NVS

Más Recursos para estados y municipios.

Publicado Por

Las modificaciones aprobadas en la reforma fiscal son positivas para los gobiernos estatales y municipales, en la medida que el presupuesto de egresos de la federación (PEF) 2014 canalizará más recursos para fortalecer su capacidad financiera; sin embargo, no favorecen la transparencia ni la recaudación de ingresos propios, que son el talón de Aquiles de las administraciones locales.

Luis García Sotelo, director adjunto del Instituto para el Desarrollo Técnico de las Haciendas Públicas (Indetec), comenta que los cambios avalados por los legisladores se reflejan en un incremento de la recaudación federal participable (RFP), que es la ase de todos los fondos que se canalizan a los gobiernos subnacionales. La RFP aprobada fue por 2 billones 289 mil 591 millones e pesos (mdp), que equivale a 51.3 por ciento de la Ley de Ingresos 2014, la cual asciende a 4 billones 467 mil 226 mdp.

Si bien la RFP sufrió un recorte de 3,124 mdp en el Senado, con respecto a la iniciativa del Ejecutivo Federal, debido a los bajos índices en el cobro de los impuestos sobre la renta (ISR) y al valor agregado (IVA), el monto aprobado es mayor al de 2013, cuando se asignó una bolsa por 2 billones 123 mil 633 mdp.

“Para nadie es un secreto que la capacidad de respuesta de los ayuntamientos es limitada. Por ello, el aumento en la RFP es un beneficio importante para las administraciones locales”, sostiene el especialista.

NUEVAS OPORTUNIDADES.
García Sotelo refiere que dos de los cambios más importantes en la reforma hacendaria tienen que ver con la homologación del IVA en las fronteras, que se incrementó de 11 a 16 por ciento, y la eliminación del régimen de pequeños contribuyentes (Repecos), el cual era operado por los estados.

El experto sostiene que la homologación de dicho gravamen tendrá repercusiones negativas en la economía interna de entidades como Baja California y Quintana Roo, sin embargo, refiere que en la miscelánea fiscal los legisladores avalaron un Fondo para Fronteras por 3 mil mdp, con el objeto de subsanar los eventuales daños que podría causar el ajuste.

Miguel Ángel Rendón Valdés, director de la Licenciatura en Administración Financiera del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Monterrey (ITESM), considera que dicho fondo “se queda corto” si se toman en cuenta las posibles afectaciones que el aumento del IVA tendrá en las entidades cuya economía depende en gran medida del turismo, como Quintana Roo o Baja California, donde los consumidores podrían optar por viajar a Estados Unidos en busca de mejores opciones para comprar.

Ante ese panorama, los empresarios de Tijuana, así como de otras nueve ciudades del país, entre las que destacan Los Cabos, Ciudad Juárez y Chetumal, analizan la opción de ampararse.

En cuanto a la eliminación de los Repecos —que impactan a los contribuyentes que perciben hasta 2 mdp al año— García Sotelo comenta que dicha medida será benéfica a largo plazo, debido a que se amplió la base de la RFP.

“El nuevo régimen abre la posibilidad de que los tres órdenes de gobierno tengan mayor coordinación en materia fiscal, lo que eventualmente atraerá mayores incentivos económicos para los municipios”, apunta Luis García.

DF, EL GRAN GANADOR.
Los legisladores avalaron otras partidas importantes para las administraciones estatales y municipales, como el Fondo Sur- Sureste, al cual se le asignaron 500 mdp con el fin de subsidiar total o parcialmente el costo de la elaboración de estudios, programas o proyectos de inversión en infraestructura para esa región.

También se creó el Derecho Especial sobre Minería para estados y ayuntamientos. La reforma avaló que las empresas del sector paguen una regalía de 7.5 por ciento de sus ganancias, además de un derecho extraordinario anual de 0.5 por ciento de los ingresos derivados de la enajenación de oro, plata y platino. Con esta medida, 80 por ciento de lo que se recaude se irá al Fondo para el Desarrollo Regional Sustentable de Estados y Municipios Mineros; 62.5 por ciento de ese monto se canalizará los ayuntamientos y delegaciones del Distrito Federal (DF) en los que alguna vez se explotaron minerales, y 37.5 por ciento para entidades federativas con vocación extractiva, como Chihuahua, Zacatecas, Sonora, Coahuila y Durango. El restante 20 por ciento será para la Federación.

Asimismo, se aprobó el Fondo de Capitalidad para el DF por 3 mil mdp, así como la participación de la capital del país en el Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS), con una bolsa de 600 mdp —9 por ciento más que en 2013— que serán administrados por las 16 delegaciones.

“Uno de los beneficios más importantes para el DF es que las delegaciones políticas ya podrán participar en el FAIS, el cual va a ser distribuido desde la fórmula que siempre se ha aplicado, aunque me permito decir que ésta es equivocada y obsoleta porque no considera la realidad de las demarcaciones, sino que toma como referencia a la población. Por eso hay mucho rezago en materia de infraestructura”, sostiene Leticia Quezada Contreras, jefa delegacional de Magdalena Contreras y presidenta de la Conferencia Nacional de Municipios de México (Conamm).

El gasto de la Federación para estados y municipios será de 1 billón 442 mil 421 mdp en 2014, 30 por ciento más en comparación con 2013. Los ramos 28 y 33 concentran cerca de 90 por ciento de dichos recursos.

Los fondos de Aportaciones para el Fortalecimiento de los Municipios y de las Demarcaciones Territoriales del DF (Fortamundf), el de Aportaciones Múltiples (FAM) y el de Aportaciones para la Seguridad Pública de los Estados y el DF (FASP) registraron un avance de 7.81 por ciento.

Destaca también el Fondo Metropolitano, para el cual se asignó un monto histórico de 9,943 mdp —15 por ciento más que en 2013— los cuales se distribuirán en 47 zonas metropolitanas del país.

BENEFICIOS POR COBRAR MÁS.
Con tantos recursos, la reforma fiscal es benéfica para los gobiernos locales, pero también trae consigo algunos esquemas de premios y castigos, “no son puras zanahorias”,considera Carlos González, socio de Finanzas Públicas Locales del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP).

El experto comenta que la miscelánea propone una dinámica “interesante” en la fórmula de distribución del Fondo de Fomento Municipal, mediante la cual se privilegiará con más recursos a los municipios que colaboren con los estados en la recaudación del impuesto predial, el cual apenas representa 0.2% del producto interno bruto (PIB) del país.

La estrategia garantiza que las entidades recibirán el mismo monto que captaron en 2013; 70 por ciento del excedente se distribuirá conforme a los criterios actuales y el resto se repartirá con base en el incremento en la captación de dicho gravamen.

Además, recuerda el especialista, el Fondo de Aportaciones para la Educación Básica y Normal (FAEB) desaparecerá, con lo cual, a partir de 2015, la Federación volverá a controlar el pago del magisterio mexicano mediante el Fondo de Aportación de Nómina Educativa y Gasto Operativo (Fone).

EL NEGRITO EN EL ARROZ.
Los especialistas coinciden en que la reforma fiscal no mejoró la recaudación de ingresos propios en los municipios y ampoco se avanzó mucho en materia de transparencia y rendición de cuentas.

“Ahí se quedó la reforma, prácticamente no avanzamos en materia de cobro de impuestos locales, cuando una de las propuestas de la Conamm fue reforzar la capacidad recaudadora de las alcaldías”, comenta Leticia Quezada.

Carlos González considera que se debió acotar el tema de la deuda subnacional. El especialista sostiene que aunque hay una iniciativa paralela que busca poner candados a los endeudamientos de los gobiernos locales, es necesario dejar en claro las condiciones y los mecanismos bajo los cuales se pueden contratar nuevos créditos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: