¿Cómo operaba el FONDEN y por qué desaparece?

Por Martha Palma

Contar con un ahorro de recursos ante emergencias es fundamental, sobre todo, porque al considerar el contexto internacional, el gobierno mexicano fue el que menos apoyó a los subnacionales durante la pandemia por COVID-19.

Alcaldes de México | 29 de julio de 2021.- El Fondo para la Atención de Emergencias (FONDEN) era un instrumento financiero que proporcionaba suministros de auxilio y asistencia ante situaciones de emergencia, para responder de manera inmediata a las necesidades urgentes para la protección de la vida y la salud de la población, generadas ante la inminencia, la alta probabilidad u ocurrencia de un fenómeno natural perturbador.

Fue creado como un programa dentro del Ramo 23 del Presupuesto de Egresos de la Federación de 1996, y se hizo operacional en 1999, cuando se emitieron sus primeras Reglas de Operación. Se dividía en prevención, respuesta y reconstrucción.

Los gobernadores solicitaban la declaratoria de emergencia ante la Coordinación Nacional de Protección Civil (CNPC), para acceder al FONDEN, cuando la capacidad operativa y financiera de una entidad federativa y del o los municipios afectados, se veía rebasada, en virtud de la magnitud de algún fenómeno natural.

Para obtener la declaratoria de emergencia, era necesario describir las características del fenómeno causante de la misma, dar una aproximación de la población que fue o pudiera llegar a ser afectada con motivo de la emergencia y proporcionar información de daños reportados.

Una vez emitida la declaratoria de emergencia por parte de la CNPC, los municipios afectados recibían productos consumibles como despensas, agua, medicamentos, artículos de abrigo, limpieza y protección; además de servicios de arrendamiento de letrinas, regaderas, plantas potabilizadoras de agua, fletes y combustible.

En las reglas generales del FONDEN, publicadas en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el 3 de diciembre de 2010, se describían sus instrumentos:

  1. El Fondo Revolvente FONDEN a cargo de la Secretaría de Gobernación, el cual tenía por objeto proporcionar suministros de auxilio y asistencia ante situaciones de emergencia y de desastre.
  2. El Programa Fondo de Desastres Naturales del Ramo General 23 “Provisiones Salariales y Económicas” del Presupuesto de Egresos de la Federación de cada ejercicio fiscal, y
  • El Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales.

 

¿Por qué desaparece el FONDEN?

El acuerdo para la extinción del FONDEN, fue aprobado desde octubre del 2020, en el Congreso de la Unión.

Por tanto, el pasado 28 de julio, la SHCP hizo oficial la desaparición del Fondo, al publicar el acuerdo por el que se abroga el diverso por el que se emiten las Reglas Generales del FONDEN, en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Según el acuerdo publicado en el DOF también refiere que los convenios suscritos por Hacienda y la Secretaría de Seguridad con los estados, en relación al Fondo de Desastres Naturales, continuarán vigentes mientras no se suscriban los instrumentos jurídicos que los sustituyan.

Además, la SHCP confirmó que próximamente emitirá las disposiciones específicas que establezcan y regulen los mecanismos presupuestarios, que permitan el adecuado ejercicio de los recursos.

A fin de asegurar acciones de prevención que atiendan los impactos causados por fenómenos naturales y para que “la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), establezca el marco normativo para la conducción y ejecución de las políticas y programas para la prevención, auxilio, recuperación y apoyo a la población en situación de desastre”.

En la conferencia matutina de fecha 7 de octubre de 2020, el presidente Andrés Manuel López Obrador, dijo que el FONDEN desaparecía porque los funcionarios hacían compras sin licitar a precios muy elevados y, “había gente que vivía de venderle a Gobernación, haciendo buenos negocios”.

Afectaciones para los municipios

Considerando que México es vulnerable ante sismos, inundaciones y huracanes, el FONDEN era importante porque además, contemplaba acciones preventivas para amortiguar daños, opina Ady Patricia Carrera-Hernández, profesora investigadora del Centro de Investigaciones Económicas, Administrativas y Sociales (CIECAS) del Instituto Politécnico Nacional (IPN).

“El FONDEN le daba a estados y municipios la posibilidad de acceder a recursos; no es válido cancelar una política pública, sin antes hacer un seguimiento y evaluación para mejorar su desempeño, sabemos que las políticas públicas son imperfectas y siempre habrá fallas”.

Contar con un ahorro de recursos ante emergencias es fundamental, sobre todo, porque al considerar el contexto internacional, el gobierno mexicano fue el que menos apoyó a los subnacionales durante la pandemia por COVID-19, no creó fondos especiales, agrega la también experta en finanzas públicas.

 

Descubre más.

Deja un comentario

91976
A %d blogueros les gusta esto: