Genere motivación en los policías.

Pol mpalLas estrategias de seguridad pública federal y locales que se han emprendido en los últimos años para combatir a la delincuencia, recuperar espacios y devolver la tranquilidad a la sociedad, puso en la mesa de discusión el tema del recurso humano con el que se cuenta para esta tarea y las condiciones laborales en que se desempeña.

Y es que en la pirámide de responsabilidades para preservar el orden y prevenir la comisión de ilícitos, el policía y las corporaciones municipales y estatales juegan un papel fundamental, por que conforman el basamento del sistema de procuración de justicia.

¿Con cuántos elementos policiacos cuentan los mexicanos? A septiembre de 2011 había un total de 397 mil 664 efectivos policiacos desplegados en el país, 166 mil 147 de los cuales eran municipales. En general, los ciudadanos cuentan con 354 policías por cada 100 mil habitantes, según datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, organismo creado en las administraciones panistas.

El peso de las policías municipales no es menor, ya que representan aproximadamente 42 por ciento del estado de fuerza nacional.

DIAGNÓSTICO POLICIACO.
Fue en el gobierno calderonista que se puso mayor atención a las corporaciones policiacas, a partir de un diagnóstico en el que se reconoce la corrupción en muchas de ellas y la falta de resultados contundentes, que derivan en la desconfianza y el descrédito ciudadano en los policías, ministerios públicos, peritos y otras autoridades del sistema de justicia penal.

Se reconoció que la falta de coordinación y unidades de mando, así como las asimetrías en los salarios, requisitos de ingreso, procedimientos de reclutamiento y selección, hacen que la sociedad no pueda tener confianza en la efectividad policíaca y que, simultáneamente, la delincuencia encuentre espacios propicios para actuar. Esta preocupación ha permeado en los niveles locales y hoy los gobiernos de municipios y estados se ocupan más de sus corporaciones policiacas.

Luis WetmanLuis Wertman, presidente del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública del Distrito Federal, habla sobre un caso que conoce bien y que es el de la policía capitalina, cuyos aproximadamente 80 mil elementos —35 mil de ellos sectoriales, 28 mil de agrupamientos de tránsito y auxiliares, y 15 mil de la policía bancaria e industrial— son coordinados por la Secretaría de Seguridad Pública local.

CUESTIÓN DE DIGNIDAD.

Según Wertman, las autoridades ponen más atención a los elementos de seguridad. Actualmente, ser policía ha dejado de ser sólo una tradición familiar o una opción última de empleo, gracias a que se realizan acciones para dignificar el trabajo de estos servidores públicos, en el sentido de mejorar sus salarios y condiciones de vida.

Monitoreo“Cuando una persona no se siente orgullosa de lo que hace, no lo va a realizar bien, y ese orgullo, uno, no se nace con él, y dos, se tiene que crear en todos los ámbitos.” Recuerda que antes, 80 por ciento de los policías vivía “de prestado”, debido a que ellos y sus familias vivían en casa de los papás, de los suegros u otro familiar. Cuando tenían suerte, ni siquiera podían cumplir una necesidad básica de ser los proveedores del techo de su familia, y desde ahí, se observa cómo pierde dignidad una persona.

Además, muchos de ellos invertían entre una y tres horas diariamente para trasladarse de su domicilio al lugar de trabajo, y lo mismo para regresar por la noche, lo que redundaba en menor rendimiento. Explica que, para cambiar esa realidad, fue necesario hacer un diagnóstico objetivo y buscar soluciones concretas. De esta forma, se estudió la manera de brindar vivienda a los policías, reducir sus tiempos de traslado y proporcionarles una dieta adecuada.

Pero eso no es todo, también es importante la capacitación, por lo que ahora se cuenta con institutos de capacitación profesional, uno que depende de la Secretaría de Seguridad Pública y otro de la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

SALARIOS DE 12 MIL PESOS.

Los mejor pagadosLuis Wertman añade que se ha avanzado muchísimo, aunque no se puede decir que la tarea está terminada, ni mucho menos que se alcanzaron las metas, ya que hay otro aspecto también determinante que es el del ingreso.

Recuerda que hace 10 años un policía en el Distrito Federal (DF) ganaba 3 mil pesos, pero hoy el ingreso de estos servidores públicos oscila entre 9 mil y 12 mil pesos mensuales, además de que ya no tienen que comprar sus uniformes.

Según el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, los sueldos de los policías del DF se encuentran por arriba del promedio nacional, que es de 9,250 pesos con 28 centavos.

Luis Wertman admite que “de ninguna manera nadie puede decir hoy que esto es una misión cumplida y nunca puede llegar a serlo”. Considera que el concepto correcto tiene que ser “la mejora continua”.

¿QUÉ HACE EL CAPPI?.

En el DF, a través de la Dirección General de Carrera Policial, se cuenta con un sistema de carrera policial, que capacita bajo los mismos estándares a sus elementos para integrar un cuerpo profesional apegado a los principios de legalidad, eficiencia, honestidad, justicia, respeto a los derechos humanos y al estado de derecho, con el propósito de brindar una propuesta de vida digna y garantizar la integración social.

La policía capitalina cuenta desde marzo de 2012 con el Centro de Atención Psicológica de la Policía de Investigación (CAPPI), dependiente de la Procuraduría General de Justicia del DF, para atender los problemas que enfrentan los policías inherentes a su trabajo y otras de carácter personal y familiar.

Este centro es dirigido por Hugo Eduardo Camacho Ayala y es atendido por cuatro psicólogos y psicólogas con formación y experiencia policial, lo que facilita la comunicación y eleva la eficacia de los resultados.

Bajos salariosEl director del CAPPI, quien se mantenía en el cargo hasta el cierre de esta edición, explica en entrevista que el propósito de éste es proporcionar a los policías un espacio en el que hablen con un profesional de lo que quieran, de su situación emocional y de sus problemas, y que juntos encuentren soluciones a los mismos.

Se busca principalmente el manejo de crisis derivadas de su trabajo, como las que se producen cuando los elementos participan en enfrentamientos con delincuentes o criminales, han sido heridos o producen heridas o la muerte a una persona, o bien cuando se encuentran involucrados en problemas legales.

Camacho Ayala detalla que también se les da orientación a los efectivos, en caso de que presenten alguna enfermedad grave, la pérdida de un ser querido, conflictos familiares o cuando llega el momento del retiro o la jubilación.

La demanda de atención es alta y los resultados hasta ahora han sido satisfactorios, por lo que el director del CAPPI considera que el modelo podría ser adaptado a otras partes del país.

ESTÍMULOS Y RECOMPENSAS.

ClasesLa Ley de Seguridad Pública del DF prevé, desde julio de 1993, un programa de estímulos y recompensas para la policía capitalina. Se establece que los elementos de los cuerpos de seguridad pública tendrán derecho, sin perjuicio de los ordenamientos de carácter laboral y de seguridad social, a ser sujetos de condecoraciones, estímulos y recompensas cuando su conducta y desempeño así lo ameriten. De esta manera, tienen derecho a recibir las siguientes condecoraciones: Al Valor Policial, A la Perseverancia y Al Mérito.

Desde 2009, el Jefe del Ejecutivo instruyó al Consejo Nacional de Seguridad Pública para crear una comisión que revisara el modelo policial del país y también que impulsara la unificación de los 2,100 cuerpos de policías municipales con las 32 corporaciones estatales. A la fecha, los resultados son magros, de modo que la instauración de mandos únicos por estado es una asignatura pendiente para el nuevo Gobierno Federal y las autoridades locales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: