Elecciones 2023. ¿Punto final de las elecciones presidenciales de 2024?

Por Jorge David Aljovín Navarro.

* Consultor y abogado en materia electoral.

Los comicios que se celebrarán en 2023 en Coahuila y estado de México prometen ser la joya de la corona, ya que sus resultados marcarán el pulso político y el futuro del oficialismo y de la oposición.

  • Coahuila y estado de México. El laboratorio de la elección presidencial de 2024.

Considerado por gran parte de la ciudadanía como la antesala o laboratorio de la elección presidencial de 2024, los comicios que se celebrarán en 2023 en Coahuila y estado de México prometen ser la joya de la corona, no sólo por su importancia simbólica de representar dos entidades federativas que no han conocido la alternancia y que forman parte de dos de los tres estados gobernados por el Partido Revolucionario Institucional (PRI) (si en esta ecuación se suma el reciente triunfo del tricolor en Durango) sino que sus resultados marcarán el pulso político y el futuro del oficialismo y de la oposición.

 

Foto: Forbes México,

Más si se toma en cuenta que se encuentra en juego la continuidad del autodenominado proyecto transformador por un sexenio más o si, por lo contrario, emergerá una opción política que sea capaz de hacer frente a la coalición gobernante o, en otras palabras, más allá de la estridencia de las declaraciones de los líderes partidistas corroborar en los hechos “si habrá tiro o no” de cara a la elección presidencial del 2024.

  • ¿Cuál es la tendencia?

Si tomamos en general los resultados de las últimas encuestas, de buenas a primeras pareciera que la ola izquierdista que ha sido predominante en países latinoamericanos como Perú, Chile, Colombia y próximamente con alta probabilidad Brasil, continuará su tendencia triunfalista y será el oficialismo el que se alzará con la victoria tanto en Coahuila como en estado de México, en donde destaca un empate estadístico en territorio coahuilense y una diferencia de alrededor de ocho puntos porcentuales en el reducto mexiquense.

Sin embargo, en política nada se encuentra escrito en piedra y más allá de las encuestas a menos de un año del 2023, los resultados de estos ejercicios estadísticos revelan que la lucha será encarnizada en estas entidades federativas, sino que adicionalmente se vaticina un escenario de polarización que hará mucho más difícil un espacio para la construcción de alternativas políticas que apuesten por un electorado de centro, ya que la oposición de perder Coahuila y estado de México, allanará el camino para que el oficialismo conquiste y gobierne no únicamente 22 sino 24 entidades federativas, lo cual en los hechos significaría un control de 75 por ciento de la población en nuestro país y, por lo tanto, proliferaría y se agudizaría esta división entre conservadores y liberales o como cada quien guste denominar bajo esta narrativa de división constante.

Foto:  capital21.cdmx.gob.mx

De ahí que la oposición tenga un enorme reto de no llegar dividida a los comicios del año 2023, cuyos oficios políticos y de unidad se pondrán a prueba con la selección de sus candidaturas, esto cuando en el estado de México una ruptura de la coalición “Va por México” asoma peligrosamente cuando desde el bloque oficial priista se propone la candidatura de Alejandra del Moral, quien no tendrá un día de campo ante la posibilidad que en su propio partido Ana Lilia Herrera levante la mano o, simplemente desde las huestes azules Enrique Vargas persista en la idea de postularse como candidato, por lo que la pregunta de fondo será ¿puede darse el lujo la oposición de dividirse y apostar por la fragmentación del voto?

Si esto no fuera suficiente se ha añadido un ingrediente adicional cuando desde el Instituto Nacional Electoral (INE) se ha dado como plazo hasta el 31 de octubre para que los partidos políticos armonicen sus documentos básicos, con la finalidad de que establezcan reglas claras para que las mujeres accedan a las gubernaturas y, al mismo tiempo, se les ordena para que al menos postulen una mujer en las candidaturas de las gubernaturas para las elecciones de Coahuila y estado de México.

Es decir, los partidos políticos deberán hacer suyo el mandato de paridad total que se ha venido construyendo a través de los esfuerzos legislativos, a nivel constitucional y legal y de las decisiones adoptadas por el INE y el Tribunal Electoral (TEPJF), lo cual reconfigura las negociaciones de uno y otro bando, no sólo bajo un parámetro pragmático de la unión temporal con fines políticos de partidos políticos en coaliciones, sino también como una expresión de pluralidad e integración.

Dejando como apunte que el traslape de la promoción de futuras candidaturas presidenciales en las elecciones del 2023 debe ser una variable que no se podrá dejar de tomar en cuenta, recordando las decisiones del INE y el Tribunal Electoral, ante un posible escenario de nulidad de estos comicios.

Foto: INE

  • ¿Qué se ve en el horizonte ante posibles divisiones internas en la selección de candidaturas?

Más allá de lo que ocurra en estos procesos de selección de candidaturas al interior de cada una de las coaliciones o partidos políticos en lo individual en el proceso venidero de 2023, el escenario será muy distinto a los anteriores comicios, en donde se promovió la estrategia mexiquense de fragmentación del voto, en su lugar lo que se visualiza es la necesidad de resurgir los gobiernos de coalición con independencia de los resultados.

Esto como un antídoto para vacunar las heridas que se generen en la selección de las candidaturas y, así garantizar no sólo la conquista del poder por el poder, sino también como un posible factor para generar gobernabilidad, ya sea ante un posible triunfo del oficialismo o la oposición en cada una de las entidades en juego durante el 2023 y, así evitar el silencio que se ha guardado a nivel federal que, a pesar de prever esta figura en el artículo 89, fracción XVII de nuestra Constitución Federal no tuvo un aterrizaje en ley reglamentaria, por lo tanto podría ser una buena oportunidad para que los congresos locales en Coahuila y estado de México generen una inercia contraria a la que estamos acostumbrados que se traduzcan en cambios que irradien de lo local a lo federal.

  • Datos relevantes.

Mientras el panorama electoral se despeja y se aclaran las dudas que inundan tanto en Coahuila como en Estado de México, a modo de colofón y calentar motores, se dejan algunos datos:

  1. ¿Qué se elige en Coahuila y estado de México? 27 candidaturas en total, 1 gubernatura en el Edomex, 1 gubernatura en Coahuila, Congreso Local en Coahuila (16 diputaciones MR y 9 diputaciones RP)
  2. Inicio del proceso electoral. Coahuila el 01 de enero de 2023. Estado de México la primera semana de enero de 2023 (01 al 07 de enero de 2023)
  3. Listados nominales aproximados. Coahuila 2.2 millones y estado de México 12,5 millones de ciudadanía con derecho a voto en números cerrados.
  4. Campañas electorales. Coahuila del 02 de abril al 31 de mayo de 2023. Estado de México por definir.
  5. Fecha de la elección. 04 de junio de 2023.

 

Sobre el autor.

Jorge David Aljovín Navarro es Licenciado en Derecho por el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), en donde obtuvo una mención por su trabajo de tesis. Cuenta con estudios en la Maestría de Derecho Procesal Constitucional, impartida por la Universidad Panamericana (UP). Doctorando por el Centro de Estudios Carbonell.

En lo profesional, se ha desempeñado como consultor y abogado a nivel municipal, estatal y federal, así como de autoridades electorales, Cámara de Diputados y partidos políticos. Actualmente, cuenta con participaciones en medios de radio y televisión, y en lo académico es autor de dos libros: “Manual del Procedimiento Especial Sancionador en Materia Electoral”, y “Vademécum Electoral”.

 

Conoce nuestra Revista Digital.

Deja un comentario

101661
  • A %d blogueros les gusta esto: