El nivel de paz en México empeoró en 2018 y la violencia le costó 41,181 pesos a cada mexicano

Durante 2018 la paz en México tuvo un retroceso de 4.9%, según el Índice de Paz México (IPM) 2019, elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz (IEP), donde se señala, además, que la violencia le cuesta 41,181 pesos a cada mexicano.

Imagen: Instituto para la Economía y la Paz (IEP)

Medir los índices de paz, de acuerdo con el IEP, permite destacar áreas importantes para el diseño de políticas públicas. Este estudio se basa en la metodología del Índice de Paz Global, la más reconocida medición de la paz en el mundo.

El IEP señala que su informe “realiza una estimación del impacto económico de la violencia sobre la economía mexicana, y hace hincapié en la necesidad de aumentar la capacidad y la inversión en el sistema de justicia penal”. También “aporta evidencia cuantitativa para ayudar al desarrollo de políticas públicas orientadas a crear una sociedad más pacífica”.

El año 2018 alcanzó niveles históricamente altos en homicidios, pues la tasa se elevó 14% respecto al 2017, con 27 muertes por cada 100 mil habitantes y más de 34 mil víctimas, por lo que dicha situación se reflejó en el deterioro de 4.9% en el nivel de paz, señala el estudio.

“El incremento en la tasa de homicidios en 2018 se acompañó de un aumento considerable en la tasa de violencia con armas de fuego, que creció 16% y provocó que 24 de los 32 estados reportaran crecientes tasas de delitos cometidos con ese tipo de armas”.

De acuerdo con el reporte, la tasa de crímenes de la delincuencia organizada se elevó 11.6% en 2018 y hubo también aumento en los delitos de extorsión y narcomenudeo, aunque hubo mejoras en las tasas de secuestro y trata de personas.

También resalta el informe que la tasa de homicidios para hombres alcanzó 49 por cada 100 mil habitantes en 2018, mientras que la tasa de asesinatos de mujeres llegó a 5.5 por cada 100 mil habitantes; un aumento de 15 y 7% en comparación con 2017, respectivamente. 

El costo de la violencia

A México le costó 5.16 billones de pesos la violencia el año pasado, lo que equivale al 24% del Producto Interno Bruto (PIB) del país. El principal delito que impacta en la economía es el homicidio, con el 51% del total, es decir, en 2018 el homicidio tuvo un impacto de 2.63 billones de pesos, lo que representó un aumento de 15% respecto a 2017.

Sin embargo, México sólo invierte 0.81% de su PIB en seguridad interna y en su sistema judicial, una cifra equivalente a la mitad del promedio de lo que gastan los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), lo que coloca a este país en el nivel más bajo de los 33 países miembros.

Si se divide el costo de la violencia per cápita, resulta que cada mexicano tendría que pagar 41,181 pesos, más de cinco veces el salario mensual promedio de un trabajador mexicano.

Los habitantes de Yucatán son los que menos tendrían que pagar por la violencia, pues en 2018 costó 10,808 pesos per cápita en esa entidad, mientras que en Colima el impacto económico es de 83,167 pesos per cápita.

Los estados más pacíficos en 2018

Cada entidad de la República mexicana fue calificada bajo cinco indicadores evaluados del 1 al 5, donde 1 representa la calificación más pacífica, y el 5 la menos pacífica. Dichos indicadores son: homicidio, delitos con violencia, delitos cometidos con armas de fuego, cárcel sin sentencia y crímenes de la delincuencia organizada.

Los estados más pacíficos en 2018 fueron:

Yucatán, con un promedio de 1.066

Campeche, con 1.374

Tlaxcala, con 1.390

Chiapas, con 1.641

Hidalgo, con 1.808

Los menos pacíficos fueron:

Baja California con 4.553

Guerrero con 4.063

Colima con 4.021

Quintana Roo con 3.720

Chihuahua con 3.680

Cabe resaltar que de 2015 a 2018, la tasa de homicidios aumentó 80.5% a nivel nacional, y sólo dos estados, Coahuila y Durango, tuvieron mejoras en sus tasas de homicidios.

Indicadores positivos

El IEP señala que México presenta niveles más altos de Paz Positiva que de paz negativa, lo que indica que tiene la capacidad de mejorar su nivel de paz y su clasificación en el IPG si fortalece sus Pilares de Paz Positiva más débiles.

En donde ha demostrado fortalezas es en los pilares entorno empresarial sólido, altos niveles de capital humano, aceptación de los derechos de los demás y buenas relaciones con los vecinos.

Además ha aumentado 10 puntos porcentuales desde 2012 en la cooperación de la comunidad, ya que la proporción de mexicanos que dicen que su comunidad se organiza para resolver los problemas ha aumentado.

En igualdad de género, México mejoró 14% en los últimos 12 años, mientras que el promedio mundial es de 9%.

El IEP señala que “al analizar la paz en México como un sistema complejo, se pueden identificar dinámicas con el potencial de detonar cambios más acelerados, generando ‘puntos de inflexión’ que aumenten y mantengan el ritmo de mejora”.

Agrega que “aunque parezca que algunos cambios suceden lentamente, es fundamental saber que estos van en el sentido correcto, lo cual resulta particularmente valioso para los programas de reforma del sistema judicial y de aplicación de la ley”.

Puede consultar el informe completo en economicsandpeace.org

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: