Compliance: herramienta eficaz contra la corrupción

Por Luis Alberto Hernández

Alcaldes de México | 9 de febrero de 2021.- Las administraciones locales pueden enfrentarse a malas prácticas en todos sus niveles. Por ello, se requiere contar con servidores públicos capacitados y de estrategias integrales para hacer efectivo el buen trabajo, paralelo a la aplicación de sanciones si es requerido.

En el marco del seminario virtual Compliance Gubernamental para Evitar la Corrupción en Municipios y Estados, cuyo tema central fue la implementación adecuada de un Sistema de Integridad Pública en los gobiernos locales, organizado por Alcaldes de México en conjunto con el despacho Martínez Ocampo & Chávez-Vaca, S. C., se compartieron acciones concretas para combatir la corrupción, así como casos exitosos.

La moderación estuvo a cargo de Norma Pérez Vences, Directora General de Alcaldes de México, quien destacó la participación de los panelistas en la implementación de acciones encaminadas a combatir la opacidad y la corrupción.

La primera participación del seminario corrió a cargo de Salvador Zamora Zamora, Presidente Municipal de Tlajomulco de Zúñiga, quien explicó que la administración que encabeza ha realizado un trabajo arduo en la materia.

“Durante años se ha estado gestando y lo hemos perfeccionado durante el día al día, para crear gobiernos que rindan cuentas y de resultados. En ese sentido, implementamos el modelo de gobernanza  metropolitana, en el que la ciudadanía está en el centro de las decisiones de esta administración.”

En materia de transparencia, el edil explicó que en junio de 2020 se aprobó el reglamento para la implementación del sistema municipal anticorrupción y antisoborno, que permiten generar herramientas para generar confianza entre los ciudadanos.

En materia de transparencia, Salvador Zamora apuntó que en 2019, Tlajomulco de Zúñiga obtuvo 100 por ciento en la evaluación que realiza el colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes (Cimtra).

De manera complementaria, se implementaron estrategias integrales de simplificación de trámites, así como el uso de herramientas tecnológicas para que éstos puedan realizarse de manera digital.

Por su parte, Jorge Martínez Ocampo, Socio Director de Martínez Ocampo & Chávez-Vaca, S. C., señaló que el país se encuentra en una coyuntura, en la que ocurren constantes cambios y la ciudadanía cuestiona el actuar de sus gobernantes.

“La gente busca cambios, donde los derechos de todas y todos se respeten. Por ello, buscamos hacer las cosas de forma honesta y para el bien común. Queremos hacer la diferencia a partir del conocimiento, ya que, muchas veces, se critica la corrupción pero esto suele quedarse en reclamos vacíos. Es así como hemos trabajado para convertirnos en expertos en temas de transparencia y compliance. Para lograr un actuar correcto, necesitamos de las herramientas que se exponen en este seminario: La forma correcta de hacer un informe de gobierno, las mejores prácticas, cómo instalar un sistema de compliance, entre otros”, expresó a los asistentes al seminario.

Al respecto, Héctor Contreras, abogado Senior de Martínez Ocampo & Chávez-Vaca, S. C., explicó el origen y los alcances del compliance como uno de los mecanismos más importantes con los que se cuentan para prevenir y mitigar riesgos, y que, dados los múltiples escándalos y desviaciones en las conductas de determinadas corporaciones, se ha implementado en diversas industrias y sectores, así como en las administraciones públicas.

“Para Martínez Ocampo & Chávez-Vaca, S. C., el compliance es la elección de los tomadores de decisiones de una corporación pública o privada, para actuar y generar negocios dentro del marco regulatorio que le es aplicable, con el compromiso de implementar un sistema de gestión e identificar y mitigar los riesgos a los que se encuentra expuesta la organización”, explicó.

Asimismo, subrayó que el compliance es un instrumento preventivo, no punitivo, de autorregulación, que está dirigido a todas las áreas sensibles de la organización. Esta herramienta, apuntó, también permite identificar y mitigar riesgos, así como a los actores, las áreas y los procesos sensibles; establece controles, mide periódicamente su eficacia, permite incorporar sistemas de alerta tempranas y crear programas de autocorrección.

En ese sentido, destacó la importancia de la certificación ISO 37001, la cual es una prueba de que una organización pública o privada ha diseñado un sistema de gestión anticorrupción que cumple con los requerimientos de la norma internacional. Dicha certificación es válida por tres años y requiere una revisión anual.

Al final del seminario, se dio espacio a preguntas de la audiencia que fueron respondidas por cada uno de los ponentes.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: