Estados y municipios en el Presupuesto 2019

El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF), es una guía en donde se define la forma en la que se repartirán los recursos que obtiene el Estado, a partir de la recaudación de impuestos y los ingresos petroleros, no sólo para financiar las actividades del gobierno Federal, sino también para los gobiernos estatales y municipales.

El presupuesto para el próximo año contempla una bolsa extra de 7 mil millones de pesos más para estados y municipios, pues subió de un billón 648 mil millones, en el proyecto original, a un billón 655 mil millones de pesos.

Las participaciones sumarán 919 mil 817 millones de pesos en 2019, un aumento de 5 mil 320 millones de pesos a la propuesta enviada por la Secretaría de Hacienda, de 914 mil 496 millones de pesos. Se trata de un aumento de 9% respecto a lo aprobado para 2018.

Por otra parte, las aportaciones, incluidas en el Ramo 33, ascenderán a 735 mil 759 millones de pesos, que implica un aumento de mil 736 millones de pesos comparado con los 734 mil 22 millones de pesos propuestos por Hacienda, y un aumento de 2.9% comparado con 2018.

Entre ambos aumentos, se alcanzan los 7 mil millones de pesos.

Para 2019, el PEF contemplaba originalmente 1,897,707.5 millones de pesos para Gasto Federalizado, que se refiere a los recursos que el Gobierno de México transfiere a las entidades federativas y municipios. En términos reales se prevé un aumento de 2.1% respecto a lo aprobado en 2018.

De acuerdo con el documento de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el Gasto Federalizado aportará las siguientes cantidades por los conceptos:

Aportaciones Federales (Ramo 33): 735,738 millones de pesos, un incremento de 2.4% con respecto a 2018.

Participaciones Federales:  914.49 mil millones de pesos, un incremento de 8.4% respecto a 2018.

Subsidios (Ramo 23-Previsiones Salariales y Económicas): 13,459 millones de pesos. Un descenso de 69.4% respecto al 2018.

Convenios: 110,445.7 millones de pesos, un descenso de 15.0% respecto a 2018.

La reducción del Ramo 23 podría poner en jaque a las entidades que más dependen de este concepto; las de mayor preocupación podrían ser:

Campeche, ya que 11.3% de su gasto federalizado en los primeros 10 meses del 2018 provino de este ramo. Le siguen Baja California Sur (10.5%), Sinaloa, Durango (ambos con 10.1%), Coahuila (9.3%), Colima (8.4%), Yucatán (8.3%) y Guerrero (8.0%), de acuerdo con datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Según el PEF de este año, el Ramo 23 “es un instrumento de política presupuestaria que permite atender las obligaciones del gobierno federal cuyas asignaciones de recursos no corresponden al gasto directo de las dependencias ni de las entidades, específicamente este ramo se encarga de las provisiones salariales y económicas para el cumplimiento del balance presupuestario, el control de las ampliaciones y reducciones al presupuesto aprobado, con cargo a modificaciones en ingresos, operación de mecanismos de control y cierre presupuestario y otorgar provisiones económicas a través de fondos específicos a entidades federativas y municipios”.

Los estados que resentirían menos la reducción del Ramo 23 serían Guanajuato, Jalisco, Nuevo León, Morelos y Chihuahua, ya que de los recursos federales que recibieron en los primeros 10 meses del 2018, menos de 4.0% derivó de dicho apartado.

En 2019 también se propone implementar un paquete de estímulos para los municipios de la frontera norte con el fin de reactivar la economía en una región del país que durante la última década ha sido afectada por la violencia, el crimen organizado y que ha servido como amortiguador de flujos migratorios.

En total, esto podrían recibir los estados

En caso de aprobarse el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019, así se repartirían los recursos en los estados:

Entidad

PPEF 2019 (cifras en millones de pesos)

PPEF 2018 (mdp)

Aguascalientes (PAN)

20,356

18,385.6

Baja California (PAN)

49,038

42,569.4

Baja California Sur (PAN)

14,528

12,908.6

Campeche (PRI)

19,479

16,857.8

Chiapas (MORENA, entrante)

81,837

74,212.6

Chihuahua (PAN)

51,259

45,072.0

Ciudad de México (MORENA, entrante)

199,000

151,162.3

Coahuila (PRI)

40,665

36,020.8

Colima (PRI)

13,634

11,524.5

Durango (PAN)

27,936

24,452.4

Guanajuato (PAN, entrante)

71,668

63,378.3

Guerrero (PRI)

58,371

51,998.6

Hidalgo (PRI)

43,649

39,150.8

Jalisco (MC, entrante)

102,000

90,187.0

Estado de México (PRI)

202,000

182,230.6

Michoacán (PRD)

63,481

56,246.0

Morelos (MORENA, entrante)

26,193

23,169.5

Nayarit (PAN)

20,080

17,332.9

Nuevo León (Independiente)

70,806

59,054.9

Oaxaca (PRI)

66,872

61,092.2

Puebla (PAN, entrante)

79,800

70,134.5

Querétaro (PAN)

29,688

25,756.0

Quintana Roo (PAN)

23,977

21,405.7

San Luis Potosí (PRI)

40.917

35,140.3

Sinaloa (PRI)

45,779

37,146.0

Sonora (PRI)

44,201

38,812.0

Tabasco (MORENA, entrante)

81,837

37,867.8

Tamaulipas (PAN)

52,697

46,712.8

Tlaxcala (PRI)

19,833

17,729.7

Veracruz (MORENA, entrante)

109,000

99,933.3

Yucatán (PAN)

30,501

26,113.3

Zacatecas (PRI)

26,715

23,405.4

PARTICIPACIONES (NO ETIQUETADOS)

Cabe resaltar que en el Ramo 28 del Presupuesto de Egresos, que se refiere a recursos no etiquetados, se asignan de manera proporcional a la participación de las entidades en la actividad económica y la recaudación del país; por lo tanto, su reparto pretende generar incentivos en los estados.

En este rubro, los estados que más dinero recibirían son el Estado de México (122,000 mdp), la Ciudad de México (96,170 mdp) y Jalisco (60,259 mdp), mientras que los que menos recursos tendrían son Colima (6,014 mdp) y Baja California Sur (6,448 mdp).

Pero visto en términos de crecimiento en comparación con el año pasado, Campeche sería el gran ganador con 18% más recursos. La entidad, que el gobierno de López Obrador quiere que funja como la nueve sede de Pemex y sea parte del recorrido del Tren Maya, recibiría 9,864 millones de pesos.

Por su parte, la Ciudad de México sería la que menos incremento tendría, con solo 2.2%, dado que en 2018 se le aprobaron 90,579 mdp y para el próximo año se prevén 96,170 mdp, cerca de 5,591 mdp más.

APORTACIONES (MONTOS ETIQUETADOS)

Las aportaciones son los recursos descentralizados de los estados y municipios destinados a solventar prioridades en materia de educación, salud, infraestructura social, seguridad pública y el fortalecimiento financiero de las entidades federativas y de los municipios.

Son montos etiquetados, es decir, que tienen destino en específico. Su trasferencia está condicionada a resolver las problemáticas que se deriven de tales necesidades y representan la mayor parte de los ingresos que reciben los estados.

Por montos totales, el Estado de México (75,414 mdp), la Ciudad de México (69,498 mdp) y Veracruz (54,022 mdp) son las entidades que recibirían más de aprobarse la propuesta de gasto. Se trata también de las entidades con mayor número de habitantes a nivel nacional.

Sin embargo, con un incremento de 5.5% respecto del año pasado, el más alto entre todos los estados, Baja California Sur, gobernada por Carlos Mendoza Davis (PAN), sería la más beneficiada en 2019 con estos recursos. Esto, debido a que pasaría de tener 6,549 mdp en 2018 a 7,174 mdp en 2019.

Mientras tanto, Sonora sería la más castigada con solo 0.1% de incremento en sus aportaciones, al pasar de 15,272 mdp a 15,885 mdp.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: