Ciudades: Crecer con mínimo impacto ambiental, el reto

Los gobiernos locales deben conocer el estado en el que se encuentran las localidades y fijar objetivos claros para crear planes de desarrollo que consideren el cuidado del medioambiente, así como sistemas de movilidad e infraestructura sostenible; algunos esquemas de financiamiento, como las APP, son herramientas para lograrlo.

► Por David Ramírez Vera

En agosto de 2018, de acuerdo con la organización Global Footprint Network, el planeta agotó los recursos que la naturaleza puede ofrecer a la humanidad en un año; el agua, los árboles, el suelo fértil y la fauna que se consumió a partir de la primera hora del 2 de agosto, se consideró como un déficit, es decir, que se tomó lo correspondiente de 2019.

Por lo anterior se hace cada vez más necesario contar con alternativas de proyectos amigables con el medioambiente, que permitan aminorar el impacto negativo de la humanidad en la naturaleza y que contribuyan a una mejor calidad de vida de las futuras generaciones. A nivel mundial, según información del World Resources Institute (WRI), las ciudades producen el 80 por ciento del producto interno bruto (PIB) y reúnen al 54 por ciento de la población.

Foto: Rashide Frías/Cuartoscuro

Asimismo, se estima que para el año 2050, más de 2.5 mil millones de personas se integrarán a las urbes de los países, representando en ese momento al 70 por ciento de la población. Lo anterior hace necesario que los gobiernos locales, con el apoyo del orden federal, desarrollen estrategias que generen proyectos incluyentes en materia de transporte público, espacios, infraestructura, ahorro de energía, tratamiento de aguas residuales y manejo de residuos sólidos, entre otros aspectos, es decir, replantear y adecuar los planes de desarrollo urbano.

En la medida que crecen, uno de los principales problemas a los que se enfrentan las ciudades en el mundo, especialmente en México, es la disposición final de los residuos sólidos urbanos (RSU). “No hay lugar para depositar la basura de manera correcta, lo que abunda en el país son los tiraderos, existen muy pocos rellenos sanitarios y los que cumplen con todos los requisitos legales y normados por las secretarías encargadas son aún menos”, asegura León Pablo Hurtado, especialista y consultor de políticas ambientales.

Otro reto al que se enfrentan las urbes es la falta de recursos. Algunas de las alternativas más eficientes suelen sobrepasar los presupuestos, asegura el experto. “Las soluciones más eficientes son caras, las plantas de tratamiento de aguas residuales y los rellenos sanitarios son proyectos que requieren de cantidades importantes de dinero que suelen exceder lo que los municipios pueden dar.”

Pablo Hurtado recuerda que, a principios de los años 70, surgió la disyuntiva sobre desarrollarse como ciudades y naciones o cuidar el medioambiente. “Desde entonces la preocupación es latente, en ese entonces no se tenían los recursos en México para hacer ambas cosas y se optó por un desarrollo en las ciudades.

Hoy día se cuenta con la cultura, con los recursos y con las alternativas para lograr el desarrollo local y nacional con un impacto menor al medioambiente.”

La idea es que las autoridades locales gestionen proyectos que puedan generar un impulso económico, desarrollo y crecimiento a partir de una visión sostenible, para lo cual, León Pablo Hurtado asegura que “se deben tomar en cuenta las necesidades del medioambiente, del municipio y de la población, así como las condiciones actuales de todos los factores. Se pueden hacer los proyectos que se requieren y no cosas que no funcionen en las localidades, pero hay que recordar que un factor clave es la voluntad de las autoridades de iniciarlos y de los ciudadanos de aceptarlos y mantenerlos”.

PROYECTOS INTEGRALES

Foto: Tercero Díaz/Cuartoscuro

Durante mucho tiempo, una de las constantes en los gobiernos locales era la falta de continuidad en proyectos iniciados en periodos anteriores. “Cada nueva administración incluía nuevas soluciones y se dejaban de lado los trabajos exitosos que ya se habían realizado”, comenta Pablo Hurtado. Actualmente, las administraciones locales pueden ser renovadas por periodos consecutivos, lo que permite que puedan iniciarse proyectos concebidos a mediano y largo plazo para ser funcionales. Uno de los requisitos fundamentales es “la gestión de los recursos necesarios para desarrollar los proyectos, lo cual es labor del Presidente Municipal, la autoridad que debe dar el paso para buscar el financiamiento”.

En cuanto a los recursos que se destinan a la elaboración y desarrollo de proyectos para el crecimiento sostenible de las ciudades, Edgar Villaseñor Franco, Director Ejecutivo en México de la Junta Directiva de ICLEI Gobiernos Locales por la Sustentabilidad, asegura que existen las opciones necesarias, lo que hace falta es una mayor conciencia del impacto negativo que se tiene en el medioambiente con la continuidad de algunas prácticas. “Las autoridades deben darse a la tarea de elaborar proyectos sustentables e integrales especiales para sus territorios, y acercarse a las diversas formas de financiamiento, como las gubernamentales, las privadas y las que ofrecen distintas asociaciones, pero sin perder de vista cuáles son las necesidades a cubrir y las medidas a tomar para la conservación de los recursos naturales.”

Foto: Tercero Díaz/Cuartoscuro

Hoy día existen proyectos integrales que permiten dar solución a dos o más problemas de una forma ecológica, un ejemplo es la recolección de basura que, “al realizarse de forma eficiente y oportuna permite que se puedan separar los desechos reutilizables y reciclables, así como el aprovechamiento de materiales como el PET, que puede generar recursos extras”, apunta. Ambos especialistas coinciden en que es posible lograr el desarrollo de las ciudades y municipios en comunión con el cuidado del medioambiente, pero es un trabajo que requiere de constancia y participación tanto de la ciudadanía como de las autoridades, quienes tienen las posibilidades de gestionar los recursos necesarios para la adquisición de tecnología y para la puesta en marcha de proyectos.

Edgar Villaseñor enfatiza que “no hay que olvidar que toda acción humana representa un impacto al medioambiente”. Asimismo, refiere que el transporte público y las opciones que una ciudad ofrece a los habitantes son pieza fundamental en la preocupación y ocupación de gobiernos comprometidos con el medioambiente y con el mejor desarrollo de las personas. “Últimamente, uno de los modelos que ha tenido mucho éxito son las bicicletas, para lo cual algunas ciudades han optado por adecuar su infraestructura para permitir el tránsito tanto de peatones, como de vehículos automotores y bicicletas, sin embargo, no muchas ciudades han cambiado su forma de pensar en materia de movilidad.” Por lo anterior, asegura, es necesario que los gobernantes y ciudadanos replanteen sus posiciones en las pirámides de movilidad.

“Lo que se tiene que hacer es trabajar en las pirámides donde la infraestructura se enfoque en el peatón y se den alternativas de movilidad como las bicicletas.” Villaseñor señala que a pesar de que muchos municipios no puedan acceder tan fácilmente a las nuevas tecnologías que permiten ahorros en energía, materiales y mantenimiento por el costo que la compra representa, es algo necesario. “Es más caro no hacer el cambio tecnológico que hacerlo”, sostiene.

RUMBO CLARO

Para Adriana Lobo, Directora Ejecutiva de World Resources Institute México (WRI México), si se quieren llevar a cabo políticas públicas exitosas, es necesario “entender cómo estamos y cómo queremos estar, para lo cual se requiere conocer cuáles son las ventajas, desventajas y características de la situación actual de la comunidad”, algo que a decir de la especialista no todos los gobernantes hacen.

La tendencia a hacer de las ciudades entes sustentables es reciente, sin embargo, Adriana Lobo advierte que las acciones realizadas por parte de los gobiernos que las promueven, van en contrasentido, pues “se promueven proyectos que no consideran los recursos naturales, el entorno y el impacto en el medioambiente”.

Foto: Dreamstime

Uno de los principales aspectos en los que las autoridades deben enfocarse es en realizar un plan de desarrollo sostenible. “Los gobiernos locales deben entender dónde están parados y a dónde quieren llegar, una vez teniendo eso claro, es necesario crear un plan de desarrollo que considere al medioambiente para ser sustentable, que englobe la movilidad, infraestructura adecuada y apropiada como, por ejemplo, la filtración de agua con pavimentos permeables, con lo cual se evitarán inundaciones y se recargarán 2019 los mantos acuíferos.” La movilidad es, sin duda uno de los principales problemas de las ciudades medianas y grandes, problema al que se enfrentarán tarde o temprano todas las ciudades “ es un tema que requiere de atención de los gobiernos, mediante un correcto plan de desarrollo se pueden establecer las vialidades necesarias, con el adecuado y seguro transporte público que movilice eficientemente a las personas a todas partes, para ello se requiere de coordinación entre los diferentes órdenes de gobierno”.

Otras acciones que contribuyen a que los ciudadanos hagan conciencia sobre la importancia del cuidado del medioambiente y los recursos naturales tienen que ver con el reciclaje, la captación de agua de lluvia y el ahorro de energía, un sector en el que existe un abanico de opciones para disminuir el consumo en los hogares.

“Es cierto que los municipios, en su mayoría, no tienen la capacidad económica para llevar a cabo proyectos con inversiones monetarias importantes, sin embargo existen las asociaciones público privadas (APP) que, ejecutadas de manera correcta, pueden ser de gran ayuda”, apunta Adriana Lobo, quien reconoce que se han hecho malos trabajos con este modelo, lo cual ha dejado una mala reputación, pero advierte no debe ser de esa manera. “Los proyectos deben ser transparentes y claros, para que el beneficio lo tengan la ciudadanía, el gobierno y los actores privados, no sólo estos últimos.”

Existen también opciones de financiamiento con la banca privada, para lo cual es necesario estructurar proyectos adecuados con el fin de que la banca pueda invertir. “Muchos de los proyectos con los que tenemos contacto son simplemente ideas, falta trabajo para aterrizar y hacerle llegar el proyecto a los bancos. Es necesario que en los municipios, los encargados de la planeación de proyectos se preparen para presentarlos de manera exitosa ante la banca privada”, concluye.

PARA LOGRAR LA META

Éstas son algunas recomendaciones para fortalecer la capacidad de los gobiernos locales en la planeación y desarrollo de ciudades sostenibles:

• Concientizar a los diferentes actores sociales (gobiernos, empresas privadas, organizaciones sociales, sociedad en general) que la ciudad enfrenta la competencia intensa de otras ciudades del planeta y que solamente con una visión metropolitana puede ser competitiva.

• Impulsar una visión en la que la coordinación entre gobiernos, empresarios, organizaciones y la sociedad sea clave para enfrentar retos, reducir riesgos y aprovechar las ventajas y oportunidades.

• Construir instancias de decisión metropolitana fundamentadas en una amplia participación de la sociedad.

• Aprovechar las economías de escala y de alcance, para financiar la dotación de servicios públicos.

• Controlar las externalidades negativas de las actividades locales. • Reducir las diferencias sociales y espaciotemporales a través de la asignación justa de los costos y beneficios del desarrollo. • Impulsar la convergencia urbana y regional en materia de desarrollo sostenible.

• Eliminar cualquier tipo de barrera innecesaria para acceder a bienes y servicios públicos de calidad.

• Garantizar la transparencia de la acción pública y la responsabilidad legal derivada del impacto de sus acciones.

Fuente: Ciudades sostenibles en México: una propuesta conceptual y operativa (Segob).

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: