El Plan DN-III debe evolucionar hacia la rendición de cuentas: Eduardo Bohórquez

Por Isaías Ocampo

Alcaldes de México | 4 de mayo de 2020.- El Gobierno de México comenzó este lunes las acciones de auxilio a la población ante la emergencia por el COVID-19 con el Plan DN-III de la Secretaría de Defensa Nacional (Sedena) y el Plan Marina de la Semar, por lo cual Transparencia Mexicana realizó una revisión de las acciones que forman parte de estas estrategias y advirtió que requieren evolucionar hacia la rendición de cuentas.

En una entrevista para Facebook Live de Alcaldes de México, Eduardo Bohórquez, director general de Transparencia Mexicana, señaló que el Plan DN-III que se sigue aplicando en México es del siglo XX y se necesita uno adecuado para este siglo XXI con total transparencia.

El despliegue de fuerzas armadas cuesta y eso modifica costos en el presupuesto; el uso de instalaciones militares cuesta, cada medida adicional tendría que estar bien documentada porque tiene implicaciones presupuestales”, advirtió el experto.

Señaló que en situaciones de emergencia y desastres México no ha aprendido a exigir cuentas de los recursos que se manejan para abatir las necesidades, pues expuso que “cuando se relajan los controles habituales comienzan a aparecer los ventiladores con sobreprecio, especulación de insumos y escasez”.

Recordó que situaciones donde la emergencia es aprovechada para hacer un mal manejo de los recursos ya se han vivido en momentos anteriores; “ya lo vivimos en el terremoto de 2017 y vimos cómo en la reconstrucción hubo muchas irregularidades, manejo arbitrario de recursos, corrupción. Lo vivimos con Stan en Chiapas, con Gilberto y Alex en Nuevo León, con Ingrid y Manuel en la costa del Pacífico, con las inundaciones en Sinaloa”, detalló.

Ante esto, señaló que es indispensable que ocurran dos cosas: “que tengamos la mayor información para evitar suspicacias, mal información, desinformación, ‘fake news’, temas que afectan la confianza en los gobiernos y que se activen medidas que mitiguen la corrupción”.

“De poco va a servir que en la cuenta pública de 2020 o 2021 se señale que se cometieron irregularidades con una autopsia que nos va a venir muy mal, lo que importa es que en este momento se actúe para evitar que el próximo año estemos hablando de cuántos miles de millones fueron observados o se desviaron”, opinó.

Previno sobre la lenta respuesta de la Auditoria Superior de la Federación, pues dijo que la ley le da las facultades para iniciar auditorías en tiempo real y no las están iniciando. “En el tema de salud sería importante activarlos y se podría comenzar a obtener una lista de irregularidades”, señaló.

En contraparte, expuso, la Comisión Federal Competencia Económica (Cofece), está reaccionando a las recomendaciones hechas por Transparencia Mexicana y otros organismos, realizando un procedimiento especial contra la industria azucarera y del alcohol por alterar el esquema de precios durante la emergencia, por lo que tarde o temprano serán sancionados.

Eduardo Bohórquez señaló que el punto medular para permitir la transparencia en estos momentos y evitar la corrupción, es cuidar las contrataciones públicas, pues en México existen 122 diferentes formas de comprar y vender con el gobierno, “existe una atomización enorme en los instrumentos de contratación pública, cada poder del Estado tiene una, Pemex, CFE, las que tienen entidades federativas e incluso los municipios en unos casos”, advirtió.

Por lo anterior, el director de Transparencia Mexicana recomendó:

  • Tener un Plan DM-III que rinda cuentas
  • Cuidar todas las contrataciones. Toda la información debe estar en un solo micrositio con la parte de recuperación económica.
  • Aunque en este momento se pueda privilegiar la adjudicación directa, no es conveniente si tarda más que el proceso normal de licitación.
  • Si se hace una contratación de emergencia con un alto costo no repetir la compra a esos costos o con el mismo proveedor, buscar comparar precios. “Por eso es importante la transparencia, te permite corregir y ver cómo están actuando los demás”.
  • Revisar páginas web de otros gobiernos para saber si se justifican o no los sobreprecios.
  • Compras consolidadas, pues le permite a varios municipios o estados elevar el volumen de compra y reducir costos.
  • Documentar muy bien todas las contrataciones aún en medio de la emergencia.
  • Documentar qué se compró y si se entregó completo, así como cuánto se utilizó y cuánto se quedó en inventario.
  • Saber cómo está operando en mercado.

VE LA ENTREVISTA COMPLETA A EDUARDO BOHÓRQUEZ A CONTINUACIÓN:

Deja un comentario

82888
A %d blogueros les gusta esto: