El 90% del material de la basura puede recuperarse: Van Dyk Recycling Solutions

Es posible reutilizar el 90 por ciento de los residuos que se lleva a los rellenos sanitarios, de entre 600 a 800 toneladas de basura al día, aseguró Ricardo Orozco, director para México y Latinoamérica de Van Dyk Recycling Solutions.

El material orgánico representa el 50 por ciento de los residuos sólidos urbanos, mismos que pueden emplearse para producir biogás y energía.

“El material inorgánico también lo podemos convertir en un combustible alternativo que reemplaza el carbón en la industria cementera o producir energía eléctrica”, dijo Ricardo Orozco en el Foro Alcaldes Hablando con Alcaldes.

Ricardo Orozco

Van Dyk Recycling Solutions ofrece soluciones de reciclaje innovadoras y rentables a sus clientes, utiliza la mejor tecnología en el desarrollo de sistemas de clasificación para el procesamiento de residuos electrónicos, MSW, C&D y reciclaje de plásticos.

Esta empresa holandesa recupera el 80% de los materiales reciclados, reduciendo 74 mil toneladas de CO2, con retornos de inversión auto sustentables.

Durante su participación en el Foro, Ricardo Orozco propuso a los funcionarios municipales implementar mejores soluciones en el manejo de residuos urbanos, a través de la educación de la prevención. “La educación es el primer rubro al que debemos enfocarnos y el que menos inversión requiere”.

El reto para los municipios es considerar a la basura como un material de residuo con valor que genera ingresos adicionales, considera el directivo.

En Puebla, Van Dyk diseñó una aplicación móvil para reducir la cantidad de materiales que se llevan a los rellenos sanitarios y hacer más eficiente su recolección.

Hizo énfasis en cómo se puede disminuir la emisión de CO2 y los gases de  efecto invernadero, con tan solo eficientar las rutas de los camiones de basura, ya que cada camión genera 17 toneladas de CO2 por kilómetro.

Servicios Van Dyk

Diseño de sistemas. El proceso de diseño se basa identificando los materiales de entrada y los productos que se desea clasificar y comercializar.

Actualizaciones del sistema. Verificar que el sistema de reciclaje funcione a su máxima capacidad, manteniendo una excelente calidad del producto. Proponer soluciones para aumentar el rendimiento, mejorar la calidad del producto final y disminuir el trabajo de clasificación.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: