Seguir viendo

Tomarán agua del Balsas

CalderónEl Gobierno Federal entregó los títulos de asignación a 340 municipios de la cuenca del Río Balsas, los cuales podrán utilizar el agua de ese afluente para satisfacer únicamente necesidades de consumo humano.

Pedro Tello Gómez, alcalde de Ciudad Hidalgo, Michoacán, dijo a nombre de los beneficiarios que la reforma del decreto presidencial que desde hace 40 años prohibía tomar agua del Balsas tendrá un impacto favorable en el desarrollo regional.

Expuso que en los pueblos de la cuenca los vecinos llegan a ocupar un día o toda una noche en el acarreo de agua, tarea que no pueden darse el lujo de suspender “porque un día perdido empobrece a las familias”. En este sentido, se comprometió a hacer un uso responsable del recurso.

En marzo de este año se publicó en el Diario Oficial de la Federación una modificación a la veda de aguas superficiales de la cuenca del Río Balsas, de ahí que en octubre pasado los 340 municipios beneficiados obtuvieron sus títulos de asignación.

El levantamiento de la veda tendrá un impacto favorable sobre 4 millones 245 mil 115 habitantes, distribuidos en los estados de México, Michoacán, Guerrero, Morelos, Oaxaca, Tlaxcala, Jalisco y Puebla, quienes podrán abastecerse de un volumen global de 219 millones 645 mil 221 metros cúbicos anuales durante 30 años.

Ante funcionarios federales, estatales y presidentes municipales, el presidente Felipe Calderón Hinojosa hizo ver que el bienestar de los habitantes es más importante que la producción de electricidad y las actividades agropecuarias. Insistió en que los títulos autorizan el consumo humano, aunque aclaró que las aguas residuales —debidamente tratadas— podrán ocuparse para labores industriales o agrícolas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: