Disminuye casi 20% la obra pública en los estados

A nivel estatal, Yucatán y Colima fueron los territorios con mayor dinamismo en el país, mientras por monto, los primeros lugares se los llevaron el Estado de México (1,321 millones de pesos) y Campeche (989 millones).

En julio del 2019, la obra pública de todo el territorio nacional registró un año con caídas en su nivel de producción, derivado principalmente de los recortes presupuestales en el gasto de capital que realizó el actual gobierno federal.

De acuerdo información publicada por El Economista, con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, durante el séptimo mes de este año, el valor de la construcción del sector público generado en las 32 entidades del país ascendió a 10,934 millones de pesos, que significó una disminución anual de 19.6% en términos reales, lo cual representa un año de descensos, pues el último incremento ocurrió en julio de 2018 (2.7%).

Además, señala la información, si se considera solamente el mes de julio, se observa que en este periodo del 2019 se presentó el peor resultado desde el 2001, es decir, tuvieron que transcurrir 18 años para que estados y municipios vivieran una situación así.

Por tipo de obra, el desplome de 19.6% del sector público se debió a que únicamente cuatro presentaron crecimientos: infraestructura marítima y fluvial (135.6% anual real), oleoductos y gaseoductos (34.2%), refinerías y plantas petroleras (25.1%), y carreteras, caminos y puentes (1.3%); se manifiesta la apuesta de la administración de Andrés Manuel López Obrador por la actividad energética.

Mientras los decrecimientos de doble dígito fueron en montaje de estructuras, instalaciones en edificaciones; escuelas; vivienda; infraestructura para la generación y distribución de electricidad; obras y trabajos auxiliares para transporte; edificios industriales, comerciales y de servicios; hospitales y clínicas; presas y obras de riego; obras de transporte en ciudades y urbanización; obras ferroviarias; entre otros.

Destaca que los tipos obras y trabajos auxiliares para la edificación; infraestructura para telecomunicaciones; obras y trabajos auxiliares para electricidad y telecomunicaciones, y obras y trabajos auxiliares para petróleo y petroquímica no exhibieron recursos en julio del 2018 y del 2019.

Por región, destaca que las únicas con incrementos en producción de obra pública durante el séptimo mes del presente año fueron sur-sureste (7.8% anual real; lleva tres meses con crecimientos) y Occidente (1.1%; tras dos caídas consecutivas).

No obstante, estos incrementos se dieron por las variaciones positivas en Yucatán (387.5%), Campeche (58.7%) y Tabasco (55.7%), en el caso del sur-sureste, y en Occidente, sólo por Colima (208.5 por ciento).

De hecho, a nivel estatal, Yucatán y Colima fueron los territorios con mayor dinamismo en el país, mientras por monto, los primeros lugares se los llevaron el Estado de México (1,321 millones de pesos) y Campeche (989 millones).

El comportamiento de estas entidades se debe, particularmente, a la apuesta que han realizado los gobiernos estatales, ante la baja en recursos federales, por el tema de infraestructura.

En Yucatán, la administración local se enfoca en la detonación de Puerto Progreso como centro logístico marítimo; la construcción de granjas solares y parque eólicos; el impulso a la vivienda mediante acceso a créditos para todos los trabajadores, así como la diversificación económica mediante la atracción de capital nacional y extranjero en diferentes sectores, como el automotriz.

Con información de: El Economista

Deja un comentario

78797
A %d blogueros les gusta esto: