Pasan la prueba Guerrero y BCS

Publicado Por

CadillaLos primeros comicios del calendario electoral 2011 arrojaron un triunfo holgado para Ángel Heladio Aguirre Rivero, en Guerrero, y para Marcos Covarrubias Villaseñor, en Baja California Sur —en ambos casos resultados contundentes que los erigen como gobernadores electos—; no obstante que los procesos no estuvieron exentos de enfrentamientos verbales entre candidatos, filtraciones en la prensa, conflictos al interior de los partidos políticos y amenazas de impugnaciones.

En Guerrero hubo un agravante más: los actos de violencia previos a la jornada electoral del 30 de enero pasado, que implicaron balaceras dejando muertos en municipios tan importantes como Acapulco.

La elección de Guerrero demostró el músculo político que tienen las coaliciones partidistas, ya que Aguirre Rivero, candidato de la alianza Guerrero Nos Une —integrada por el PRD, PT y Convergencia—, consiguió la victoria con más de 50 por ciento de los votos. En este triunfo también influyó la declinación del candidato del PAN, Marcos Parra, a favor de Aguirre.

Otro rasgo característico de los comicios en Baja California Sur y Guerrero fue la nominación de candidatos “prestados” de otros partidos. Como se recordará Aguirre Rivero era militante del PRI, en tanto que Marcos Covarrubias dejó las filas del PRD al no ser respaldado por su partido, para aceptar ser el abanderado del PAN. El sudcaliforniano arrasó el 6 de febrero pasado con más de 40 puntos a sus rivales.

De esa forma, Guerrero repite el color amarillo por segunda ocasión consecutiva, en tanto que Baja California Sur se pinta de azul por primera vez.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: