Cómo disminuir los riesgos de contaminación por plomo desde el sector público

Por Isaías Ocampo

Alcaldes de México | 21 de octubre de 2020.- El plomo es un elemento que ha beneficiado a la industria durante muchos años, sin embargo también es un enemigo silencioso de la salud humana y del medioambiente, por lo que empresas y gobiernos deben estar comprometidos con un menor uso de productos que lo contengan y la vigilancia de la industria que lo produce o utiliza, explicó Víctor Calderón Salinas, investigador titular del departamento de Bioquímica del Centro de Investigación y Estudios Avanzados (Cinvestav) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

“Los seres humanos recibimos el plomo por diferentes vías desde que se encuentra en yacimientos naturales, pero cuando lo obtenemos para su industrialización se incrementa la posibilidad de contaminar a los trabajadores y a los sectores alrededor, como el medioambiente, el aire, la tierra y el agua, a través de los cuales puede llegar a las personas”, detalló el científico en el Foro Digital Alcaldes de México: Servicios públicos en la nueva normalidad.

Según una investigación del Cinvestav, de 1980 a la fecha ha disminuido en 30% la concentración de plomo en los niños, debido al conocimiento del daño que puede generar y su consecuente eliminación de juguetes, dulces, gasolinas, entre otros productos.

Sin embargo, precisa Calderón Salinas, esa disminución aún no es suficiente y genera daños a la calidad de vida de las personas que pueden tardar en manifestarse hasta 20 años después de la exposición, con insuficiencias renales, hepáticas y neuronales.

“Los niños no mueren por esa exposición, sino que quedan con un problema en su calidad de vida y muchos de ellos desarrollan insuficiencias de salud, no los vemos enfermos en ese momento, pero sí se afecta su calidad de vida y su rendimiento intelectual y físico”, alertó.

La afectación para un adulto que trabaja directamente con productos que contienen o se componen de plomo es mucho mayor, explica el investigador, pues se exponen a intoxicaciones severas en sólo un año o dos.

“Eso es solamente el plomo, imaginen residuos sólidos que llevan más contaminantes como mercurio, los cuales contaminarán los mantos acuíferos o generan elementos que contaminan el ambiente y al ser humano”, señala el académico.

Se trata de un enemigo silencioso que puede afectar gravemente la salud del ser humano, su calidad de vida y el medioambiente en el que se desarrolla.

Las pinturas sin plomo como parte de la solución

Muchas de la pintura que se utiliza para señalamientos viales terminan en los mantos acuíferos, contaminando con elementos peligrosos para la salud humana como el plomo, por ello se han desarrollado tecnologías que permiten seguir cuidando la seguridad de peatones, conductores y ciclistas mientras que se protege al medioambiente.

“Hoy día la tecnología e innovación ha avanzado considerablemente y ayuda a desplazar el plomo de las pinturas, con lo que se cuida, no solamente el medioambiente, sino la salud de todos”, explicó en su intervención Esmeralda Álvarez Velásquez, líder de Segmento de PPG Comex.

Un elemento esencial de esta tecnología incluida en la pintura de vialidades es el pigmento orgánico, que permite un alto desempeño y retención del color, además de incorporar microesferas que ayudan a la visibilidad de las señales y que se traduce en seguridad vial para las personas, detalla la especialista.

Para implementar estas tecnologías de manera más eficiente se requiere de “un trabajo conjunto entre IP y los gobiernos, para impulsar un cambio normativo para el desuso del plomo en las pinturas”, apunta Álvarez Velásquez.

Esmeralda Álvarez Vásquez

El principal objetivo, dijo, es brindar protección porque “estamos hablando de tecnologías avanzadas libres de plomo para cuidar el medioambiente, la salud de quienes estamos en contacto con ellas y también la seguridad vial, porque permanecen por más tiempo”.

“En Comex contamos con un equipo de expertos especializados en la aplicación de pinturas y en hacer las recomendaciones adecuadas, porque cada vialidad es un reto, no es lo mismo una carretera que una vialidad urbana”, expuso.

“Todavía queda mucha tarea pendiente para impulsar un marco normativo que nos exija a los fabricantes eliminar el plomo de las pinturas. El mundo exige un cambio que tiene que estar alineado a la normatividad, que se pueda evaluar y medir en justa competencia para todos”, precisó.

¿Qué acciones realizar?

Víctor Calderón expone que una de las primeras acciones que se deben implementar es por parte de las empresas, que sean socialmente responsables para disminuir o eliminar el uso de plomo en sus productos, como juguetes, dulces, pinturas, gasolina, entre otros.

Por parte de los gobiernos se debe recurrir a un manejo adecuado de los residuos sólidos y utilizar productos para la obra pública que contengan una cantidad menor de plomo o que no lo utilicen.

“Nuestra experiencia y la experiencia internacional, el avance médico muestran que se deben hacer valer las normas ambientales y generar políticas públicas para no usar plomo en el sector público, eso impulsará a que no se utilice en otros ambientes; son políticas que en otros países ya tienen más de 20 años”, refirió el especialista.

“La vigilancia es crítica, en Cinvestav hemos hecho estudios sobre contaminantes por agroquímicos, hemos realizado pruebas de tamizaje a la población abierta con costos bajos, donde se puede identificar si la población está siendo afectada y esas pruebas se han hecho en diferentes estados y municipios”, apuntó.

Los elementos principales son prevenir, vigilar y diagnosticar a tiempo, “para poder hacer frente a la contingencia crónica con respecto a la contaminación y que se agrava con la contingencia infecciosa por el covid”, precisó Víctor Calderón.

En este panel también compartió su experiencia en servicios y estrategias para el manejo de residuos sólidos el director general de Tecmed, Juan Carlos Herández Cañizares.

Deja un comentario

86358
  • A %d blogueros les gusta esto: