Defensa de los derechos humanos colectivos, responsabilidad de todos los gobiernos

Por Martha Palma

Alcaldes de México | 30 de abril de 2019.- En el libro Derechos Humanos, democracia y desarrollo, el magistrado del Tribunal Electoral de la Ciudad de México, Armando Hernández Cruz, define los derechos económicos, sociales y culturales (DESC), como una obligación activa por parte del estado para determinar y establecer políticas y lineamientos, a fin de disfrutar de una calidad de vida.

“Debemos entender el desarrollo como un derecho humano en la construcción de sociedades seguras, con las condiciones mínimas de bienestar social para un desarrollo constante. El objetivo del libro es establecer mecanismos para que esto pueda materializarse”, aclara el magistrado.

Una planeación democrática para el desarrollo económico, social y cultural implica la participación de todos los sectores de la población.

Los derechos económicos, sociales y culturales (DESC) son derechos colectivos garantizados en el Artículo 3° constitucional, que dan acceso a una democracia social.

Armando Hernández Cruz durante la presentación del libro: Derechos humanos, democracia y desarrollo

Dicho artículo define a la democracia como un sistema de mejoramiento constante de las condiciones de vida.

“Denomino amparo social a la exigencia de estos derechos por parte de la ciudadanía ante la autoridad judicial. La Reforma Constitucional del 2011 permite presentar una demanda de amparo de derechos colectivos. En mi libro también propongo una ley general que promueva el desarrollo y la planeación democrática”.

¿Cómo pueden los gobiernos municipales transmitir los derechos de segunda generación y hacerlos valer?

Una sociedad se beneficia con la difusión de los derechos colectivos, mismos que son de igual de importantes que los individuales. A partir de la reforma constitucional al Artículo 1, con fecha 10 de julio de 2011, se establece la obligación de todas las autoridades en sus respectivos ámbitos de competencia de promover, respetar, proteger y garantizar los derechos humanos individuales y colectivos.

“El primer paso es que las autoridades municipales conozcan los derechos colectivos porque cuando se estudian los derechos humanos casi todos se enfocan en los derechos civiles y políticos; no hay difusión y conocimiento de los derechos económicos, sociales y culturales (DESC)”, explica Armando Hernández.

Propone programas de capacitación para que las autoridades municipales estén conscientes de su obligación de difundir, promover, respetar y garantizar los DESC. “Las funciones de los gobiernos municipales tienden a la protección de los derechos de la población pero hay que conceptualizarlos y tenerlos claros como derechos humanos, para que el enfoque en que se trabaja tienda a la preservación de ellos. Las autoridades de los ayuntamientos tienen la obligación de conocer la constitución y tratados referente a derechos humanos y promover su protección”.

El derecho a la vivienda, a la salud, a la alimentación, acceso al agua, deporte, cultura, seguridad pública, etc. Todos existen como derechos humanos y son funciones que realiza el estado, lo que falta es darles este enfoque de derechos humanos colectivos, analiza.

Todas las funciones y servicios municipales finalmente tienen un vínculo con normas constitucionales que establecen derechos humanos. “Esa es la parte que yo creo hace falta tener un marco conceptual claro sobre cómo funcionan estas labores como parte de la protección de derechos humanos y de esa manera, contribuir al control difuso de la constitucionalidad y la convencionalidad de estos derechos”.

El magistrado Armando Hernández se pronuncia a favor de la apropiación colectiva de los DESC para que la gente los conozca, los disfruta, los exija y en su caso pueda acudir ante a las instancias judiciales a garantizarlos.

Deja un comentario

75491
A %d blogueros les gusta esto: