Congreso de BC da facultades al gobernador para proponer a alcaldes suplentes

El Congreso de Baja California otorgó este sábado a Jaime Bonilla, gobernador del estado, facultades para proponer a los presidentes municipales que sustituirían a los alcaldes que por alguna razón pidan licencia para ausentarse de sus labores.

La propuesta de reforma constitucional fue presentada por el mismo gobernador y avalada por el Congreso local por 16 votos a favor y 5 en contra.

De esta manera, Bonilla tendrá en sus manos la propuesta de quien será el suplente de los alcaldes, regidores y síndicos procuradores que se separen de su cargo por más de 30 días.

La iniciativa de reforma al artículo 42 de la Ley del Régimen Municipal del estado, fue reformada en sesión extraordinaria virtual.

«Las ausencias de un munícipe podrán ser temporales o definitivas. Serán ausencias temporales las que no sean mayores de 30 días naturales. Las ausencias temporales serán cubiertas por los suplentes», establece la reforma.

Las ausencias mayores a 30 días naturales serán resueltas en definitiva por el Congreso estatal. Cuando por cualquier circunstancia el suplente no asumiera el cargo, o no se presentara, el gobernador enviará una terna de propuesta al Congreso del estado.

De esta manera la reforma entrará en vigor el día de su publicación en el Periódico Oficial del Estado.

Sobre este asunto, el alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz, afirmó que este cambio a la constitución es una violación a la autonomía municipal.

“Es increíble, es la tercera o cuarta vez que el gobernador está tratando de cambiar la constitución para de alguna manera perversa seguir con poder en Baja California. Ante eso tenemos la necesidad de tomar decisiones el día de hoy para que la autonomía municipal se respete. Me quiere coartar mis derechos políticos”, afirmó.

Recientemente el alcalde de Tijuana, Arturo González Cruz, solicitó licencia para participar en el proceso electoral de 2021, y en su lugar quedó como suplente Karla Ruiz MacFarland.

Sin embargo el alcalde con licencia regresó apenas el 5 noviembre y anunció que este sábado volverá a pedir licencia, pero su suplente no tomará el cargo, sino que el cabildo de Tijuana decidirá quien quedará en su lugar.

Aseguró que en su primera licencia Bonilla quiso apoderarse de Tijuana.

“Hubo una presión tremenda del gobernador a través de sus gentes de buscar apoderarse del municipio de Tijuana y eso es lo que es perverso. Es perverso que un gobernador trate de tener todo el poder, que trate de cambiar las leyes para sus fines personales. Lamento que pase esto estoy en la disposición de tener un diálogo con el gobernador”, consideró.

El gobernador Bonilla por su parte ha insistido en que no busca a imponer a nadie, aunque la ley lo faculte para proponer la terna.

Con información de: El Financiero

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: