Nuevos migrantes… ¿de dónde son?

Publicado Por

CasetaEl recrudecimiento de los problemas económicos, así como el tema de la inseguridad pública en el país, han provocado cambios en el flujo de migrantes mexicanos hacia Estados Unidos (EU).

A los estados como Michoacán, Zacatecas o Guanajuato, que durante muchos años se han caracterizado por tener los mayores índices de migración, se suman otras entidades que han aumentado el número de connacionales que buscan una mejor oportunidad de vida en el vecino país del norte.

Desde las comunidades en Hidalgo, Chiapas, Colima, Nayarit y Yucatán han emigrado mexicanos en busca del “sueño americano”.

En el caso del Distrito Federal, habitantes de las delegaciones de Xochimilco, Magdalena Contreras e Iztapalapa han emprendido también su camino hacia Estados Unidos.

 

Adolfo Laborde“Chiapas tiene un lugar importante en la exportación de mano de obra, están apareciendo estados que antes no tenían índices altos de migración, como Yucatán, Nayarit y Colima; prácticamente la migración está presente en todos los estados”, advierte Adolfo Laborde Carranco, director de la revista Foreign Policy, edición mexicana del Instituto Tecnológico de Monterrey.

Según el Banco de México, Chiapas recibe un promedio de 600 millones de dólares (mdd) de remesas, Yucatán ya supera los 100 mdd, Colima registra más de 160 mdd y Nayarit está por encima de 340 mdd.

En 2010, aproximadamente 600 mil mexicanos abandonaron el país para irse a Estados Unidos, lo que significó un aumento de 10 por ciento en comparación con un año atrás, de acuerdo con el especialista.

Población nacida enEl académico del Tecnológico de Monterrey expone que los migrantes abandonan México principalmente por causas económicas, y se van del país en busca de un mejor empleo, pero también se han sumado razones de inseguridad. Así, el aumento del narcotráfico en el país es un factor que ha provocado que más mexicanos se muden hacia EU.

“La gente se va porque hay un efecto de atracción y expulsión. Hay una cuestión económica, y en algunos estados donde hay tradición migratoria, está la cultura. Se van porque así lo han hecho por generaciones”, dice.

En México, el proceso de migración tiene, incluso, “reglas invisibles”. Por ejemplo, a los jóvenes mayores de 17 años ya se les considera “hombres en la comunidad”, con edad para viajar a EU, además deben tener un “amigo” que tenga la capacidad de pagar la exportación del personal.

CUIDADO CON EL SHERIFF

Border PatrolEn el proceso de expulsión de migrantes, los mexicanos que deciden emprender el camino al norte tienen que batallar con la Patrulla Fronteriza o Border Patrol, así como con medidas restrictivas en Estados Unidos y con iniciativas en donde se les criminaliza.

Juan Luis Sherwell, director de la Escuela de Graduados en Administración del Tecnológico de Monterrey, menciona que el número de migrantes que se fueron en 2010 no fue mayor, pero no porque no quisieran irse, sino por las estrictas medidas impuestas en EU.

Además de que hubo migrantes a los que no les iba tan bien del otro lado de la frontera, por lo cual “algunos regresaron a México”, refiere.

El especialista agrega que a las estrictas medidas antimigratorias se suman los problemas económicos en EU, como otra causa que incide en la disminución del flujo de personas. “La economía de Estados Unidos estuvo muy deprimida en meses anteriores, si no, se hubiera visto un flujo mayor de migrantes hacia ese país”, comenta.

En mayo del año pasado, durante la presentación del Informe Trimestral de Inflación, el gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, delineó el panorama para la migración: “Inevitablemente las políticas migratorias de Estados Unidos, como sucede en otras economías avanzadas, tenderá a ser más selectiva, estricta, y esta tendencia seguramente modificará el fenómeno de las remesas familiares”.

EN BUSCA DE ESTADOS VÍRGENES

Freno a la caídaUna vez que pasó la crisis económica mundial, el panorama migratorio que se vivió en 2010 se caracterizó por una recomposición del mapa en Estados Unidos, la recuperación de fuentes laborales que se habían perdido y por el establecimiento de estrictas medidas de ingreso al vecino país.

El endurecimiento de medidas en algunas entidades del país que administra Barack Obama hizo que nuestros connacionales que huyeron de sus estados y municipios mexicanos buscaran nuevos refugios.

California, Chicago, Texas, Florida quedaron atrás en la mente de los inmigrantes, ya que ahora la búsqueda se orienta a estados vírgenes. Adolfo Laborde Carranco explica que en EU se presenta un efecto de migración interna de mexicanos que consiste en la preferencia de los indocumentados por localidades donde las políticas estatales son más amigables.

“Se están mudando a Illinois, se iban a Carolina del Norte y Carolina del Sur, pero estos estados ya piensan endurecer las políticas migratorias; se iban a Wisconsin, pero ya está aplicando ese tipo de medidas. Ahora se van a Nebraska, a los estados del centro que están despoblados”, expone.

De esta forma, los inmigrantes ya no se van a California o Nuevo México porque el mercado laboral está saturado y el sueldo es menor. “Los ingresos en los estados del sur de EU son más bajos: entre tres, cuatro y hasta cinco dólares. Por eso los migrantes están buscando estados vírgenes o en donde los salarios son mayores”, enfatiza Laborde Carranco.

En su Migration and Remmitances Factbook 2011, el Banco Mundial sostiene que México fue el país con mayor migración en 2010 al contabilizar un total de 11.9 millones de mexicanos, una cifra por encima de la India que registra 11.4 millones y Rusia con 11.1 millones de migrantes. “Se prevé que el corredor México- Estados Unidos sea el de mayor migración del mundo en el presente año, seguido por los corredores Rusia-Ucrania, Ucrania-Rusia y Bangladesh-India”, difunde el organismo internacional. Por lo pronto, 2010 ha sido más positivo que 2009, año de la crisis económica mundial.

Según la Current Population Survey, de la oficina del Censo en Estados Unidos, entre el tercer trimestre de 2009 y el mismo periodo de 2010, los migrantes mexicanos recuperaron más de 500 mil empleos que perdieron entre 2008 y 2009. Además, los mexicanos de segunda o más generaciones han recuperado alrededor de 160 mil empleos de los poco más de 280 mil que se perdieron en igual periodo.

Hasta el tercer trimestre de 2010, las cifras del Current Population Survey exponen que permanecen desempleados poco más de 700 mil migrantes mexicanos y cerca de 900 mil mexicanos de segunda Adolfo Laborde Carranco. o más generaciones.

Juan Luis Ordaz Díaz, analista de BBVA Bancomer, asegura que el empleo para los mexicanos se comienza a recuperar y lo seguirá haciendo en el transcurso de 2011. Según el Banco de México, los inmigrantes mexicanos en EU se concentran en su gran mayoría en el sector de la construcción, donde se desempeña 13 por ciento del total.

LAS REMESAS SE ESTABILIZAN

Después de que en 2009 las remesas se contrajeron hasta 21 mil 181 millones de dólares (mdd) —producto de la crisis económica que impactó al sector de la construcción en Estados Unidos— desde 25 mil 145 mdd que se contabilizaron en 2008, la proyección para 2010 es de estabilidad.

Ordaz Díaz asegura que la recuperación en el envío de remesas, en dólares, inició en el segundo trimestre de 2010, pero solamente se han alcanzado los niveles de principios de 2006. En 2010 los fl ujos de recursos sumaron 21 mil 271 mdd.

El analista de BBVA considera que tendrán que pasar varios años, hasta 2012 ó 2013, para que las remesas recuperen el vigor que llegaron a tener en 2007, cuando se contabilizaron 26 mil 76 mdd.

Adolfo Laborde Carranco considera que las autoridades mexicanas ven a los migrantes como cajeros automáticos. “En términos de remesas, que es lo que más nos importa, ya ves que a los migrantes los ven como cajeros automáticos, hubo una recuperación de cerca de 3 por ciento y las remesas se van a ubicar en 21 mil mdd, así que no hay problema, se está recuperando la economía y eso hace que los migrantes envían dinero a sus casa”, enfatiza el experto.

El gobernador del Banco de México, Agustín Carstens, reconoció que la recuperación de los envíos de dólares no sería tan vigorosa, porque aún hay mexicanos que no han recuperado su empleo en el vecino país. Un aspecto relevante es que las entidades y municipios que más recursos reciben son los ya tradicionales.

Según el Banco de México, Michoacán y sus municipios absorben 10.1 por ciento del total de las remesas recibidas en el año, Guanajuato obtiene 9.3 por ciento, Jalisco 8.2 por ciento, el Estado de México 7.7, Puebla 6.4, Oaxaca obtiene 6.1, Veracruz 5.9, Guerrero 5.7 y el Distrito Federal obtiene 4.6 por ciento del total.

Humberto Suárez, tesorero de Michoacán, afirma que la entidad continúa como el principal receptor de recursos, pero no porque los michoacanos se vayan, sino porque son los que envían las cantidades más altas.

No obstante, frente a todos estos cambios, lo importante es generar las condiciones óptimas en el país para evitar la expulsión de connacionales y mantener esa mano de obra en casa.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: