Infraestructura hasta ahora, insuficiente

Collage 1La inversión en infraestructura era la principal apuesta del Ejecutivo Federal para contrarrestar los efectos de la crisis y detonar un mayor crecimiento económico en el país, pero el Plan Nacional de Infraestructura (PNI) 2007- 2012, del presidente Felipe Calderón, se ha caracterizado por rezagos, inconsistencias y falta de aplicación de los recursos públicos durante los tres primeros años, por lo que no se han cumplido las metas que fijaron el 18 de julio del 2007.

Igual que el combate en contra del narcotráfico, el desarrollo de la infraestructura nacional es uno de los rubros en los cuales apoyó el Ejecutivo su línea de acción.

En general, el PNI prevé una inversión de 2 billones 532 mil millones de pesos (poco más del Presupuesto de Egresos de la Federación en un solo año), los cuales se utilizarán durante el sexenio calderonista para atender los sectores carretero, ferroviario, portuario, aeroportuario, de telecomunicaciones, agua potable, hidroagrícola y de control de inundaciones, eléctrico, de producción de hidrocarburos, de refinación, gas y petroquímica.

Es decir, se estimó una inversión promedio anual en infraestructura de más de 420 mil millones de pesos. Este monto, que incluye recursos públicos y privados, representaría un incremento de más de 50 por ciento en términos reales con respecto a la administración del presidente Vicente Fox.

No obstante, por diversas razones, México enfrenta importantes rezagos en la materia. Por ejemplo, el país se ubica en el lugar 69, entre 133 economías de mayor competitividad en infraestructura, de acuerdo con el Informe de Competitividad Global del Foro Económico Mundial. Incluso, en comparación con algunos países de América Latina y el Caribe, México está rezagado, toda vez que se encuentra por debajo de naciones como Barbados, Chile, Puerto Rico, Panamá, El Salvador o Uruguay.

El gobierno federal se planteó el objetivo de terminar el sexenio posicionando al país en el primer 20 por ciento del ranking mundial en ese sector, es decir, entre los primeros 30 lugares. Así, escalar 30 posiciones implica elevar la inversión como proporción del Producto Interno Bruto (PIB) de 3.2 por ciento que había, en promedio, durante la última década, a mínimo 4 por ciento.

CRISIS Y FALTA DE INVERSIÓN

Fuera de competenciaA pesar de las buenas intenciones de la administración federal, y que a nivel internacional el Plan Nacional de Infraestructura está muy bien posicionado en su planteamiento, en 2009 se detectó que por distintas causas México no ha podido mantener un ritmo de inversión en el sector acorde con sus potencialidades.

Las crisis económicas recurrentes, la falta de reformas legislativas, la insuficiencia de finanzas públicas, la carencia de estímulos claros y de condiciones de certidumbre a la inversión, entre muchas otras razones, explican este rezago que se ha traducido también, y por desgracia, en pérdida de oportunidades para los mexicanos.

En este sentido, José Eduardo Correa Abreu, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC), comenta a Alcaldes de México que la situación económica que se vive a nivel global por supuesto afectó al país y, en consecuencia, a la industria de la construcción en todos sus subsectores, infraestructura carretera, hospitales, puentes, aeropuertos, etcétera.

“Desde el segundo semestre de 2008 y todo 2009, la industria de la construcción tuvo un comportamiento negativo, lo cual ha dado como consecuencia que el PIB de este sector se ubique en una reducción de 7.4 por ciento. Por lo que respecta al empleo, estimamos que al mes de diciembre se perdieron aproximadamente 200 mil puestos de trabajo generados por nuestra industria”, indica.

Por otro lado, de acuerdo con un estudio del sector privado, actualmente más de la mitad de los 300 proyectos que incluye el PNI ya deberían estar implementados.

Estas cifras ocasionaron un grave problema entre el Congreso de la Unión y el gobierno federal, debido a que el Legislativo considera que las dependencias están incurriendo en subejercicios para no invertir en infraestructura, mientras el Ejecutivo niega estas aseveraciones y las contradice.

La Secretaría de Hacienda menciona que el año pasado fue uno de los años en los que más se invirtió en infraestructura; tan sólo para carreteras se destinaron poco más de 41 mil millones de pesos, lo cual significó un aumento de recursos del doble de lo ejercido en 2008. Por esta problemática y discusión de datos, el 18 de noviembre de 2009, la Cámara de Diputados aprobó que los subejercicios del gobierno federal sean reasignados a programas sociales y proyectos de infraestructura.

La clave del éxitoAl señalar que el recorte de 50 mil millones de pesos al presupuesto que implementó el presidente Calderón, con motivo de la crisis, afectará a las inversiones en infraestructura, los diputados, principalmente del Partido Revolucionario Institucional (PRI), aprobaron como parte de la Ley de Ingresos 2010, asignar los recursos de los subejercicios de las dependencias federales a las obras de infraestructura.

El Informe de las Finanzas Públicas y la Deuda Pública, al tercer trimestre de 2009, revela que de enero a septiembre se registraron 8 mil 605 millones de pesos en subejercicios de la administración pública federal, es decir, un alza de 40.9 por ciento con respecto al mismo periodo del año anterior (2008).

De acuerdo con el más reciente análisis de la CMIC sobre el ejercicio presupuestario en inversión física de las 16 principales dependencias del gobierno federal, que en conjunto concentran 71 por ciento de la inversión presupuestaria total en infraestructura para 2009 —esto es 377 mil 713 millones de pesos—, el avance al mes de noviembre del año pasado fue de 83.2 por ciento.

Correa Abreu advierte que se debe tener en cuenta que a tres años de que el Programa Nacional de Infraestructura se puso en marcha, México ha descendido cuatro puestos en el índice de competitividad en infraestructura del Foro Económico Mundial, al pasar del sitio número 64, que ocupaba en 2006, al lugar 69 en la actualidad. “Lo cual mucho tiene que ver con el gran burocratismo y desorden que existe en materia de licitaciones de obra pública”, menciona.

En esto coinciden analistas del Servicio de Estudios Económicos de BBVA en México, quienes en su publicación Situación Regional Sectorial del 2009 establecen que entre los obstáculos que han debido sortearse al momento de llevar a cabo el PNI están la falta de experiencia y capacidad técnica —tanto en el sector público como en el privado— para estructurar y evaluar los proyectos, limitaciones de orden jurídico e incluso restricciones para la ejecución expedita del presupuesto.

Collage 2Al igual que los legisladores y empresarios de la industria, la institución financiera considera que se han tenido que sortear diversas dificultades vinculadas a la crisis financiera internacional en la ejecución de los proyectos de infraestructura.

Añade también que el avance del PNI, aunque rezagado en términos generales respecto a las metas, presenta fuertes diferencias entre sectores; por ejemplo, algunos casos como son carreteras, plantas de electricidad y obras hidráulicas avanzan a buen paso, cumpliendo cabalmente las metas. En otros, como hidrocarburos, algunos puertos y aeropuertos, por el tamaño de los proyectos y la propia coyuntura, existen elementos que justifican su retraso relativo en términos del arranque de las obras.

En opinión del presidente de la CMIC, el problema principal no se centra en los recursos, sino en la correcta planeación de los proyectos anunciados. Lo anterior, dado que pese a que el presupuesto para infraestructura en 2009 representó un récord histórico, la industria de la construcción cerró con una caída de 7.4 por ciento.

LA RECUPERACIÓN EN 2010

Quén gana másA pesar de los tres malos años, analistas nacionales e internacionales prevén que este 2010 sea de mayor impulso y repunte en el desarrollo de la infraestructura. Últimamente, los representantes del gobierno federal defienden el Plan Nacional de Infraestructura cada vez con mayor fuerza, a pesar de los retrasos y cancelaciones de algunos de los proyectos.

En lo que se refiere al puerto de Punta Colonet, dicen que el proyecto está en pie, aunque en proceso de replanteamiento, y lo que ha retrasado la obra es la definición por parte del gobierno de Estados Unidos sobre el punto de cruce ferroviario.Respecto al aeropuerto de la Riviera Maya, comentan que en breve se convocará a los interesados para que interactúen con el gobierno y se inicie la licitación internacional.

Aquí, José Eduardo Correa Abreu y analistas bursátiles señalan que existe una serie de Nacioproyectos cuya licitación ya está comprometida junto con un paquete de obras nuevas, sumado al presupuesto más alto de la historia, por lo que en 2010 se deberá sentir un mayor dinamismo en el sector.

“Esperamos que la industria de la construcción inicie en 2010 una etapa de recuperación gradual, aunque sabemos que no será con la velocidad que requerimos para compensar la pérdida en producción y empleos que el sector perdió durante la segunda mitad de 2008 y todo 2009”, expone el presidente de la CMIC.

Añade que las expectativas son un poco optimistas para este año, pues se estima que la construcción muestre un comportamiento favorable respecto a la curva recesiva que se había observado durante 2009 para colocarse en 2.3 por ciento. Al respecto, el Grupo Financiero Banamex apoya estas declaraciones gubernamentales, pues indica que para este año, el Programa Nacional de Infraestructura tiene objetivos ambiciosos que deberían traducirse en una fuente continua de negocios para las empresas de la construcción.

Además, el 14 de enero, el Grupo Macquarie anunció oficialmente el lanzamiento del Fondo de Infraestructura Macquarie-México, con aproximadamente 5 mil 200 millones de pesos. El presidente de la empresa en México, Mark Ramsey, precisa que de los recursos disponibles en este fondo, Banobras, a través del Fondo Nacional de Infraestructura (Fondin), participa con una inversión de mil 41 millones de pesos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: