En Colima la planeación es participativa

Publicado Por

En esta ciudad, el trabajo en materia de asentamientos humanos se realiza en colaboración con especialistas y ciudadanos

FOTO: DREAMSTIME

Debido al crecimiento poblacional en México, las grandes ciudades necesitan un orden y un marco reglamentario que haga más óptimo su desarrollo y procuren el bienestar de los ciudadanos. En ese sentido, las autoridades locales deben evitar que el crecimiento de manchas urbanas genere más problemas que soluciones. El trabajo en colaboración con los gobiernos estatales es fundamental para lograr este cometido, sin embargo, no en todos los municipios se dan este tipo de sinergias. El municipio de Colima capital es un ejemplo.

En la “ciudad de las palmeras”, como popularmente se le conoce a esta localidad, el trabajo en materia de asentamientos humanos se realiza en colaboración con especialistas y ciudadanos.

El programa de desarrollo urbano actual en esa ciudad data del año 2000 “por lo que es prácticamente obsoleto, se requiere una actualización urgente que considere los nuevos panoramas sociales y de asentamientos humanos, así como de la infraestructura y tecnología que se pueden utilizar, pero el principal problema con el que nos encontramos es que faltan recursos e interés para su actualización”, refiere Vanessa Hoyos Villaseñor, directora de Desarrollo Urbano del municipio.

La funcionaria comenta que es necesario redoblar el esfuerzo por parte del gobierno del estado en renovar los reglamentos con los que trabajan los municipios en materia de desarrollo urbano. “La ley estatal tampoco ha sido actualizada, lo que genera una serie de problemas a nivel local; por ejemplo, no podemos elaborar programas permanentes porque podrían contraponerse en algún punto con dicha legislación”.

Para solventar esta situación, el ayuntamiento de Colima se concentra en consolidar un programa municipal de desarrollo urbano que les permita generar mejoras en la localidad, con recursos propios.

A pesar de lo anterior, reconoce que existen instrumentos en las leyes que funcionan bien, tal es el caso de “la herramienta de consultas ciudadanas, que permiten al ayuntamiento conocer cuáles son las exigencias sociales y en qué áreas es más necesario hacer cambios e inversiones”.

El municipio cuenta con un instituto de planeación en el que se apoya para generar instrumentos que son avalados por la ciudadanía y aprobados por el cabildo. “Es así como generamos los programas de desarrollo, con la participación tanto de las autoridades locales, especialistas y también de los ciudadanos”.

Una de las herramientas más importantes que se ha generado en la ley estatal y que, en palabras de Vanessa Hoyos “no es mala, simplemente se debe actualizar”, es la participación ciudadana que “sin ella sería casi imposible conocer con tal certeza cuales son las necesidades más prontas a resolver”, es decir las consultas ciudadanas.

Es importante resaltar que el municipio de Colima cuenta con un consejo consultivo, conformado por colegios de ingenieros, arquitectos, dependencias gubernamentales y expertos, cuya función principal es la de evaluar los programas así como las herramientas que se usaran para un mejor ordenamiento poblacional y desarrollo urbano.

“Si no se toma en cuenta la opinión de todos, especialistas y ciudadanía, no se garantiza que se resuelvan las exigencias de la sociedad con la guía de especialistas”, asegura Vanessa Hoyos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: