Materializan Urbes sostenibles en México

Los gobiernos locales tienen a la mano herramientas que pertenecen a un programa integral para una mejor calidad de vida

La globalización y la necesidad de descentralizar actividades en grandes urbes obligan a que surjan ciudades llamadas emergentes, entidades que tuvieron un crecimiento poblacional y económico positivo por encima del promedio nacional durante el último periodo intersexenal, y que cuentan con una población de entre 100 mil y 2 millones de habitantes.

“El crecimiento poblacional y el desarrollo de los países ha creado la necesidad de que surja un mayor número de ciudades, es por ello que con la finalidad de apoyar el desarrollo de esas entidades, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) diseñó el Programa Ciudades Emergentes y Sostenibles (CES), un plan de asistencia técnica no-reembolsable que provee apoyo directo a los gobiernos centrales y locales en el desarrollo y ejecución de planes de sostenibilidad urbana”, señala Geri Smith, especialista principal de Comunicaciones de la Oficina de Relaciones Externas del BID.

El CES emplea un enfoque integral e interdisciplinario para identificar, organizar y priorizar intervenciones urbanas para hacer frente a los principales obstáculos que impiden el crecimiento sostenible de las ciudades emergentes de América Latina y el Caribe. Este enfoque transversal se basa en tres pilares: sostenibilidad medioambiental y de cambio climático, sostenibilidad urbana y sostenibilidad fiscal y gobernabilidad.

Geri Smith señala que la Metodología CES promueve la idea de que las estrategias de desarrollo urbano bien planificadas, integrales y multisectoriales tienen la capacidad de brindar mejoras a la calidad de vida y de trazar un futuro más sostenible, resiliente e inclusivo para las ciudades emergentes de América Latina y el Caribe.

 

HERMOSILLO ES EJEMPLO EN HARVARD

“La capital sonorense reúne las características para ser una ciudad emergente, en poco tiempo estaremos llegando al millón de habitantes, es un territorio con un amplio potencial y oportunidad para el desarrollo urbano y económico. La localidad fue seleccionada en 2016 por el Nadbank para ser parte de una de las ciudades piloto en el norte de México, en la cual sería aplicada la metodología diseñada para el programa CES”, comenta el presidente Municipal Maloro Acosta.

“Al ser parte del Programa CES Hermosillo, se recibe asistencia técnica no reembolsable por parte del BID y del Nadbank para desarrollar la metodología. Se realiza un diagnóstico mediante el levantamiento de 127 indicadores que nos dice cuáles son los temas prioritarios para la ciudad. Además, se realizaron tres estudios, uno de cambio climático, uno de riesgos y un estudio de crecimiento urbano. Es decir, la entidad ha tenido la oportunidad de recibir múltiples consultorías en temas clave como la movilidad, el desarrollo urbano y el desarrollo económico”, explica.

Refiere que sin duda con el proyecto CES han obtenido muchas ventajas, “pues bajo este esquema hemos tenido la oportunidad de generar vínculos estratégicos con la academia, tal es el caso del proyecto Rethinking Hermosillo, desarrollado en conjunto con la Universidad de Harvard. Este diagnóstico fue el punto de partida para profundizar la investigación en torno a temas cruciales para el futuro de la ciudad. Los temas priorizados en esta investigación son los patrones de urbanización y diseño urbano, estudio del paisaje y medioambiente, el transporte y la movilidad, así como las posibilidades que la ciudad tiene para ser más competitiva para promover su desarrollo económico”.

Programa Ciudades Emergentes

  • El Programa del BID trabaja actualmente en el fortalecimiento de la Metodología CES, incluyendo temas relacionados con desarrollo económico local, competitividad y la creación de empleo productivo.

 

  • América Latina, incluido El Caribe, se ubica como la segunda región más urbanizada del planeta, con 8 de cada 10 personas viviendo en ciudades.

 

  • Entre 1950 y 2014 se urbanizó a una tasa sin precedentes, aumentando su población urbana (como porcentaje del total) de 50 a 80 por ciento; una cifra que se espera que alcance 86 por ciento en 2050

Fuente: BID.

Además, dice el alcalde, durante 2017 Hermosillo fue utilizado como caso de estudio para un seminario impartido en la Harvard Graduate School of Design. De esta gran colaboración ayuntamiento-Harvard, resultaron tres proyectos que atienden grandes retos de Hermosillo, como la contención de la expansión urbana y el aprovechamiento de la energía solar y el agua tratada para generar agroindustria sustentable; la redensificación de la ciudad para llenar los vacíos intraurbanos con un proyecto inmobiliario de gran escala; la revitalización del centro histórico a través de la transformación de las actividades dentro y fuera del Mercado Municipal, incorporando vida nocturna de calidad y rescate del espacio público en el centro para fomentar la cultura e incentivar el comercio local.

Por otro lado, en materia de desarrollo económico, se realizó un estudio en conjunto con el Center for International Development de la Harvard Kennedy School of Government. Sumado a ello, el alcalde puntualiza que se ha contado con la participación de otros expertos internacionales para proyectos específicos, como la revitalización del Centro Histórico. “Se ha trabajado con la reconocida firma de urbanistas españoles Ecosistema Urbano, quienes tienen amplia experiencia en temas de mejoramiento y recuperación de centros históricos. Ellos, en conjunto con Harvard GSD y el ayuntamiento de Hermosillo trabajan en la recuperación de la avenida No Reelección, reocupando y recuperando un inmueble de la zona para convertirlo en un centro de actividades culturales, espacios de trabajo y activación física denominado Banco de Ideas. Éste, a su vez, se desdobla hacia el espacio público para dar remembranza al antiguo camino de ascenso al corazón de Hermosillo: “El Cerro de la Campana”, generando un andador peatonal que permita redescubrir este gran hito de la ciudad.

“Sin duda, la ventaja de ser una ciudad emergente, es la construcción de una visión participativa y de largo plazo, que aporta herramientas para guiar una planificación urbana sostenible. Esté es uno de los mayores beneficios, ya que el BID da el acompañamiento técnico para que el municipio desarrolle capacidades locales y que a su vez se enriquezca de la información y proyectos estratégicos generados durante la aplicación de la metodología”, señala.

Añade que dichos insumos son herramientas para la actualización del Programa de Desarrollo Urbano del Centro de Población de Hermosillo, “es por ello que actualmente la entidad cuenta con una gran oportunidad para convertirse en una ciudad líder en México, en temas de urbanización, economía y movilidad, ya que ofrece las condiciones para promover proyectos contundentes e innovadores”, finaliza el edil.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: