Cuatro empresas interesadas en participar en construcción del Tren Maya

Publicado Por

Alcaldes de México

El próximo 24 y 25 de noviembre se llevará a cabo la consulta ciudadana para definir el futuro de la construcción del Tren Maya. Independientemente del resultado, para el 16 de diciembre se contempla la realización de una reunión con los pueblos originarios de Palenque, Chiapas, lo que marcaría el inicio de los trabajos del ferrocarril turístico-carguero.

A pesar del anuncio de la cancelación del nuevo aeropuerto en Texcoco, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) manifestó la disposición de sus afiliados para participar en la edificación de puentes, tendido de vías férreas, o en el desarrollo de las 15 estaciones del tren, así como en el diseño del proyecto ejecutivo de la megaobra.

“Estamos interesados en participar, en el Tren Maya se ve como un proyecto interesante que brindará oportunidades para los constructores de esa zona del país”, dijo en entrevista el presidente de la CMIC, Eduardo Ramírez Leal.

Además de la CMIC, empresas como Bombardier, Grupo Aeroportuario del Sureste (ASUR), así como las hoteleras Posadas –dueña de las marcas Fiesta Inn y Fiesta Americana– y Vidanta también manifestaron interés en el proyecto ferroviario propuesto por el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Grupo Aeroportuario del Sureste, que administra puertos aéreos como los de Cancún, Mérida, Cozumel, Oaxaca y Minatitlán, se encargaría de la construcción de la terminal del Tren Maya en el principal aeropuerto de Quintana Roo, donde también planearía operar una zona comercial.

“Necesitamos controlar la situación y es por eso que construiremos, eso creo, la estación de tren (…) si hay algún espacio comercial que obtengamos, lo controlaremos, pero básicamente, la operación del tren será controlada por (el gobierno)”, comentó Adolfo Castro, director general de ASUR, en una conferencia reciente con analistas.

Agregó que ya trabajan con la próxima administración para concretar la estación del tren en el aeropuerto de Cancún y estimó que el tramo Tulum- Cancún será la primera base del ferrocarril, misma que estaría lista en dos o tres años.

El directivo de ASUR desestimó un posible conflicto por prácticas monopólicas con la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) por la participación del grupo en el Tren Maya.

Al respecto, Monex Casa de Bolsa estimó en un análisis reciente que el grupo aeroportuario podría beneficiarse de la edificación de la estación, pues incrementaría y diversificaría su base de ingresos.

José Carlos Azcárraga, director general de Grupo Posadas, dijo a El Financiero que el tramo más interesante para la dueña de Fiesta Inn es el que une Cancún con Tulum, donde ven oportunidades para el desarrollo turístico.

“La parte que tenemos estudiada (del Tren), es lo que tiene que ver con Cancún-Tulum, es una zona que ha crecido, que la infraestructura y las carreteras no son suficientes, y un tren sería de enorme utilización para la parte turística, pero adicionalmente para la gente local”, dijo Azcárraga.

No obstante, la operadora de los hoteles de la marca Live Aqua, consideró que se debe estudiar cómo se financiará dicha obra.

Actualmente, Riviera Maya y Cancún son zonas en donde Posadas tiene una presencia importante y busca expandirse.

En la primera localidad, la compañía invertirá mil 28 millones de pesos para ‘Tulkal’, un desarrollo turístico que se prevé comience a operar en 2021, mientras que en Cancún cuenta con seis hoteles.

La canadiense Bombardier, especializada en construir vagones de ferrocarril para pasajeros, aseguró que estará atenta a los requerimientos de la licitación para el Tren Maya, a fin de participar en el concurso y encargarse de los carros de esta obra férrea.

“Estaremos atentos a las siguientes licitaciones en el sector ferroviario de pasajeros a las que la próxima administración convoque; estaremos atentos a las definiciones que se vayan haciendo y próximas licitaciones, incluyendo el llamado Tren Maya”, dijo a este diario Paulina Riquelme, vocera de la empresa.

En septiembre pasado, el presidente electo informó que analizaba la posibilidad de que Bombardier fuera la constructora de los trenes, pues con ello se daría empleo a los trabajadores en Ciudad Sahagún, Hidalgo, sitio en donde la canadiense tiene su sede en el país.

El desarrollador de centros turísticos y propietario de hoteles, Grupo Vidanta, planea invertir en la edificación del Tren Maya, un proyecto que su director, Daniel Chávez calificó como necesario.

“El Tren Maya es una gran idea, porque en una década de operación va a duplicar el ingreso de divisas al país (…) nosotros estamos interesados en participar en el financiamiento, es un proyecto necesario para la zona sur-sureste del país.” aseguró Chávez durante el Foro Turismo y Desarrollo Social.

Con información de: El Financiero

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: