Municipios, más que ventanillas para las PYME.

Costureras Noviembre 2013Hace cuatro años, Ricardo Cacique y Joaquín Martínez fundaron Digitum, una firma de telecomunicaciones y de tecnologías de la información que emplea a 20 personas. La compañía recibió asesorías de una aceleradora de negocios en Silicon Valley, Estados Unidos, y ha recibido premios. Pero a pesar de estos logros, cuando los socios buscaron un apoyo financiero del estado de Querétaro, no calificaron.

“Lo primero que nos preguntaron fue ¿cuántos empleos vas a generar? Dijimos que de 15 a 20, pero no nos tomaron en cuenta. El financiamiento para una empresa como la nuestra por lo general no resulta atractivo a los ojos de las administraciones estatales, que buscan proyectos capaces de generar muchos puestos de trabajo en el corto plazo”, refiere Joaquín Martínez, quien es director general de la empresa.

El entrevistado reconoce que los esquemas más importantes para el impulso de los emprendedores provienen de los gobiernos estatales y del Federal; sin embargo, asegura que, aunque incipientes, las acciones de los municipios son fundamentales para detonar el crecimiento de las casi 4 millones de micro, pequeñas y medianas empresas (Pyme) en México, según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

NUEVOS ESQUEMAS.
Los expertos coinciden en que cada vez son más las alcaldías que realizan esfuerzos importantes por apoyar a las Pyme más allá de la agilización de trámites. Guadalajara, Jalisco, por ejemplo, es una de las pocas entidades que ha hecho de esa tarea una política de gobierno.

Estadistica Municipios PYME Noviembre 2013“En colaboración con Nacional Financiera (Nafinsa) creamos un fideicomiso que dispone de un fondo de 15 millones de pesos (mdp), a través del cual hemos apoyado a cerca de 600 Pyme de diversos giros, como papelerías, almacenes abarroteros, talleres mecánicos y restaurantes pequeños con créditos que van de los 3 mil a los 80 mil pesos, de la mano de asesorías y capacitaciones”, explica Pedro Ruiz, Secretario de Promoción Económica de Guadalajara.

El funcionario aclara que el ayuntamiento tapatío se encarga de gestionar y otorgar los financiamientos, con una tasa de interés de 12 por ciento anual y sin garantías para préstamos menores a 50 mil pesos.

El monto promedio de los créditos ronda la cantidad de 30 mil pesos.

El ayuntamiento también cuenta con una incubadora de negocios, la cual brinda servicios de asesoría, mentoría y todo el acompañamiento que requieren los proyectos emprendedores exitosos. Hasta el momento se han incubado 36 empresas, principalmente en el sector de tecnologías de la información.

Además de estos esfuerzos, el municipio trabaja para que todas las gestiones que demanda la apertura de una compañía se realicen vía Internet, de tal manera que la expedición de permisos sea más ágil.

“Los ayuntamientos deben identificar la vocación económica local y, con base en ello, planear su política de apoyo a las Pyme. Un buen inicio es facilitar el financiamiento, aunque tampoco se debe dejar de lado la mejora regulatoria, es decir, que los trámites sean expeditos”, sostiene Pedro Ruiz.

El funcionario explica que ya se trabaja para incrementar los fondos del fideicomiso de tal manera que se pueda apoyar a más emprendedores. También comenta que se buscan mecanismos que ayuden a las compañías en los procesos de toma de decisiones, como la creación del Observatorio Económico Municipal, el cual permitirá contar con datos estadísticos útiles para los empresarios y los emprendedores locales.

Pedro Ruiz explica que dicho observatorio se encargará de registrar información sobre la dinámica económica de Guadalajara. “Estos registros los pondremos a disposición de las compañías para que tomen decisiones más acertadas”, detalla, y agrega que este tipo de medidas funciona como filtro para canalizar proyectos a instituciones estatales con más fondos para apoyarlos.

COPIAR LO BUENO.
Fernando Jiménez, gerente de Programas del Instituto Pyme, una institución privada que promueve el desarrollo de nuevas unidades productivas, recomienda a los alcaldes retomar el ejemplo de sus pares estadounidenses, quienes constantemente buscan herramientas como subsidios e instrumentos financieros en las bolsas de valores para impulsar a las compañías de reciente formación.

En ese sentido, Ricardo Cacique y Joaquín Martínez destacan la relación entre las Pyme del país vecino y los gobiernos subnacionales: “En Estados Unidos los emprendedores innovadores son apoyados por las administraciones locales, quienes los llevan de la mano durante todo el proceso de mentoría, desarrollo, promoción y financiamiento, hasta que se convierten en compañías exitosas capaces de inculcar dicha filosofía de apoyo y acompañamiento en las nuevas generaciones de empresarios”, detallan.

POCA CLARIDAD.
Fernando Jiménez asegura que las administraciones municipales de estados que cuentan con más recursos, como Jalisco, Nuevo León, Puebla, Baja California o el Distrito Federal, no tienen muchos problemas para poner en marcha programas integrales de asistencia a las Pymes. Sin embargo, los emprendedores de otras regiones menos favorecidas, como Oaxaca, Guerrero, Chiapas o Tabasco tienen menos posibilidades de recibir ayuda de los municipios debido a las carencias que padecen, como falta de equipamiento y de personal.

Asimismo, advierte que aún falta claridad en muchas de las políticas públicas que impulsan los tres órdenes de gobierno. “Un estudio elaborado por el Instituto Pyme demuestra que más de 90 por ciento de los pequeños negocios no recibe apoyo de los municipios, ya sea en capacitación, financiamiento o agilización de trámites. Algunas alcaldías tienen la intención de apoyarlos pero no generan mecanismos propios, sino que replican las políticas del Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem).”

Fernando Jiménez reconoce que el Fondo Pyme, uno de los esquemas de financiamiento más importantes que se impulsan desde la Federación, ha sido exitoso, pero advierte que los más de 3 mil mdp con los que cuenta son insuficientes para la cantidad de créditos que requieren las Pyme.

MÁS CAPACITACIÓN.
Jorge Manrique Montero, rector del Colegio Jurista y especialista en asistencia a municipios, asegura que a pesar de los aciertos del Fondo Pyme, hace falta desarrollar un vínculo más estrecho entre esteprograma y las autoridades locales, las cuales actualmente se limitan a ser una ventanilla para realizar trámites.

“Una opción que los gobiernos subnacionales tienen a la mano para contribuir al desarrollo de las Pyme es a través de la compra de materiales o de servicios, pero definitivamente hacen falta más programas de capacitación y apoyos financieros”, sostiene el experto.

Estadistica Municipios PYME 2 Noviembre 2013El estudio Doing Business, elaborado por el Banco Mundial (BM), refiere que en México se requieren en promedio 9 días para abrir un negocio de bajo impacto, mientras que en otros países como Nueva Zelandia, Rwanda, Alabania y Canadá el proceso se concreta en menos de cinco días. Asimismo, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) refiere que, a nivel municipal el proceso de trámites para abrir un negocio tarda 17 días en promedio.

Por lo anterior, Manrique Montero comenta que también hace falta avanzar en materia de transparencia, pues algunas licencias de operación, de uso de suelo, de construcción y los vistos buenos de Protección Civil o del Cuerpo de Bomberos, también se llegan a otorgar de manera discrecional. “Las malas prácticas y la corrupción entorpecen el crecimiento de los negocios. Lo mejor es poner los trámites en línea para transparentar los procesos”, concluye Fernando Jiménez.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: