Más diero, pero aún insuficiente

VotandoEl Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2011 prevé una bolsa cercana a los 100 mil millones de pesos para el gasto en los gobiernos municipales, la cifra más alta de la que se tenga registro en el país.

Sin embargo, especialistas en finanzas públicas no son tan optimistas al encontrar que los recursos apenas nivelan lo ejercido en 2008, además de que este año no habrá excedentes petroleros.

Como se recordará, a mediados de noviembre pasado, el Congreso de la Unión aprobó el presupuesto nacional y su distribución para las diferentes partidas del gasto. La revisión de las cifras muestra que los gobiernos municipales fueron unos de los ganadores en la repartición de los recursos. Tan sólo en aportaciones, las presidencias municipales recibieron para este año 9,656 millones de pesos adicionales respecto a 2010.

Asimismo, el Ramo 33 —que cubre educación, salud, infraestructura social, seguridad pública y otras necesidades sociales— otorga este año a los municipios un total de 88 mil 447 millones de pesos, cifra 12.26 por ciento superior al registro de 2010, el cual fue de 78 mil 787 millones de pesos.

Esos recursos se fortalecen al sumarse los 2,200 millones de pesos del Fondo de Pavimentación a Municipios —una de las batallas que han ganado los alcaldes en el Congreso de la Unión en las últimas dos negociaciones—, así como una partida más por 1,126 millones de pesos que se reasignaron para la infraestructura deportiva municipal.

En los lineamientos del PEF también destaca una cantidad por 220 millones de pesos de apoyos a la seguridad en Ciudad Juárez, además de 300 millones para un fondo de modernización y hasta 100 millones para infraestructura en demarcaciones territoriales del Distrito Federal. Asimismo hay recursos extra por 1,525 millones de pesos que tendrán la etiqueta de donativos para remodelación de iglesias, construcción de teatros, ferias regionales, museos y orquestas locales.

INSATISFACCIÓN Y QUEJAS

Ricardo Baptista, director ejecutivo de la Asociación de Autoridades Locales de México (AALMAC), considera que son insatisfactorios los fondos municipales porque el incremento es mínimo. Expone que los 2,200 millones de pesos del Fondo de Pavimentación también tendrán uso para instalaciones deportivas, dinero que se pulverizará al momento de repartirse entre los 2,440 municipios del país.

Y es que la “cobija” no fue pareja para todos. La Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados registró 6,562 peticiones para programas y proyectos municipales, que representaron 201 mil 995 millones de pesos. Lo anterior indica que solamente las peticiones económicas de los municipios duplicaron al total de recursos que finalmente determinaron los legisladores.

David Colmenares, ex jefe de la Unidad de Coordinación con Entidades Federativas de la Secretaría de Hacienda y actual consultor de gobiernos estatales, opina que pese a los recursos adicionales, los municipios volverán a una situación similar a la de hace tres años. “Las participaciones de municipios apenas recaudarán el nivel de 2008 y estarán limitados”, asegura.

Además “los estados tendrán que destinar recursos importantes para los servicios de la deuda y el pago de los paripasus (las aportaciones complementarias que hacen los estados al presupuesto Federal).” Por lo anterior, aunque en términos absolutos los estados y los municipios tienen más recursos este año que el anterior, al momento de ejercer el gasto sus participaciones “sólo van a recuperar el nivel de 2008”, insiste el especialista.

RECURSOS «ETIQUETADOS»

Alguna partidas

Humberto Suárez, coordinador de los Funcionarios Fiscales en México, afirma que el balance para las entidades es muy positivo, ya que la recaudación Federal participable aumentó por encima de la inflación, lo que significa crecimiento real de los ingresos de los estados.

“Siempre el presupuesto será mayor por la tendencia de la actividad económica, pero lo más importante fue que no se debilitó el gasto en inversión, ni el del campo”, señala el también tesorero de Michoacán

Para el ejercicio 2011, las entidades federativas contarán con recursos cercanos a 1 billón 173 mil millones de pesos, de los cuales deben repartir casi 100 mil millones a los municipios. Es importante aclarar que el grueso del presupuesto de los estados —944 mil 832 millones de pesos, incluidos los recursos para las alcaldías— proviene de las aportaciones y participaciones Federales. El resto del dinero se compone de distintas partidas focalizadas en temas como recursos hidráulicos, aportaciones del Programa Especial Concurrente (PEC) y carreteras, entre otros.

POR MÁS FACULTADES

DineroSin embargo, el consultor David Colmenares reconoce que una complicación para los gobiernos locales del país es que no habrá excedentes petroleros como el año pasado. “Eso es muy preocupante para las entidades federativas que estrenan gobierno y que además llegan con un incremento importante en su deuda pública, derivado de la insuficiencia de participaciones.”

En el año que comienza, Colmenares afirma que el desafío es pugnar por potestades tributarias recaudatorias, para que a su vez puedan hacer compromisos de gasto.

“Deben plantear a la Coordinación Fiscal que les regresen potestades con mayor potencial recaudatorio, hacer más eficientes sus órganos de administración tributaria y tener un ejercicio de gasto de mayor calidad. Hay que dejar el regateo presupuestal o dejar de cortarlo en retazos, porque cada año quedan presupuestos muy fragmentados”, concluye.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: