mayúsculo sobre la Agenda 2030. “En muchas regiones del país no tienen conciencia del proyecto, por lo regular es en zonas alejadas y de difícil acceso en las cuales, sin duda, el tema principal es la pobreza y el poco o nulo desarrollo, por lo que es importante poder llegar a ellos. En otros lados el problema que se presenta es que no son conscientes de los beneficios de trabajar en los objetivos establecidos porque no cuentan con la información necesaria”, comenta Cuauhtémoc Paz Cuevas, quien fungía como Director General del Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (Inafed) al momento de esta entrevista.

Cuauhtémoc Paz Cuevas.

En otras ocasiones los gobiernos atienden los asuntos de mayor urgencia, comenta Cuauhtémoc Paz, lo que se suma a que los periodos de los gobiernos locales son cortos, y enfocarse en proyectos y acciones a largo plazo dificulta que se centren en las necesidades apremiantes de la localidad, por lo que el apoyo del gobierno estatal es menester.

“A pesar de que en muchos estados existe un pleno interés de cumplir con los objetivos de la Agenda 2030, con acciones como proyectos y programas que han dado resultados relevantes, estamos lejos de ser vanguardia, el trabajo que falta es mucho en todos los niveles de gobierno especialmente en lo local donde existe un desconocimiento, carencias y otras prioridades.” En los lugares donde se trabaja actualmente con la Agenda 2030 existe un seguimiento por parte de los órdenes de gobierno involucrados, sin embargo, recalca Cuauhtémoc Paz, “el esfuerzo tiene que ser mayor para que los objetivos se puedan lograr, ello implica también reconocer en dónde se está fallando, cuáles son las áreas de oportunidad y que hay objetivos que son difíciles de alcanzar, por lo que requieren de un impulso mayor, teniendo claro que quizá no todos se puedan cumplir a cabalidad”.

El gran pendiente de los gobiernos estatales y del Federal, es que se debe dar una mayor divulgación de lo que es la Agenda 2030, sus beneficios, acciones y los proyectos en los cuales los municipios se puede apoyar, para que los más alejados y con mayores carencias puedan sumarse y actuar en favor de las necesidades de la población.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: