“Democracia no es de géneros” Alcalde de Badiraguato

El alcalde de Badiraguato, Sinaloa, Mario Alfonso Valenzuela, mostró su inconformidad contra la estrategia de paridad de género del Partido Revolucionario Institucional (PRI), debido a que se seleccionó el distrito 1 para ser encabezado por una mujer, dejándolo sin posibilidad de contener por una diputación federal.

“La democracia no es de géneros, es de rentabilidad electoral, a partir de los 18 años tenemos derecho a votar y ser votados seas hombre o seas mujer y no puedes estar de acuerdo en que se defina por cuota un 50 por ciento para cada género”, expresó el alcalde.

También bromeó sobre el tema, diciendo que para contender tendría que operarse y cambiar de sexo y sugirió al PRI hacer una valoración de quien es más rentable a través de las encuestas y así se determine la participación de los aspirantes a obtener una diputación.

“Los partidos se tienen que actualizar y se tienen que modernizar, y se tiene que tomar en cuenta las encuestas y como en este caso, si la mujer es más rentable en el distrito 1 que alguno de los varones que aspiramos adelante, pero si el varón es más rentable que la mujer pues adelante”, dijo el edil.

Mujeres le responden

La ex coordinadora del Inmujeres de Navolato, Ariagna Margarita Herrera López, calificó como muy lamentables las palabras del edil, las cuales reflejan su desconocimiento en el tema de equidad de género, expuso. Llamó al alcalde a que se informe sobre los derechos de las mujeres.

Por su parte, la dirigente del Comité Directivo Estatal del PRI, Martha Tamayo, le recordó al edil de Badiraguato que las reglas están basadas en leyes y la Constitución, las cuales garantizan la paridad, y aseguró que lo único que hace el partido es cumplir con las normas.

Elizabeth Ávila Carrancio, por su parte, dijo que el comentario de Mario Valenzuela  le resulta penoso, porque quiere decir que no entiende los derechos de las mujeres. La titular del Instituto Sinaloense de las Mujeres, detalló que la paridad de género no es un regalo, sino un derecho humano en una población conformada por más mujeres que hombres.  

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: