La CDMX y Puebla lideran movilidad sostenible: L. Prados

El director General de Clear Channel en México destaca el trabajo realizado por estas dos urbes en la materia; ve áreas de oportunidad en Monterrey, Guadalajara, Querétaro, Mérida y Veracruz

 

luis-prado-platas

Luis Prados Platas es licenciado en Derecho por la Universidad Carlos III de Madrid y cuenta con un Posgrado en Alta Dirección por la UIP. Se ha desempeñado como director de Estrategia de Grupo Prisa, director de Marketing de Televisa Radio y como director de Relaciones Institucionales, Nuevos Negocios y Estrategia de NRM Comunicaciones.
FOTO: ROSALÍA MORALES

Ciudad de México.- Aunque la movilidad sostenible es una tendencia que en México ha acaparado la atención de los tres órdenes de gobierno, hay aspectos que urge resolver para que las ciudades del país cuenten con esquemas 100 por ciento sostenibles. Uno de ellos es la seguridad.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) estima que cada año mueren alrededor de 24 mil personas en accidentes viales. Esta cifra es similar a la de muertes por homicidio: 20 mil 762 en 2015, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

El país tiene una gran oportunidad de disminuir el número de fallecimientos, con políticas continuas y de largo plazo para promover el transporte público seguro, eficiente y sostenible, considera Luis Prados Platas, director General en México de Clear Channel, una empresa estadounidense que surgió en el ámbito de la radio y después incursionó en la publicidad exterior y organización de eventos, pero cuya preocupación por devolver a las ciudades “algo de lo recibido”, la llevó incursionar en el ámbito de la movilidad sostenible.

Hoy día, esta empresa es la que se encarga de operar y proveer de vehículos a la red de bicicletas públicas Ecobici en la Ciudad de México.

No obstante que por parte de los gobiernos hay buenas intenciones, el directivo asegura que en materia de movilidad “estamos muy retrasados, hay una gran cantidad de ciudades en México que se quieren poner el cartel de smart city y no lo son, mucho más allá de la tecnología y del transporte”.

También señala que en algunas ciudades del país se han instalado sistemas de transporte alternativos que no se utilizan o que están mal instalados, lo cual no es compatible con los criterios que debe seguir una ciudad inteligente.

estrategia-de-movilidad“Si me preguntas cuál es mi top 5 de ciudades con movilidad sostenible, con creces la primera es la Ciudad de México, que al mismo tiempo es muy complicada. En segundo lugar pondría a Puebla, que está avanzando a pasos agigantados. Por otro lado Monterrey, Guadalajara, Querétaro, Mérida y Veracruz se están quedando estancadas. Por el tamaño de este país, deberíamos estar presumiendo 20 ciudades en un camino de sostenibilidad sólido, pero hoy sólo destacan dos”, expone.

Luis Prados refiere que una de las principales características de un modelo de movilidad sostenible es que todo lo que se desarrolle sea compatible.

“Es decir, que si mañana en el Estado de México se lanzara un sistema de bicicletas públicas, a mí me encantaría que fuera compatible con el que maneja la Ciudad de México. Además sería ideal que se hiciera bajo un esquema de asociación público privada (APP) para que haya una implicación de las propias empresas y que aporten su granito de arena”, detalla.

“No hay sostenibilidad por obligación, sino porque quienes habitamos las ciudades queremos vivir mejor. No ver los volcanes desde la Ciudad de México tendría que ser una excepción pero es una realidad cotidiana y eso es una gran tristeza”, lamenta.

EL FUTURO ES HOY

Prados Platas considera que hay aspectos fundamentales que las c iudades en el mundo deben modificar y adoptar para garantizar espacios en los que la población se traslade en condiciones óptimas: el uso de vehículos eléctricos, sistemas de transporte homologados e interconectados, penalización a prácticas inadecuadas, transversalidad en la educación vial y aplicación de políticas públicas de continuidad y largo plazo.

taxi-cdmx

FOTO: ISABEL MATEOS /CUARTOSCURO

De acuerdo con información del Centro Mario Molina, en México, el sector de autotransporte utiliza cerca de una tercera parte de la energía generada a partir de combustibles fósiles, emite una quinta parte de los gases de efecto invernadero y, en promedio, consume 8 por ciento del tiempo de los habitantes en las grandes metrópolis mexicanas. En gran parte, esto se debe a la actual desconexión entre el desarrollo de las ciudades y la organización de la infraestructura de transporte, lo cual hace que los desplazamientos sean cada vez más largos, fatigosos y contaminantes.

El directivo explica que el problema de movilidad no es exclusivo en México, ya que grandes ciudades europeas como Londres, Madrid o París, por mencionar sólo algunas, enfrentan contingencias ambientales derivadas del uso de combustibles fósiles.

Prados Platas asegura que hoy día ya vivimos lo que hace unos años se pensaba que iba a ocurrir: la prohibición de automóviles en las ciudades, porque éstas no van a poder sobrevivir con autos, lo cual conlleva al uso de transporte público sostenible como el Metro, autobuses impulsados por gas natural o electricidad, trenes y otros que respondan a una visión integral.

Menciona que en Manhattan, por ejemplo, se cobra una cuota de peaje a las personas que ingresan a la ciudad en automóvil. “Si alguien quiere entrar a la Ciudad de México para congestionarla más tendría que pagar y esos recursos se tendrían que emplear para seguir incentivando la sostenibilidad, porque siempre hablamos del futuro y el futuro es hoy.”

MUCHA INICIATIVA Y POCA PRÁCTICA

Pero no sólo es necesario contar con la tecnología y los proyectos para avanzar hacia un esquema de movilidad sostenible que forme parte de urbes inteligentes, también “es necesaria una transversalidad en la mentalidad de políticos y legisladores a la hora de coadyuvar en la sostenibilidad de las ciudades”, apunta.

ecobici

FOTO: ADRIANA ÁLVAREZ /CUARTOSCURO

Luis Prados critica que, aun cuando se conocen las alternativas para desarrollar transportes eficientes y sostenibles, en México “hay mucha iniciativa y poca práctica. Una cosa es la verdad y otra la realidad”.

En ese sentido, el directivo sostiene que se debe olvidar la lógica de que los gobiernos deben resolverlo todo y lograr involucrar a todos los actores. Asimismo, los políticos deben ver cómo apoyan la educación de la población para adoptar los programas relacionados con la movilidad sostenible porque “la educación es la otra mitad de la naranja, pero no podemos educar a la ciudadanía de manera parcial, tiene que ser integral.”

Prados Platas refiere que el transporte más limpio es la bicicleta, pero hay otros temas pendientes que los legisladores deben tomar en cuenta, toda vez que esta alternativa de movilidad es una realidad y tiene que ser regulada.

“Uno puede montar bicicleta estando ebrio y no es delito, aunque debería serlo. Alguien que se mueve en bici tendría que pasar por el alcoholímetro y que se le aplique el reglamento de tránsito, eso disminuiría el número de accidentes e incrementaría la recaudación”, apunta

torre-latino

FOTO: GUILLERMO PEREA /CUARTOSCURO

BICIS, MOTOS Y AUTOS ELÉCTRICOS

Luis Prados destaca que como parte de los esfuerzos por devolverle a las ciudades lo que reciben de ellas, Clear Channel fundó Smart Bike, la compañía encargada de las 15 operaciones de movilidad urbana que Clear Channel tiene en el mundo.

En la Ciudad de México, Smart Bike encabeza el proyecto Ecobici que opera bicicletas convencionales en renta bajo una concesión del gobierno capitalino. Sobre el proyecto aclara, “no somos una alternativa al transporte de autos, tenemos que convertirnos en uno de los transportes fundamentales en la Ciudad de México.”

Asimismo, destaca que el gobierno de Miguel Ángel Mancera recibió Ecobici como un proyecto incipiente y supo aumentarlo de manera exponencial, una prueba es que el sistema Ecobici Ciudad de México es el cuarto más grande del mundo y el primero de Latinoamérica.

Desde que se lanzó en 2010, los viajes que se han realizado en bicis de este sistema suman 40 millones de kilómetros, lo que equivale a 213 viajes a la Luna. Además, cuenta ya con 452 cicloestaciones y más de 200 mil usuarios.

Prados Platas anuncia que la empresa está en un proceso de transformación desde el punto de vista de la naturaleza intrínseca de la movilidad. “El próximo año seremos oferentes de servicios de bicis, motos y autos eléctricos que se implementarán en las ciudades dependiendo de las necesidades de la infraestructura, geolocalización y la propia naturaleza de las urbes.” Asimismo, adelanta que se comenzará a trabajar con el esquema de transporte público eléctrico; en estaciones multimodales, las personas podrán decidir utilizar una bici eléctrica o convencional.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: