Apuesta por el vino y la vid

Publicado Por

El gobierno de Baja California busca explotar al máximo el potencial del sector vitivinícola, paralelo al crecimiento de otras industrias relacionadas

Francisco Vega de Lamadrid.
Es licenciado en Administración de Empresas por el Cetys Universidad, Campus Tijuana, fue alcalde de dicho municipio y en la Cámara de Diputados ocupó la Presidencia de la Comisión Especial para Impulsar el Desarrollo de la Industria Vitivinícola y Productos de la Vid; entre otros cargos públicos.

Mexicali, B.C.- El martes 24 de octubre de 2017 se aprobó en el pleno del Senado de la República, la ley que fomenta la industria vitivinícola impulsada en 2010 por el entonces Diputado Francisco Vega de Lamadrid, hoy Gobernador del estado de Baja California, una entidad que está entre las principales productoras de vino y uvas en el país. Lo que se propone con la implementación es que se impulse a la industria con recursos del Gobierno Federal, abarcando desde la producción, distribución y consumo de vino nacional en lo local y en el mundo.

La Ley de Fomento a la Industria Vitivinícola Nacional surgió por la inquietud de representantes del sector por tener una certeza jurídica cuando se trata de producción de vino. Se logró su promulgación bajo tres rubros: generar políticas públicas y programas para los productores; creación de una comisión que dependerá de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa), y la certificación del vino mexicano con la NOM 199. De acuerdo con el Servicio de Información Agroalimentaria y Pesquera (SIAP) de la Sagarpa, en colaboración con la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), México se posiciona en el lugar 45 a nivel mundial en producción de vino.

Es ante el panorama de oportunidades que Baja California trabaja para consolidarse como el principal productor de vino mexicano a nivel nacional y con una fuerte presencia en el mercado internacional, de modo que el mandatario bajacaliforniano asegura que la industria del vino tiene todo el apoyo de su administración. “Se está impulsando el sector vitivinícola, se han creado iniciativas de proyectos para impulsar el vino mexicano tanto al interior del país como al exterior, llevamos a cabo acciones tanto turísticas como comerciales y de apoyo a los productores y agricultores para garantizar las mejores uvas, el mejor vino y su debida distribución.”

Incluso, afirma, el vino mexicano ha servido como aliciente para continuar con la buena relación entre los estados sureños y colindantes del país en el norte de México y especialmente con Baja California. “Muchos de los turistas estadounidenses que visitan nuestra entidad lo hacen con una ruta gastronómica en la que no sólo consumen los platillos tradicionales de México, también consumen vino nacional, lo que representa un fuerte impulso al sector.”

FORTALEZA EN SECTOR TURISMO

En el periodo vacacional de verano del año pasado, que fue en la primera semana de julio, la Secretaría de Turismo del estado, informó que más de 143 mil personas visitaron Baja California, lo que dejó una derrama económica superior a 163 millones de pesos (mdp).

Una vez pasadas las vacaciones y pudiendo hacer el análisis correspondiente, se concluyó que la ocupación hotelera registró un incremento de 1,457 cuartos ocupados más que en el año pasado. En total fueron 14 mil 277 cuartos-noche ocupados en ese periodo en la entidad.

Los destinos con mayor demanda fueron Ensenada, Rosarito y Tecate, razón por la cual se anunció al finalizar la primera semana vacacional de verano que la infraestructura y servicios turísticos de Tecate serán fortalecidos. Lo principal será dar a la comunidad las comodidades que un destino turístico debe tener para incrementar el flujo y continuar dentro de las preferencias.

En general, los demás destinos turísticos también han realizado acciones en pro de una mejor experiencia turística. Las playas de Rosarito, destino preferido por los californianos registró una mayor afluencia turística, dejando una derrama económica de más de 47.5 mdp, 29 por ciento del total estatal en el mismo periodo.

Asimismo, la Secretaría de Turismo de la entidad, dio a conocer que las acciones que se llevarán a cabo en los próximos periodos vacacionales y días festivos, están contempladas en el Plan Estatal de Desarrollo, y que a su vez se han ido consolidando gracias a los convenios establecidos con el Gobierno Federal.

Del 26 de julio al 19 de agosto se llevan a cabo las llamadas Fiestas de la Vendimia en su vigésima octava edición, en las cuales se congregan la mayoría de las vinícolas de la región, con la realización de catas y degustaciones de vinos nacionales, especialmente de Baja California. Al ser una de las festividades más importantes y con la que pretenden impulsar el vino mexicano se encuentran preparados para recibir a poco más de 100 mil turistas.

En cuanto a la relación con los estados fronterizos del lado de Estados Unidos, Francisco Vega comenta que ésta no se ha visto fragmentada, por el contrario, continúan los trabajos y proyectos en beneficio de ambos lados. “Nos hemos reunido con los gobernantes de California, Arizona, Utah y Nuevo México, lo que ha dejado proyectos interesantes entre los que destacan turísticos, de desembolso de recursos y colaboración.”

FOTOS: DREAMSTIME

La inversión extranjera directa (IED) en Baja California ha mostrado avances significativos al captar durante el año pasado 4,506.6 millones de dólares (mdd), colocándola como la entidad número siete en captación de IED. “Tenemos como meta posicionarnos en el lugar número tres, eso nos deja con una expectativa alta sobre lo que debemos ofrecer en todos los ámbitos, desde la infraestructura y la seguridad hasta los servicios.”

Mientras en otros estados la IED tiene variaciones, Baja California ha logrado mantenerse desde 2012 con 1,008.1 mdd, con un aumento gradual hasta llegar a la cifra de 2017. “Si bien es cierto que nuestras principales actividades son la manufactura y el comercio, existen mayores oportunidades laborales. Se están haciendo grandes esfuerzos para diversificar las actividades de la entidad de tal manera que en agricultura somos los principales productores de uva para vino, tenemos playas para el turismo y con el sector de la construcción competimos por el primer lugar nacional.”

El mandatario estatal comparte que uno de los proyectos que se encuentran próximos a concretarse es la planta desalinizadora que, bajo el esquema de asociación público privada (APP) abastecerá agua con una capacidad de 2,200 litros por segundo, “con lo que se beneficiará, una vez concluida la obra en sus dos etapas, a más de 2 millones de personas en la región”. También, añade, se considera que ya en función y con todas las obras concluidas será la planta desalinizadora más grande de América Latina; ubicada en el Rosarito, con una inversión de más de 10 mdd y una capacidad total de hasta 4,400 metros cúbicos por segundo.

FOTOS: DREAMSTIME

RETO EN MATERIA LABORAL

Según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), en 2015 vivían 3 millones 315 mil 766 personas en Baja California, y estimaciones del mismo instituto arrojaron que la población habría aumentado hasta alcanzar los 3 millones 584 mil 605 habitantes a finales de 2017, lo que representaría 2.9 por ciento de la población total del país. “Es ante el crecimiento demográfico que se vive en la entidad que una de las prioridades es brindar a los ciudadanos un trabajo honesto.”

Del total de la población en Baja California, al finalizar diciembre de 2017, el Inegi informó que la tasa de desocupación fue de 2.75 por ciento, lo que significó un aumento en comparación con el año anterior en el que llegó a ser de 2.27 en el mismo trimestre del año, sin embargo Francisco Vega asegura que no se debe a un aumento en el desempleo sino al incremento poblacional. “Es cierto que llega a variar la tasa de desocupación, pero se debe principalmente a que tenemos una llegada constante de personas a vivir en la entidad, el aumento de la población es importante porque significa que hay trabajo, pero también representa una mayor cantidad de personas a quienes prestar los servicios básicos.”

Para finalizar, añade que Baja California se encuentra en el séptimo lugar nacional en cuanto a la tasa de ocupación, con poco más de 1 millón 631 mil personas de 15 años o más laborando, es decir, un 62.2 por ciento. Al finalizar el primer trimestre de 2018, la tasa de desocupación descendió hasta 2.12 por ciento. “Estamos por debajo de la media nacional en desempleo, y también estamos logrando avances en materia de generación de empleos, incentivos a nuevos comercios y apoyando sectores importantes que generan muchos puestos de trabajo, como el vitivinícola. En Baja California estamos compitiendo con las grandes entidades en México”, concluye.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: