NVS

Web, apps y otras tendencias para recaudar más

Publicado Por

Las aplicaciones móviles y los programas informáticos para el cobro de servicios a domicilio permiten que en ciudades como el DF, la quinta parte de la recaudación se realice a través de este tipo de soluciones

Tableta Redes SocialesDespués de los festejos de fin de año y de sobrevivir la cuesta de enero, Mario Reyes, quien habita en un departamento en la delegación Azcapotzalco, en el Distrito Federal, ya completó el dinero necesario para el pago de su impuesto predial.

Mario abre en su teléfono móvil la aplicación de la Tesorería del Gobierno del Distrito Federal, se autentica, genera el pago y poco después recibe una alerta en su correo electrónico con su comprobante.

Lupita García, quien desde hace dos años vive en Miami, Florida, realizó el mismo proceso para pagar el predial de la casa que le heredó su mamá en Morelia. Mientras tanto, el señor Alfredo Escárcega, de 70 años de edad, espera que funcionarios del municipio de Chihuahua, Chihuahua, lleguen a su casa para realizar el mismo trámite sin salir.

Beneficios de aplicaciones movilesÉstos son algunos ejemplos de ciudadanos que se han beneficiado de los cambios que han incorporado algunas administraciones municipales en el país para acercase a ellos e incrementar su recaudación gracias al empleo de herramientas tecnológicas.

Uno de los principales desafíos que enfrentan los gobiernos municipales es justamente acercarse a los ciudadanos, ser sensibles a sus necesidades y demandas, y presentar soluciones que les faciliten llevar a cabo los procesos que exigen las administraciones locales, explica Octavio Chávez Alzaga, director Ejecutivo de ICMA Latinoamérica, organización para la profesionalización y educación de servidores públicos de ciudades, municipios y entidades.

Las soluciones tecnológicas son herramientas valiosas para lograr estas mejoras, pero deben ser parte de una estrategia integral que abra el mayor número de alternativas posibles para que todos los ciudadanos puedan acceder a ellas, comenta en entrevista para Alcaldes de México, Ramón Gil-García, director de Investigaciones del Centro de Tecnologías para Gobierno de la Universidad Estatal de Nueva York.

Las administraciones locales deben contar con todas las opciones posibles, desde oficinas tradicionales, kioscos de ayuda, servicio telefónico, envío de boletas en papel, pago en bancos, sistemas móviles físicos, sitios web, pagos en línea y aplicaciones móviles electrónicas (apps), para asegurarse de abarcar a todos los tipos de población, puntualiza el investigador.

Octavio Chavez Alzaga

Octavio Chávez Alzaga

A DOMICILIO O A DISTANCIA

Una alternativa que desarrolló ICMA para algunos municipios en Chihuahua, fue el pago de servicios a domicilio, mediante el cual, funcionarios públicos llegan a las casas de los ciudadanos en unidades móviles para que realicen sus trámites sin salir de casa.

El sistema contempla políticas de seguridad para el pago de los servicios, sistemas de rastreo de los funcionarios, así como un software para reportar cada pago y validar el proceso, además de la logística para el manejo y control del efectivo, detalla Chávez Alzaga.

App Gobierno

FOTO: ROSALÍA MORALES

Dicho esquema también fue implementado por la administración de Villahermosa, Tabasco, en marzo de 2014, con el objetivo de atender a las personas de la tercera edad, que por cuestiones de salud salen poco de sus casas.

Otra alternativa son las aplicaciones para dispositivos móviles como la “App de la Tesorería del Gobierno de Distrito Federal (GDF)”, que forma parte de su proyecto de gobierno digital, lanzado también en marzo del mismo año.

Al presentar los primeros resultados de esta solución, la Secretaría de Finanzas del GDF describió que fue posible incrementar su oferta de trámites y pago de servicios digitales porque es la segunda opción más utilizada por los capitalinos.

La dependencia detalló que en 2003, las herramientas disponibles en Internet en ese entonces le permitieron generar apenas 0.35 por ciento de su recaudación fiscal, pero en 2013 fue de 22 por ciento, sólo superado por los servicios bancarios, con 47.5 por ciento de sus ingresos.

Por medio de esta aplicación, los ciudadanos pueden realizar pagos de impuesto predial, tenencia y uso de vehículos, agua, multas de tránsito, derechos de renovación de tarjetas de circulación, licencia de conducir tipo A por tres años y permanente, así como el pago del impuesto sobre nómina.

En la primera etapa, hasta julio de 2014, el GDF reportó que cerca de 23 mil 200 personas ya había descargado la aplicación.

Para soportar la seguridad de los pagos, se establecieron certificaciones de pago y constancias de adeudo electrónicas, desde la página web de la Secretaría de Finanzas, mientras que para verificar la autenticidad de cada transacción se estableció un proceso de “validación de documentos”, donde las personas ingresan el folio de su constancia y se coteja con los datos de la dependencia.

Con esta plataforma se digitalizaron cerca de 200 mil trámites presenciales que se realizaban en las oficinas de la Tesorería.

ASEGURAR LAS CAPACIDADES

Gustavo Adolfo Gómez, director de Software del proveedor de sistemas tecnoló- gicos de Hewlett-Packard de México, destaca que las herramientas para desarrollar estas soluciones están disponibles en el mercado. Sin embargo, el principal reto es su implementación, pues hay que preparar la infraestructura tecnológica necesaria para soportar los servicios móviles y que la información pueda ser consultada desde cualquier canal.

Fernando Irure

Fernando Irure

“Sin importar sobre qué canal se realice el trámite: oficinas públicas, vía telefónica, Internet o servicios móviles, entre otros, la administración debe garantizar que la información, la experiencia y el proceso sean los mismos y totalmente homogé- neos”, destaca el directivo de HP.

Fernando Irure, gerente de Ventas para el Sector Público en Oracle de México, agrega que esta estrategia a nivel federal se conoce como ventanilla única.

En ese sentido, los gobiernos locales deben contar con la capacidad tecnológica para soportar la nueva demanda de servicios y tener una estrategia de seguridad integral, de tal manera que las personas realicen sus trámites en línea con plena confianza, agrega Gustavo Adolfo Gómez.

Fernando Irure menciona que para el desarrollo de las apps hay tres tendencias principales: la “express y de corto plazo”, bajo plataformas de código abierto para cada uno de los trámites, que si bien son fáciles de implementar, en el mediano y largo plazo, el crecimiento de las apps complica la administración de los sistemas y sus actualizaciones porque operan de manera aislada.

La segunda es una visión integral del gobierno digital, que integra las apps de forma escalable e interconectadas a un portal multicanal, y que además permite consolidar la información como base del conocimiento de la administración local.

La última es una estrategia híbrida que combina las tendencias anteriores con la creación de apps temporales o por evento.

Para su instrumentación, puntualiza Fernando Irure, los municipios con mayores recursos pueden desarrollar su propia infraestructura. Los que tienen pocos recursos pueden establecer una estrategia de colaboración con los gobiernos estatales, quienes les pueden compartir la infraestructura o buscar opciones en la nube.

Mediante las soluciones en la nube, los municipios pueden contratar la infraestructura en planes de renta mensual, eliminar el costo de adquisiciones de los sistemas tecnológicos y crear su plataforma de acuerdo con sus necesidades.

Ciudadanos prefieren InternetSegún el estudio “Cómputo en la nube: nuevo detonador para la competitividad de México”, elaborado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco) en colaboración con Microsoft, almacenar la información en soluciones de nube digital le facilita a los gobiernos acceder a la información de manera rápida y segura.

Los datos que se suben a la nube se almacenan en servidores externos, lo que permite proveer plataformas para crear páginas de Internet a los ayuntamientos que no cuentan con la infraestructura o el conocimiento para adquirir estos servicios. De igual manera, se les puede dotar de sistemas para que los ciudadanos puedan realizar trámites, así como el pago de servicios.

Una ventaja adicional es que las aplicaciones en la nube facilitan la colaboración en línea, de tal manera que los gobiernos pueden mejorar sus contenidos de manera más ágil.

RECURSOS NECESARIOS

Antes de lanzarse al desarrollo de apps, es necesario que las administraciones locales revisen las condiciones del municipio y determinar si realmente les generarán beneficios, destacan los investigadores.

Ramon Gil Garcia

Ramon Gil-García

“Las soluciones de gobierno electrónico son elementales para municipios urbanos, pero posiblemente no tengan mucho sentido para poblaciones rurales pequeñas, donde la mayoría de los pobladores son personas mayores que no tienen acceso ni conocimiento de estos desarrollos”, complementa Chávez Alzaga.

Aun en las grandes ciudades, la principal limitante del uso de los sistemas digitales es que los ciudadanos cuenten con las herramientas tecnológicas como computadoras, teléfonos inteligentes y acceso a Internet, así como cuenta bancaria para poder hacer los pagos en línea, indica Gil García. Son elementos que tampoco deben pasar de largo las administraciones locales antes de diseñar aplicaciones móviles.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: