Así se ve • Emilio Lozoya

El gris es la base para estructurar un atuendo elegante y sobrio. Opte por diversos trajes con la gama de este color.

El contraste de blanco y negro se suma a la apuesta sartorial. Redefina su armario sumando esta propuesta.

Cuide que la textura del traje sea acorde a la estación del año. Vestirse adecuadamente realza su imagen. De esta manera, los demás valoran su dignidad y buena presencia.

El traje va abotonado cuando está de pie o va a negociar. Sólo se abre al estar sentado. Las camisas con estampado pequeño son un signo de sofisticación.

Si quiere mantenerse a la vanguardia, opte por un bolso de trabajo con cremallera en piel.

La mejor inversión que puede hacer es adquirir trajes hechos a la medida. Cuide que el corte sea el ideal a su cuerpo.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: