Guía para “blindar” campañas

Algunos casosLas alertas sobre la posible infiltración del crimen organizado en el proceso electoral de 2012 provocaron que los partidos políticos acordaran “blindar” los comicios. El 7 de febrero pasado aprobaron, junto con el Instituto Federal Electoral (IFE), el documento en el cual asumen compromisos específicos para proteger las campañas políticas federales y locales ante la eventual entrada de dinero ilícito y presiones de la delincuencia.

Especialistas consultados por Alcaldes de México coincidieron en que los términos generales planteados para proteger la carrera electoral de 2012, pueden aplicarse para campañas federales, estatales y municipales. A continuación destacamos las principales recomendaciones para los candidatos.

1. Capacitar al coordinador financiero de cada candidato y desarrollar un manual de finanzas en el cual se tengan informes sobre proveedores, simpatizantes que realicen aportaciones y el control sobre préstamos y cualquier financiamiento proporcionado por la autoridad electoral. Cada encargado de finanzas debe entregar a la Comisión de Vigilancia del Financiamiento de Campañas del IFE todo sobre los gastos de campaña, así como los saldos en cuentas bancarias.

Miting2. Presentar los nombres de las personas políticamente expuestas. Se obliga también a entregar la declaración patrimonial, así como la información personal, cuyo uso quedará bajo reserva de la autoridad electoral. También se verificará que los candidatos no cuenten con antecedentes penales y se pedirá un manifiesto de que éstos no tienen relación con la delincuencia organizada.

3. Los partidos pueden efectuar auditorías a las campañas, independientemente de las que la autoridad electoral realizará durante todo el proceso.

4. Si llega a demostrarse que algún candidato ha aceptado recursos de la delincuencia, se le negará y cancelará su registro, será denunciado ante las autoridades y sustituido por otro candidato que cumpla con los requisitos que la ley electoral exige.

CUIDAR A CANDIDATOS LOCALES

Marco A BañosDado que el acuerdo de “blindaje” trata de fortalecer únicamente condiciones de transparencia y legalidad, así como el control interno de los partidos, Marco Antonio Baños, consejero del IFE, sugiere como una medida para proteger a los candidatos del ámbito local —sobre todo a los de mayor exposición— que se refuerce su seguridad personal y se vigilen más de cerca sus finanzas.

Baños destaca que las autoridades policiales y hacendarias pueden tener mayor conocimiento del desempeño de las campañas; no obstante, si el IFE o los institutos locales electorales detectan algún gasto que no coincide con las justificaciones entregadas por los partidos, pueden investigar la manera en que se emplearon los recursos.

Camerino MárquezCamerino Márquez, representante del PRD ante el IFE, considera un avance que se revise el origen y la utilización de los recursos que los partidos políticos ejercen. No obstante, insiste en la importancia de que otras instancias coadyuven en este propósito, como la Procuraduría General de la República (PGR), a través de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade); la Secretaría de Hacienda, para dar seguimiento a flujos financieros; y la Auditoría Superior de la Federación (ASF), para indagar sobre el uso de recursos públicos o infraestructura en favor de algún candidato.

“El acuerdo alcanza perfectamente para todos los órdenes de gobierno. Los partidos tenemos la obligación de cumplir nuestros principios y estatutos, así como los valores cívicos y morales para dar certeza sobre el tipo de candidatos que se proponen”, destaca el representante perredista.

Aunque el clima de inseguridad que enfrenta el país es complicado, Márquez refiere que los partidos deberán seleccionar a sus candidatos con mayores capacidades para enfrentar este tipo de situaciones.

SOSPECHAS Y EVIDENCIAS

No obstante, Javier Aparicio, investigador del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), considera que se debe tomar con cautela el acuerdo alcanzado por los partidos —que en su mayoría fue elaborado por el PRI—, ya que si bien es positiva una mayor coordinación entre partidos e IFE, se debe aceptar que no alcanza a “blindar” completamente las elecciones.

“La idea de que el IFE vaya a asegurarse de que los candidatos no están infiltrados por el crimen organizado es algo que en realidad (el Instituto) no puede hacer. La calidad de los candidatos es responsabilidad de los partidos. Si se acepta un candidato que está vinculado con el crimen organizado, los partidos debe de vigilarlo, demostrarlo y ganarle la elección, es una vigilancia mutua que hacen los partidos. Si el problema son arreglos oscuros entre crimen y candidatos es algo muy difícil de medir. Eso lo tendrán que investigar las autoridades judiciales y no las electorales.”

Según Aparicio, los partidos y los candidatos que participen en los comicios de este año deberán ser más cautos que en otros momentos, debido al clima de inseguridad. No obstante, la evidencia concreta de que el crimen organizado penetre o influya en las decisiones políticas es algo que apenas se investiga.

“El problema es definir cuál sería la evidencia de la intromisión del crimen organizado en las elecciones. Quizás que disminuya la participación de la población en las votaciones o que algunos candidatos declinen en plena campaña porque fueron intimidados”. Asimismo, dice el experto, habría que considerar que donde alguna banda criminal tenga influencia, no importará quién gane, los delincuentes tratarán de cooptar al que llegue.

Javier Aparicio subraya que los hechos contundentes sobre este tema han sido los asesinatos de candidatos, lo cual ratifica que en muchas zonas del país es un riesgo buscar un cargo de elección popular. No obstante, también se corre el riesgo de que la infiltración del crimen organizado se utilice para infundir miedo en los votantes.

“Es algo que veremos en campañas. Hay que tener cuidado con los mensajes del Gobierno Federal y de los gobiernos locales, porque jugarían con información muy sensible. Decir que se debe votar por tal partido, porque no vaya a ser que llegue algún criminal y haga algo, es muy perverso”, concluye el académico.

Al cierre de esta edición, el Gobierno Federal dio a conocer cuál será su participación para garantizar la seguridad de los comicios de julio, a través de un decálogo que incluye acciones como: garantizar la seguridad de los candidatos, dar seguimiento al convenio firmado por los partidos y el IFE, mantener contacto con las autoridades electorales locales, vigilar junto con el Consejo de Seguridad Nacional para evitar los riesgos de infiltración del crimen organizado y cuidar que la jornada electoral se realice sin ningún contratiempo, entre otras medidas más.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: