Seguir viendo

Trenes turísticos detonan desarrollo regional

Veinte años después de la desaparición de los trenes de pasajeros, en México hay cinco rutas ferroviarias turísticas que han contribuido a dinamizar la economía de los estados y municipios donde operan

Los trenes turísticos en México tienen un enorme potencial de crecimiento, de acuerdo con especialistas y autoridades.

Hay que recordar que en 1999, en medio del proceso de privatización de Ferrocarriles Nacionales de México (FNM), se suspendió el servicio de pasajeros. Desde entonces han surgido proyectos para volver a contar con este servicio, al menos en esquemas turísticos, pero son pocos los que se han concretado.

Hoy día, en el país hay cinco rutas ferroviarias turísticas que movieron el año pasado alrededor de 150 mil viajeros. Éstos son el ChePe Regional, ChePe Express, Tequila Herradura Express, José Cuervo Express y Cholula-Puebla.

El Ferrocarril Chihuahua Pacífico (ChePe) es el más conocido, que en sus dos rutas transportó más turistas en 2018, con 100 mil pasajeros. “De éstos, 80 por ciento son turistas nacionales y 20 por ciento extranjeros, principalmente de Estados Unidos y Canadá, aunque los viajeros de Japón y Sudamérica tienen un crecimiento significativo”, asegura Rosalva Delgado Quiñones, Gerente General de Turismo de Ferrocarriles Mexicanos (Ferromex), empresa que opera y comercializa ambas rutas.

Los turistas extranjeros son principalmente de Dallas, Texas, y de Los Ángeles, California, mientras que entre las ciudades emisoras más importantes del país destacan la Ciudad de México, Monterrey y Guadalajara, apunta Delgado.

De acuerdo con la Secretaría de Turismo de Chihuahua, la oferta hotelera creció considerablemente en los últimos años en la zona de Barrancas del Cobre, principal destino turístico del ChePe, sobre todo en el municipio de Creel. La oferta de este Pueblo Mágico sumaba 69 hoteles, más 380 cabañas y 163 hostales en 2014, que es el último dato oficial disponible. En total se contaba con 900 cuartos de hotel, así como 30 establecimiento de alimentos y bebidas.

Algunas de las razones de este crecimiento, señala la Secretaría en su diagnóstico turístico, son el interés por visitar el Cañón del Cobre, ruta del tren turístico ChePe. Delgado Quiñones asegura que los turistas nacionales dejaron el año pasado una derrama de 1,500 pesos y los extranjeros de 150 dólares por día en promedio, con una estancia de cinco días por lo general.

Tomando como base este gasto y estadía, la derrama económica generada por los turistas de las rutas del ChePe asciende a 900 millones de pesos (mdp), incluyendo transportación, alimentación, hospedaje y souvenirs.

Aaron Rosado
Foto: Rosalía Morales

“Esta derrama llega a las comunidades a través de centros de hospedaje locales, ventas de artesanías y danzas. También se genera empleo para grupos locales étnicos como los rarámuris”, explica la directiva de Ferromex. Asimismo, refiere que esta empresa ferroviaria trabaja también en el tema social, transportando a rarámuris de manera gratuita y trasladando donaciones, apoyo a internados y otras acciones.

EXPERIENCIA TAPATÍA

Las otras dos rutas, Tequila Herradura Express, que corre de Guadalajara a Amatitlán, y José Cuervo Express, de Guadalajara a Tequila, han sido factor clave en el desarrollo turístico de la región. Ambas rutas están enfocadas en la parte cultural de la ruta agavera, donde se enseña el proceso de producción del tequila, pero también son generadoras de derrama económica en la región del tequila, agrega.

Rosalva Delgado Quiñones
Foto: Rosalía Morales

El Pueblo Mágico Tequila es ejemplo del éxito de estas rutas ferroviarias, pues tanto la oferta de hospedaje como de turistas se ha más que duplicado. El número de hoteles que había en Tequila, de 2009 a 2017, pasó de 187 a 494, mientras que el de turistas que se hospedaron pasó de 53 mil 800 a 270 mil 500 personas, según datos de la Secretaría de Turismo. “Hay trabajos que se generan gracias a la Ruta del Tequila, hay inversiones en mejoras de carros y de infraestructura, no sólo en Jalisco, sino también en Chihuahua”, expone Rosalva Delgado. En tanto, el Tren Turístico Cholula-Puebla forma parte de un proyecto de movilidad urbana, más que de turismo, aclara Pascal Jolly, Director General de la consultora de proyectos ferroviarios Egis. “La única ruta turística en la que por sí misma el tren es el atractivo, por su paisaje y su esquema, es el que corre por Barrancas del Cobre, pues le permite al viajero disfrutar del viaje y del tren. En el llamado tren turístico Puebla-Cholula la ruta está más enfocada a la movilidad urbana que al turismo”, expone.

Aunque en la administración pasada se planearon otras rutas turísticas, como la del Nuevo Aeropuerto Internacional de México a Teotihuacán y el de Azcapotzalco-Naucalpan, éstos no se llevaron a cabo.

EL PLAN PARA EL SUR

La actual administración ha decidido apostarle al megaproyecto ferroviario del Tren Maya, que tendrá una extensión de 1,500 kilómetros.

“Será un proyecto de desarrollo no sólo turístico, sino social”, afirma Aarón Rosado, Enlace Territorial del Tren Maya en Yucatán. “Son 15 estaciones que apoyarán el desarrollo de la península, un plan que plantea lo que será el turismo en los próximos 50 años”, expresa.

FOTO: DREAMSTIME

El proyecto pretende que los pobladores propietarios de terrenos aledaños a las 15 estaciones se conviertan en socios de los inversionistas, aportando tierra, capital, derechos y concesiones, y que en contraprestación reciban una acción del Tren Maya que les dejará dividendos con base en las utilidades del proyecto, explica el funcionario.

Pascal Jolly
Foto: Rosalía Morales

“Hay un potencial para distribuir los 15 millones de turistas que llegan anualmente a Cancún. Sólo como ejemplo está Chichén Itzá, que recibe anualmente cerca de 5 millones de turistas. Este es el principal tour turístico de quienes visitan Cancún, y es por la distancia y el tiempo de traslado. Si se hace por tren, en menor tiempo, hay potencial para elevar estas llegadas”, sostiene. Asimismo, refiere que los viajeros que llegan a la pirámide de Chichén Itzá generan en promedio 500 mdp al año.

“Cada turista genera 20 dólares por visita, pero en otros destinos similares o que son considerados maravillas modernas, el gasto es de 62 dólares, entonces, hay un potencial para incrementar por lo menos en 40 dólares el gasto por visitante; hay que fomentar pernoctas y para ello estamos creando productos turísticos, con nichos de visitantes.

Enrique Alonso
Foto: Rosalía Morales

“La intención es ofrecer desarrollos turísticos donde el habitante no sólo ofrezca servicios, sino productos de acuerdo con las capacidades que se demanden, fomentar el emprendimiento e iniciativas de innovación para que la estancia del visitante sea más gratificante”, asegura.

El proyecto Tren Maya ha despertado ya el interés de empresas internacionales. Enrique Alonso, Director General de Desarrollo e Infraestructura de Sacyr México, afirma que esta empresa busca participar en el proyecto.

“Dentro de las capacidades de la compañía, podemos participar en el desarrollo de infraestructura ferroviaria o en mantenimiento de las vías, pero también en el desarrollo turístico de la zona, con la construcción de carreteras, servicios, hoteles, corporativos, áreas comerciales, todo tipo de infraestructura”, concluye.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: