¿Electores informados o demasiada propaganda?

Por Zaidee López Solorio

Elecciones_2015_Propaganda_Alcaldes_de_Mexico

Desde que empezó el año y hasta mediados del mismo, estaremos expuestos a más de 7 millones de spots de publicidad electoral. Los partidos tendrán oportunidad de pasar 60 spots por partido, y exactamente, son 10 partidos políticos.

Hay diferentes posiciones sobre el impacto que este tipo de publicidad tiene sobre el electorado y cómo funcionan las campañas, porque pueden hacer la diferencia en una contienda. Es decir, la buena o mala presentación de tu producto, como en todo, hace la enorme diferencia.

En este contexto, la empresa Parametría dedicada a la investigación estratégica de la opinión y análisis de resultados, midió la manera en que los mexicanos se sienten sobre las campañas políticas y los spots que se han transmitido recientemente.

Las preguntas fundamentales que responde este estudio, son: qué opinión tienen los ciudadanos sobre las campañas políticas, si consideran que la cantidad de anuncios es la adecuada, qué opinan sobre las campañas negativas y qué tanto influyen las campañas en su decisión sobre por cuál partido votar.

Dos tercios de los entrevistados dijo que los spots políticos no son de su agrado, mientras que el 27 % mencionó que sí le gusta ese tipo de comunicación.

Se han hecho iniciativas ciudadanas para motivar políticas a no llenar de spots los medios y tampoco las calles de papel. Por ejemplo, la iniciativa #QuitaUnAnuncio para «limpiar las calles de contaminación visual» desde 2012, es una de las respuestas al bombardeo electoral.

Además de las que ya vemos y escuchamos todos los días, el INE ha habilitado una página donde se pueden consultar los promocionales de los partidos políticos, esto representa una cantidad enorme de información para los ciudadanos.

Esa información debe ser masticada muy pronto, antes de que salga un nuevo spot,  quien a su vez debe procesar los diferentes mensajes nuevos que recibe.

Según el estudio, para la mitad de la población del país (51%) la cantidad de anuncios publicitarios que difundirán los partidos es más de la que se debería transmitir, 25% menciona que es menos de la necesaria y únicamente 18% dice que es la cantidad correcta.

Los momentos más importantes para definir un voto es la precampaña y la campaña, esto es imprescindible explotarlo si eres un partido político; pero si no lo eres, siempre habrá un grupo al que perteneces: los que les gustan, los que les da igual y los que están enojados por la cantidad.

Sobre qué tanto los anuncios publicitarios de los partidos políticos influyen en la decisión de los ciudadanos, de acuerdo con la encuesta en mención, el 64 % de los entrevistados afirmó que este tipo de anuncios influyen “poco” o “nada” al tomar esa decisión.

Por otra parte, para 33 % este tipo de comunicación sí tiene impacto en su decisión para definir por quién votar, porcentaje que es considerable.

Sobre si es correcto o no tener tanta exposición es un amplio tema con directrices muy diversas, el debate es muy amplio. Quien dice que está de acuerdo asegura que es una herramienta útil de la vida democrática, que son información importante para el elector y que tiene ciertos atributos como: incentivar la rendición de cuentas o romper la demagogia de los mensajes políticos.

Pero otro porcentaje, afirma que los efectos son perjudiciales porque generan la polarización de la sociedad y efectos negativos como abstenerse al voto y a toda participación política.

En México, más entrevistados afirman que las campañas negativas no son de su agrado. Los ciudadanos prefieren anuncios que hablan de los logros del gobierno (35%), los que se enfocan en los candidatos (24%) y únicamente 17% indicó que le gustaban las campañas que hablan mal de los políticos de otros partidos.

En el mismo tenor, un poco más de la mitad de la población (53%), dijo que una campaña donde se critica a los candidatos de otros partidos no es información útil para los votantes, mientras que 33 % opina lo contrario.

Más mexicanos indican que no les gustan las campañas de los partidos políticos y consideran que la cantidad de anuncios que se difunden es más de la necesaria. Si bien para cuatro de cada seis esta información no tiene impacto en su decisión de voto, para tres de cada diez sí es trascendente.

Finalmente los ciudadanos manifiestan su descontento con las campañas negativas y las consideran información poco útil para los electores.

Dos temas importantes que nos revela este estudio, son que en primer lugar la mayor parte los mexicanos no les gusta el bombardeo mediático electoral, y hay un descontento por la publicidad.

Tiene más que ver con la sociedad informada, que está al tanto de lo que pase afuera y la abstinencia no es un ejercicio de poco criterio, sino una protesta de carácter personal contra lo que no les gusta del sistema, sin embargo, tenemos que dejar en claro que los anuncios no son votos, no importa cuántas veces tengas tiempo aire, sino cuántas acciones y participación política hay en un país.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: