Este será el primer país con transporte público gratuito

Diversas estrategias de movilidad en las ciudades incluyen transporte cada vez más amigable con el medio ambiente, con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas que ahí habitan, sin embargo pocas han contemplado la gratuidad del servicio público como incentivo para dejar de usar el transporte privado.

A Luxemburgo, cuya capital es una las urbes con mayores problemas de tráfico, cada día llegan alrededor de 200 mil personas que cruzan la frontera desde Francia, Bélgica o Alemania. Por ello el gobierno de este pequeño pero próspero país de Europa Central, decidió brindar a los ciudadanos un transporte gratuito que incluye tranvías, trenes y autobuses.

Sin embargo, esta medida que busca combatir la contaminación a través de una movilidad más limpia y que ya se aplica para ciudadanos menores de 20 años, se comenzará a aplicar de forma global hasta el primer trimestre de 2020, según anunció el primer ministro Xavier Bettel, quien este noviembre tomó posesión de su segundo mandato, con el medio ambiente como una de sus prioridades.

“Una movilidad eficiente y sostenible no solamente es esencial para nuestra economía, también indispensable para nuestros objetivos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero en el horizonte 2030, así como para la calidad de vida para todos aquellos que viven y trabajan en nuestro país”, señaló el gobierno de Luxemburgo en uno de sus acuerdos.

No es buena noticia para todos

Según el Ministerio de Transportes de Luxemburgo, el costo de operar el transporte público es de 491 millones de euros y las ventas de billetes y suscripciones representan 40 millones de euros al año.

Pero estas ventas también generan empleos y por eso el proyecto del gobierno ya está causando preocupación entre los trabajadores, ya que las ventanillas deberían cerrarse. “Mientras no se aclare, no podemos aceptar esto”, se quejó Georges Merenz, presidente de FNCTTFEL-Landesverband, el principal sindicato de transporte en el Gran Ducado.

También señaló que la medida no beneficiaría a los habitantes de las zonas rurales, y se preguntó sobre su aplicación a los trabajadores transfronterizos que utilizan el transporte público.

Y es que debido a los sueldos atractivos que se pagan en Luxemburgo y la baja tasa de desempleo, el país resulta atractivo para trabajadores de países vecinos que deben regresar a sus países de origen cada día debido a los altos costos de la vivienda en el país.

Con información de RT

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: