IP, aliada estratégica para el sector salud

En el sector privado los gobiernos pueden encontrar opciones para construir, equipar y operar de manera eficiente unidades de atención médica

 

Construir hospitales y ponerlos en operación es una actividad fundamental para los gobiernos, sin embargo, implica trabajo preciso y recursos suficientes para equiparlos con todo lo necesario.

Con la finalidad de contar con instalaciones que operen en condiciones óptimas, los gobiernos pueden buscar aliados estratégicos en la iniciativa privada. Uno de ellos es MDS, una empresa mexicana que desarrolla soluciones para hacer más eficientes los procesos de salud pública.

Esta firma ofrece esquemas en infraestructura hospitalaria, equipamiento médico, remodelaciones y construcción de unidades de salud, así como servicios médicos integrales, que incluyen insumos, instrumental, equipo y gestión de personal técnico para brindar servicios en modalidad de pago por evento en especialidades como mínima invasión, ortopedia, anestesia, imagen, laboratorio y banco de sangre, hemodiálisis, terapias de soporte de vida y de cuidado de heridas.

Una de las principales ventajas que ofrece es hacer más óptimo el uso de recursos públicos en salud, así como el financiamiento de la operación. También contribuye a llevar a las instituciones al uso de tecnologías médicas de última generación, la mejora de procesos que se traducen en mayor rapidez de atención, el ahorro de costos colaterales y la mejora en la atención que se brinda a los pacientes de dicha institución

Por su parte, las acciones que pueden llevar a cabo los gobiernos son: enfocar los recursos en las áreas críticas de atención, sin descuidar el resto de la atención sanitaria; detectar procesos que lentifican el servicio y que repercuten en gastos adicionales; invertir en tecnología médica realmente funcional y evitar así subutilizar la infraestructura médica y estandarizar procesos y métodos de atención en todas las unidades de salud para evitar traslados innecesarios de pacientes que sólo generan costos adicionales.

Cuando los proyectos son autorizados, MDS pone en marcha un esquema de logística a nivel local, con oficinas, personal y transporte, brinda informes semanales o mensuales y financia la operación desde 30 hasta 90 días.

Bajo este modelo se desarrolló el primer servicio integral de laboratorio y banco de sangre en Baja California Sur y el primer servicio integral de mínima invasión con cobertura total en el Estado de México. También, la firma participó en el proyecto de infraestructura hospitalaria más importante del país en la actualidad: construcción y operación de un hospital de 250 camas para atender a la población de la zona Sur-Oriente del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: