Cómo mejorar la movilidad por medio de estudios de datos

Si se busca atender las necesidades actuales de las ciudades del país en materia de movilidad, derivadas del impacto que generó la pandemia de Covid-19, es necesario que las autoridades locales apuesten por las nuevas tecnologías, así como por la recopilación de datos por medio del big data y la telemetría, coincidieron especialistas.

Durante el evento Intertraffic México Digital Xperience, Pedro Giraldo, gerente de Desarrollo de Negocios – Gobierno Latinoamérica de Geotab, explicó que la pandemia de Covid-19 ha cambiado la dinámica de movilidad en dos vertientes, primero que se paralizaron las actividades económicas y por ende la gente dejó de moverse; y segundo, en esta etapa de reactivación los usuarios buscan transportarse pero sin contagiarse.

Ante estas nuevas necesidades, los gobiernos subnacionales deben incluir nuevos sistemas de medición de datos, el fin de esto es que no solamente se pueda conocer la nueva dinámica del transporte público sino también del privado para atender las nuevas necesidades de la ciudadanía, además de que es un paso más para lograr consolidar las ciudades inteligentes.

“La crisis generalizada por Covid-19 implicó un cambio en la forma en que vivimos en las ciudades y en que nos tenemos que mover a partir de la implicaciones del teletrabajo, el cierre de actividades económicas y todas las recepciones de viaje que tuvimos durante más un año”, aseguró Nicolás Rosales Pallares, presidente de Asociación Mexicana de Transporte y Movilidad (AMTM).

“Tendremos que pensar qué es lo que tenemos que hacer para poder movernos de una mejor manera y no volver a caer en grandes rezagos que teníamos antes del 23 de marzo, que fue cuando se declaró oficialmente la pandemia aquí en México”, agregó.

Alianzas

Pedro Giraldo reiteró que con la pandemia el foco de atención de los gobiernos locales se ha puesto sobre el hecho de modernizar los servicios públicos para que así puedan ser más ágiles y versátiles, pero sobre todo seguros.

Para lograr estos objetivos, indicó, es ahora que se le debe dar un mayor valor a la telemática, ya que agrega un valor dinámico genera información en tiempo real, de las cosas que suceden en el día a día.

“En el fondo, el valor que los Sistemas Inteligentes de Transporte pueden aportar a los gobiernos y a otras empresas es bien conocido, otras entidades gubernamentales se han dado cuenta que les ofrece un punto de vista operativo como financiero”, sostuvo.

El especialista afirmó que para que se pueda hacer un estudio de los datos de movilidad y su aplicación en las políticas públicas se tiene que apostar por las alianzas.

Ejemplificó que a través de la elaboración de indicadores especializados se puede saber la evolución del tráfico por hora, los tiempos que le lleva a la ciudadanía trasladarse no solamente en el transporte público, sino en el uso de vehículos particulares, los lugares que generan más accidentes y las causas por las que se generan y hasta la calidad del aire.

“Una Secretaría de Medio Ambiente, una Secretaría de Planeación puede ver esto y decir esto está generando más contaminación, podemos generar un puente peatonal. También se puede ver el número intersecciones, si hay un bache, algo que no deje pasar a la gente. Los datos te ayudan a la toma de decisiones como en cuestiones de medio ambiente y también para aminorar las zonas de riesgos”, precisó.

Además, ahondó que también se puede saber la dinámica económica que hay entre países y lugares por medio del estudio de la movilidad y la telemetría; “se puede generar un estudio del comportamiento de los vehículos de carga”.

Mauricio del Hierro, director Comercial para Latinoamérica de Moovit (aplicación de movilidad urbana), coincidió en que se necesitan incluir a las nuevas tecnologías para la elaboración de políticas públicas.

Además, indicó que a partir de los avances que se han dado en la medición de datos es que se ha podido identificar que el Covid-19 tuvo un impacto enorme en la dinámica del transporte público.

“Nosotros como Moovit hemos estado rastreando las tendencias de la cantidad de pasajeros en todo el mundo en el transporte público desde enero del 2020. Como pueden ver la demanda en la mayoría de las ciudades de Latinoamérica se ha reducido hasta 90% en el peor momento de la pandemia”, sostuvo.

A partir de los estudios que han desarrollado como plataforma, expuso que las personas están prefiriendo el automóvil particular y están dejando de lado al transporte público.

“La gran pregunta es cómo le vamos a hacer para que los usuarios regresen al transporte público y para evitar esta migración al automóvil privado. Para poder dar forma, las ciudades y agencias tienen que entender el ecosistema de movilidad y qué tan complejo es”, puntualizó.

Indicó que Moovit generó un estudio en otoño pasado para conocer cómo han cambiado las preferencias. Antes del Covid-19 76% de los usuarios de esta plataforma digital de la Ciudad de México utilizaba transporte público, durante la emergencia sanitaria esto pasó a 50 por ciento.

En materia del uso del automóvil particular, antes de la pandemia 13% de los usuarios de preferían usar un vehículo privado, en la pandemia fue 24 por ciento.

Los capitalinos en el rubro transporte público están pidiendo que se aumente la frecuencia de vehículos para que haya menos congestión, que se establezcan sistemas de pago que no requieran contacto humano, que pueda haber información en tiempo real para reducir la espera y saber de antemano qué vehículos están abarrotados.

“El usuario no quiere tener contacto con máquinas dispensadores de dinero, la pandemia ha incrementado la necesidad de los sistemas digitalizados”, acentuó.

Con información de: El Economista

Deja un comentario

90193
A %d blogueros les gusta esto: