Colofón de reforma energética, sólo espera promulgación

El Senado aprobó en su totalidad el paquete de leyes secundarias en materia energética y remitió al Ejecutivo para su promulgación el proyecto de decretos de Ley de Hidrocarburos, la Ley de Pemex y la CFE, así como la Ley de la Industria Eléctrica.

Tras 96 días de análisis y discusión, los legisladores destacaron que con estas nuevas reformas México buscará potenciar su riqueza petrolera, de gas y de generación de electricidad.

Pemex y la CFE dejan de ser paraestatales y se convierten en Empresas Productivas del Estado ante la competencia de los nuevos inversionistas que llegarán al país. Ambas empresas serán autónomas y libres de decidir su gestión, con una intervención limitada de Hacienda.

Tras un debate de siete horas, el pleno del Senado se allanó a los 39 cambios que realizó la Cámara de Diputados a dichos ordenamientos, entre otros para modificar el concepto de la Ocupación Temporal para la extracción de hidrocarburos.

Las nuevas leyes cambian la dinámica de relación entre las empresas energéticas y los dueños de la tierra en cuyo el subsuelo exista riqueza de petróleo o gas, pues elimina la expropiación automática que existió desde 1938, como efecto de la nacionalización petrolera, como desde 1975, con la actual Ley del Servicio Público de Energía Eléctrica, y crea un sistema de conciliación para que los dueños de esos predios obtengan beneficios de dejar que exploten sus tierras, y deja como último recurso el derecho del Estado a la ocupación temporal.

Se prevé además que México podrá multiplicar su extracción de petróleo de las aguas profundas y explotará el gas shale, con lo que se espera que bajen los precios de los energéticos para el consumidor final, pero con la obligación de mantener programas de ayuda focalizada en electricidad y gas LP para los más pobres.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: