Controles internos y automatización de normas para combatir la corrupción en municipios

Prevenir la corrupción mediante controles internos, mecanismos de denuncia y la automatización de normas, son algunos ejemplos que dieron expertos en el seminario virtual “Rediseño institucional para el combate a la corrupción en municipios”, organizado por la revista Alcaldes de México.

El seminario virtual estuvo bajo la moderación de Norma Pérez Vences, directora general de Alcaldes de México, y contó con la participación de Luis Raúl Gutiérrez Zapién, Director de Régimen Interno del municipio de Monterrey y Marco Chávez Vaca, socio del despacho legal Martínez Ocampo & Chávez Vaca, especializado en temas anticorrupción.

Combate contra la corrupción en Monterrey

El ayuntamiento de Monterrey cambiará la Dirección de Régimen Interno por la Dirección Anticorrupción, la cual se encargará de las responsabilidades administrativas de los servidores públicos y analizará bases de datos para anticipar malas prácticas de gobierno, a fin de prevenir la corrupción.

Luis Raúl Gutiérrez Zapién, Director de Régimen Interno municipal, consideró que la corrupción no se combate exitosamente a nivel local, por falta de voluntad política y por un diseño institucional deficiente.

“Debemos concentrarnos en un combate sólido, técnico y jurídico, que no implique debatir en tribuna sino basarnos en el análisis de escritorio”.

Recordó que las contralorías municipales están facultadas para embargar bienes y ejecutar aseguramientos precautorios, y así garantizar el pago de multas, pero lo que más beneficia a los ciudadanos es la recuperación de activos, en vez de remover funcionarios por actos de corrupción.

“La corrupción no es exclusivamente penal, apostaría primero por la prevención y después la recuperación de activos. Se debe ver a la corrupción como un conjunto de redes y un sistema coordinado, no como el acto de una sola persona o funcionario”.

Dijo que los proyectos en Monterrey contra la corrupción incluyen la simplificación de trámites a través de una ventanilla única, la digitalización de servicios y pagos, además de proveer a los usuarios de una identidad digital.

«Por ejemplo, si digitalizáramos los parquímetros, llevaríamos un mejor control de los ingresos, y así prevenimos la corrupción”.

 Compliance gubernamental anticorrupción

Si bien la corrupción nunca terminará, debe acotarse a niveles mínimos, si la sociedad se compromete a participar activamente en el combate a la corrupción, el funcionario se verá obligado a no ser corrupto, por tanto, es importante que los gobiernos abran canales para recibir denuncias y dar información, opinó Marco Chávez Vaca, socio del despacho legal Martínez Ocampo & Chávez Vaca.

“El problema en México no es la falta de un marco normativo, sino su falta de aplicación que crea impunidad, se queda en el escrito y no se lleva a la práctica. No debe sancionarse a los servidores públicos según el color de su partido, porque eso politiza la justicia y pierde su forma de ser”.

Explicó que para combatir los tipos de corrupción como es el abuso de funciones; comisiones y obsequios ilegales; contribuciones ilegales; evasión o fraude; cohecho y nepotismo, existe el programa de cumplimiento normativo Compliance, el cual ayuda en la automatización de las normas anticorrupción existentes a nivel nacional y las adapta a las necesidades de los gobiernos.

Como pioneros en México en Compliance gubernamental, Martínez Ocampo & Chávez Vaca desarrolló diez pilares fundamentales para cumplir con el marco normativo dentro de las organizaciones:
  1. Liderazgo comprometido.
  2. Realizar un mapa de riesgos y análisis contextual, para identificar y cuantificar las problemáticas.
  3. Código de ética, con una política de integridad y normativas internas.
  4. Procedimientos de controles internos y externos.
  5. Procedimientos de Due Diligence.
  6. Plan anticorrupción y programas de capacitación y entrenamiento para conocer y evitar delitos.
  7. Mecanismos de alerta y denuncia interna, donde se vaya estructurando la forma en que se alerta sobre actividad inusual y exista autorregulación.
  8. Régimen disciplinario, en donde, de forma interna, se realicen sanciones al servidor público.
  9. Mecanismos de control y evaluación de la implementación para la mejora.
  10. Designación de un oficial de cumplimiento, quien verifica y vigila que el control se cumpla de forma estructurada y responsable.

“Adquirir la certificación ISO 37001-2020, que es una norma antisoborno, debe verse como una obligación de los gobiernos, ya que representa la gestión del cumplimiento normativo y ayuda a estar a la vanguardia en anticorrupción, lavado de dinero y evitar responsabilidades penales”, concluyó Marco Chávez Vaca.

 

Descubre más.

Deja un comentario

95139
  • A %d blogueros les gusta esto: