Obra pública, detonadora de crecimiento

La infraestructura de una comunidad genera empleos y atrae inversión; la labor de los funcionarios que coordinan su creación es clave para lograr esos objetivos

Una de las acciones más importantes de los gobiernos estatales es la de gestionar y poner en marcha obras de infraestructura que permitan brindar a los ciudadanos servicios básicos de calidad y condiciones óptimas para su desarrollo.

Las secretarías a cargo de esta tarea coordinan acciones de construcción, remodelación, reconstrucción y rehabilitación. Su importancia recae en el hecho de su utilidad para proporcionar o potenciar un bien para la comunidad; más allá de los beneficios directos, estas acciones detonan las posibilidades de crecimiento económico, ya que una comunidad con infraestructura en condiciones óptimas permite atraer inversión.

Con lo anterior concuerda David Zamora, Secretario de Infraestructura y Obra Pública de Jalisco, quien asegura que “el objetivo primordial de toda obra pública es generar un bien a la comunidad, recordando que, además, es un importante generador de empleos directos e indirectos. Nuestro objetivo es contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas, también actuamos en favor de un desarrollo económico de la entidad”.

Romy Rojas Garrido, Secretaria de Desarrollo Urbano y Obras Públicas de Querétaro, asegura que “la obra pública constituye un aspecto central de todo gobierno que los ciudadanos perciben de primera mano y que tiene la capacidad de impactar de manera favorable en su vida cotidiana”. También destaca el impacto social de la labor que realizan los titulares de estas secretarías. “Su finalidad es mejorar la calidad de vida de las personas, nuestras obras deben tener ese sello de identidad para que las personas las hagan suyas y las vivan”, sostiene.

Por su parte, José de Jesús Sánchez Romo, Secretario de Infraestructura y Desarrollo Urbano de Colima, afirma que recientemente el impacto de la infraestructura en la vida social y económica de las entidades ha tomado mayor fuerza, por lo que los gobiernos locales han optado por darle un impulso no sólo estatal, sino regional, para lo cual destaca la necesidad de coordinarse mediante redes que les permitan a los secretarios trabajar “con el fin de desarrollar obras interestatales, porque compartimos recursos, intereses o proyectos en común y la idea es impulsar y beneficiar a las regiones para obtener mayores beneficios”.

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: