Desinformación sobre COVID-19 provoca que municipios cierren caminos: expertos

Por Martha Palma

Alcaldes de México | 4 de mayo de 2020.- La población decide cerrar los accesos a sus localidades, porque las autoridades no llevan una buena comunicación social sobre las medidas de salud pública en la región, explica Juan Manuel Cardona Chavarría, médico cirujano y especialista en epidemiología.

Si bien las ciudades y municipios deben realizar acciones individualizadas ante el coronavirus, de acuerdo a su demografía, distribución geográfica, accesos a servicios de salud, laboratorios y densidad demográfica; la incertidumbre hace que las personas formen grupos para tomar medidas que consideran necesarias a fin de contener la situación, comenta el también rector de la Facultad de Medicina de la de la Universidad Autónoma de Coahuila.

Hay localidades donde amenazan con agredir los centros de salud si deciden aceptar pacientes de COVID-19, ellos mismos niegan así ser atendidos en su momento, porque socialmente se piensa que al no tener infectados nadie se va a contagiar, pero no se dan cuenta que alguien dentro de la comunidad puede tener el coronavirus y empezar a dispersarlo”.

Recomienda a los diferentes niveles de gobierno seguir los 8 puntos que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS) para el manejo de epidemias o pandemias:

  1. La centralización de todos los organismos que participan en el manejo de la epidemia para evitar duplicidad de funciones y gasto de recursos, así como la estimación de riesgos por el número de pacientes en el área geográfica.
  2. Llevar una comunicación social por una vía oficial.
  3. Atención inmediata de casos, que cada municipio sepa qué hacer en cuanto tenga un caso y cómo va a reaccionar.
  4. Vigilancia de las entradas y salidas de la población, no se trata de cerrar fronteras, sino de tener módulos de información, capacitación, búsqueda de casos, para hacer una filtración o medir la dinámica poblacional.
  5. Evaluación de laboratorios diagnósticos, si el municipio no tiene la infraestructura para diagnosticar, debe saber en quién se apoyará, cómo hará llegar las muestras.
  6. Desarrollo de protocolos de actuación ante las personas que tengan la infección o sean sospechosas.
  7. Protocolos de atención médica, cómo manejar un paciente y si existen los recursos necesarios para atenderlo.
  8. La logística, contar con los materiales y medios necesarios.

El especialista advierte que si un pilar no funciona, los demás tampoco lo harán. “Si la comunicación social no sirve tendrás revueltas en la población, agresiones e incertidumbre. Por eso es muy importante que los 8 puntos sean adaptados a cualquier nivel de gobierno. Se puede empezar a desarrollar el punto donde más fortaleza se tenga y a partir de ahí derivar los siguientes”.

Exhorta a seguir a los voceros y las vías de comunicación oficiales, no compartir noticias falsas y verificar la información, a fin de controlar situaciones de pánico.

La higiene personal aunada a los cuidados de transmisión respiratoria, es lo que disminuirá los contagios, concluye.

Panorama económico ante COVID-19

Si bien las repercusiones económicas son graves para las ciudades, es peor no afrontarlas y propiciar un contagio mayor, la emergencia sanitaria es primero, los contagios masivos provocan más daños económicos a largo plazo, explica el economista Pablo Álvarez Icaza Longoria.

Propone créditos de capital de trabajo que permita a la industria pagar a sus empleados y para las micro empresas recursos a fondo perdido.

“Estaríamos hablando de miles de millones de pesos, una cantidad que supere los apoyos que se dieron durante la influenza en 2009, ahí tenemos un referente importante”.

Explica que las medidas coercitivas hacia la población deben sustituirse por garantías de apoyo económico para quienes necesitan salir a trabajar y viven al día; una estrategia que pueden seguir las autoridades locales. Pero para ello se necesitan recursos, lo que implica que los tres niveles de gobierno incrementen su déficit.

“El señor que tiene su puesto de tacos en la esquina, mientras se le sigan presentando clientes él seguirá vendiendo, con todo y las disposiciones oficiales. Las personas que se dedican al comercio informal, que venden comida, seguirán trabajando mientras no haya una medida efectiva de apoyo económico. En México estamos en una dualidad de comportamiento”.

Insiste en la necesidad de apoyos extraordinarios para las industrias que producen alimentos, como en otros países.

En ese sentido, recomienda a los presidentes municipales conocer lo que está pasando en el contexto internacional, para apoyar de forma urgente a los productores de bienes básicos y dar extensiones en los pagos de impuestos.

Se pronuncia a favor de un subsidio mayor para los municipios por parte del gobierno federal ante la falta de recaudación. “Es necesario un plan de emergencia bien diseñado para los municipios, porque muchos dependen de las participaciones”.

Deja un comentario

82898
A %d blogueros les gusta esto: