La evolución digital de la Web 3.0

por | Jul 31, 2023 | Innovación | 0 Comentarios

En un mundo cada vez más interconectado, la Web 3.0 emerge como la próxima fase de evolución de la World Wide Web. Con su enfoque en la inteligencia artificial, la semántica y la interactividad, esta nueva generación de la web está cambiando la forma en que los negocios operan y se relacionan con sus clientes.

Alcaldes de México | 31 de julio de 2023.

 

Foto: Creaxid.

La Web 3.0 también es conocida como la “web semántica” debido a su enfoque en la semántica de la información. De acuerdo con la firma AlquimiaPay, mientras que la Web 1.0 se centró en la publicación de contenido estático y la Web 2.0 se caracterizó por la interacción y colaboración entre usuarios, la Web 3.0 va más allá al buscar dotar de significado y contexto a los datos presentes en la web, donde los usuarios puedan hacer búsquedas más cercanas al lenguaje natural.

Requiere optimizar su semántica y coherencia para que sus datos sean legibles para las máquinas.

La idea detrás de la web semántica, expone la empresa, es permitir que las máquinas comprendan el significado de la información y sean capaces de interpretarla de manera más inteligente y precisa. Esto implica que la web se convierta en un entorno donde las máquinas puedan procesar y relacionar la información de forma más autónoma, sin depender únicamente de la intervención humana.

La Web 3.0 se considera la tercera generación de servicios de Internet para páginas web y aplicaciones. Si bien aún no es una realidad, pues aún falta mucho camino por recorrer, AlquimiaPay presenta cómo funciona y cuáles son sus pilares fundamentales:

Mayor interoperabilidad: La Web 3.0 busca superar las limitaciones de interoperabilidad de la Web 2.0, permitiendo una mayor integración y comunicación entre diferentes aplicaciones y servicios en línea.

Datos estructurados: La Web 3.0 promueve la adopción de estándares y tecnologías que permiten la estructuración de datos, como el lenguaje de marcado semántico (RDF) y el lenguaje de consulta (SPARQL). Esto facilita el intercambio y la búsqueda de información de manera más eficiente.

Inteligencia artificial: La Web 3.0 se basa en el uso de técnicas de inteligencia artificial y aprendizaje automático para mejorar la capacidad de las máquinas de comprender y procesar la información de manera más autónoma.

Enfoque en la experiencia del usuario: Busca ofrecer una experiencia más personalizada y relevante para el usuario, utilizando datos y patrones de comportamiento para adaptar el contenido y los servicios a sus necesidades específicas.

La Web 3.0 en la transformación de las organizaciones

La Web 3.0 ofrece una serie de aplicaciones prácticas que pueden impulsar la productividad:

Inteligencia artificial y aprendizaje automatizado

La inteligencia artificial (IA) es uno de los pilares fundamentales de la Web 3.0. Mediante el uso de algoritmos avanzados, las empresas pueden automatizar tareas, analizar grandes cantidades de datos y obtener información valiosa para la toma de decisiones estratégicas. Desde chatbots que mejoran la experiencia del cliente hasta sistemas de recomendación personalizados, la IA está revolucionando la forma en que las empresas interactúan con su público objetivo.

Internet de las Cosas (IoT)

Con la conectividad de dispositivos inteligentes, las organizaciones pueden recopilar datos en tiempo real y optimizar sus procesos. Desde la gestión eficiente de inventario hasta la monitorización de equipos industriales, el IoT permite a las empresas obtener información en tiempo real y tomar medidas proactivas.

Personalización y UX

La Web 3.0 ofrece una experiencia personalizada sin precedentes para los clientes. Mediante el análisis de datos y el seguimiento de patrones de comportamiento, las empresas pueden ofrecer contenido y productos adaptados a las preferencias individuales de sus clientes. La personalización no solo mejora la satisfacción del cliente, sino que también impulsa la lealtad y el crecimiento empresarial.

Blockchain y la Web 3.0

El Blockchain, la tecnología detrás de las criptomonedas, también está estrechamente ligado a la Web 3.0. Esta tecnología descentralizada y segura permite transacciones confiables y transparentes, eliminando intermediarios y reduciendo costos. Desde contratos inteligentes hasta la trazabilidad de la cadena de suministro, el blockchain ofrece soluciones innovadoras para la gestión de datos y la seguridad en los negocios.

La Web 3.0 está en camino de ser una realidad. Aún se desconoce cuándo llegará de forma definitiva para los usuarios. Lo cierto es que en una década, según estimaciones de expertos, entre un 10 por ciento  y un 15 por ciento de la infraestructura mundial funcionará con base en la tecnología Blockchain y la industria crypto crecerá poco más de un 16 por ciento rumbo al 2025.

 

Te puede interesar:

Redacción Alcaldes de México

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cómo gastan los estados: IEEG 2024

Cómo gastan los estados: IEEG 2024

Para fomentar una mejor planeación de los ingresos y del gasto público, además de promover una mayor rendición de cuentas en los estados, el...